La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 6:63

Mostrar el Capítulo y las notas   

 63 El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida.6 [Jesús es el pan de vida: la vida de Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "Las palabras que yo les hablo imparten vida; el Espíritu da la vida con cada palabra que es oída." Para adquirir más de Jesús, (la vida), usted debe estar en silencio, esperarlo a Él, oír, escuchar las palabras que él le habla a usted, y obedecer lo que él le manda. Sus palabras que él nos habla nos imparten la vida de Dios y están implantadas en nuestros corazones; y debido a que Jesús es la vida de Dios, sus palabras habladas forman a Jesús dentro de nosotros, hasta que finalmente él es resucitado en nosotros para llegar a ser nuestro verdadero Señor, gobernando nuestros pensamientos, palabras y obras. De la Palabra del Señor en el interior: "Cristo es en realidad resucitado en cada persona que viene de Él y le obedece repetidamente. Con persistente y fiel obediencia, usted también será resucitado."]

Romanos 10:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Más bien, ¿qué dice? "La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón [para que la puedas oír y obedecer];" esta es la palabra de fe que predicamos:1 [Esto hace referencia a Deut 30:14, que dice: Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas. Los apóstoles predicaron que el Señor habla palabras desde el interior de tu corazón, para ser oídas, creídas, y después obedecidas en fe; por eso es llamada la palabra de fe. Los apóstoles predicaron que la fe viene por el oír la palabra en su corazón, Rom 10:17. Aquel que va a Él comes para escuchar la palabras que Él habla (desde el interior de su corazón), y después las obedece, edifica su fe sobre la roca sólida. Lucas 6:47. Usted viene a Él al sentarse en humilde silencio, esperando en Él, a medida que usted oye las palabras que Él habla y vela esperando sus revelaciones.]

Deuteronomio 30:10-14

Mostrar el Capítulo y las notas   

 10 Cuando escuchas y haces caso a la voz de Jehovah tu Dios para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; y cuando te vuelves a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma. [¿Dónde se debe oír esta voz de Jehová tu Dios? En el versículo 14 a continuación él responde: la palabra, (que es Dios, Juan 1:1), está muy cerca de ti, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas.]

 11 "Porque este mandato que te mando hoy no está oculto de ti, ni está lejos. [Su mandato en el versículo anterior era escuchar y hacer caso a la voz de Jehovah tu Dios y volverte a Jehovah tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y Él entonces nos dice que su voz y Él están cerca, en nuestros corazones y bocas, para ser obedecidos.]

 12 No está en el cielo, para que digas: '¿Quién subirá por nosotros al cielo y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?'

 13 Tampoco está al otro lado del mar, para que digas: '¿Quién cruzará el mar por nosotros y lo tomará para nosotros, y nos lo hará oír, a fin de que lo cumplamos?'

 14 Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas.2 [Dios es la palabra: En el principio era el Verbo [la Palabra], y el Verbo [la Palabra] era con Dios, y el Verbo [la Palabra] era Dios. Juan 1:1. Dios está cerca de usted, en su corazón y boca, para ser obedecido. Vaya al interior para oír, aprender, llegar a ser puro, llegar a ser santo, para conocer a Dios, para ver Dios, para estar con Él.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.