La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 11:33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 "Al encender una lámpara nadie la pone en oculto, ni debajo de un cajón, sino sobre un candelero para que todos los que entren vean la luz.4 [ No hay cosa tal como un cristiano verdadero pero secreto, que ha entrado en el reino de los cielos, en unión con Dios, para convertirse en una luz. Dios no esconde su luz de la tierra. Un hijo de luz, caminando en la luz de Dios, oye qué palabras debe decir, ve qué obras virtuosas debe hacer, mientras es impulsado por el Espíritu de Dios— así sus palabras y obras muestran el amor de Dios al mundo y le dan honor, gloria y gozo a Dios. Cuando una persona llega a ser un hijo de luz, caminando en la luz, su luz resplandecerá en la oscuridad del mundo. De la Palabra del Señor en el interior: "Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no caminará en oscuridad sino tendrá la luz de la vida. Caminar en la luz es ser guiado a través de la vida por Dios; caminar en oscuridad es hacer sus propias decisiones con respecto a qué hacer y qué decir. Todo pecado es oscuridad. El mundo entero está en impiedad; la impiedad no conoce vergüenza. La oscuridad se burla de la tierra; la oscuridad cubre la tierra.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

4 Al encender una lámpara nadie la pone en oculto, ni debajo de un cajón, sino sobre un candelero para que todos los que entren vean la luz. No hay cosa tal como un cristiano verdadero pero secreto, que ha entrado en el reino de los cielos, en unión con Dios, para convertirse en una luz. Dios no esconde su luz de la tierra. En Inglaterra durante el siglo 17, cuando decenas de miles de cuáqueros entraron el el reino de los cielos, el Señor le dijo a Jorge Fox: "Si sólo un hombre o una mujer fuera levantado por su poder, para permanecer y vivir en el mismo espíritu en el que estaban los profetas y apóstoles que nos dieron las escrituras, ese hombre o mujer debiera sacudir toda esa región con su profesión por diez millas a la redonda." Porque la gente tenía las escrituras, pero no estaban en la misma luz, poder, y espíritu en el que estaban aquellos que nos dieron las escrituras: de modo que ninguno conocía a Dios, ni a Cristo, ni las escrituras correctamente; ni tenían unidad los unos con los otros, ya que estaban fuera del poder y el espíritu de Dios. Y el Señor ciertamente no escondió a Jorge Fox debajo de un cajón; él era el hombre más famoso en Inglaterra durante su tiempo. Aún Oliverio Cromwell, el revolucionario "Señor Protector," quien destronó al rey Carlos I, estaba impresionado con Jorge Fox.

_______________________________________