La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 12:35-59

Mostrar el Capítulo y las notas   

 35 Estén ceñidos vuestros lomos y encendidas vuestras lámparas.

 36 Y sed vosotros semejantes a los siervos que esperan a su señor cuando ha de volver de las bodas, para que le abran al instante en que llegue y llame. [He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él y cenaré con él, y él conmigo. Apoc 3:20]

 37 Bienaventurados aquellos siervos a quienes el señor les encuentre velando cuando llegue. De cierto os digo que se ceñirá y hará que se sienten a la mesa a comer, y viniendo les servirá.

 38 Aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los halla así, ¡bienaventurados aquellos siervos!

 39 Sabed que si el dueño de casa hubiera sabido a qué hora habría de venir el ladrón, no habría permitido que forzara la entrada a su casa.

 40 Vosotros también estad preparados, porque a la hora que no penséis, vendrá el Hijo del Hombre.

 41 Entonces Pedro le dijo: --Señor, ¿dices esta parábola para nosotros, o también para todos?

 42 Y dijo el Señor: --¿Quién es, pues, el mayordomo fiel y prudente, a quien el señor pondrá sobre los de su casa para que les dé sus raciones a su debido tiempo?

 43 Bienaventurado será aquel siervo a quien, cuando su señor venga, le encuentre haciéndolo así.

 44 En verdad os digo que le pondrá sobre todos sus bienes.

 45 Pero si aquel siervo dice en su corazón: "Mi señor tarda en venir" y comienza a golpear a los siervos y a las siervas, y a comer y a beber y a embriagarse,

 46 vendrá el señor de aquel siervo en el día que no espera y a la hora que no sabe, y le castigará duramente y pondrá su parte con los incrédulos.

 47 Porque aquel siervo que entendió la voluntad de su señor y no se preparó ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. [De la Palabra del Señor en el interior: "Nunca te des por vencido, no importa qué tan bien se sienta el mirar atrás. Es de ciegos el darse por vencido, conociendo la voluntad de Dios. Ni siquiera pienses en darte por vencido."]

 48 Pero el que no entendió, aunque hizo cosas dignas de azotes, recibirá pocos azotes. Porque de todo aquel a quien le ha sido dado mucho, mucho se demandará de él; y de aquel a quien confiaron mucho, se le pedirá más.5 [ Las marcas de los azotes purifican del mal, y los golpes purifican al corazón. Prov 20:30.]

 49 He venido a echar fuego en la tierra. ¡Y cómo quisiera que ya estuviese encendido!

 50 Tengo un bautismo con que ser bautizado, ¡y cómo me angustio hasta que se cumpla!

 51 ¿Pensáis que he venido a dar paz en la tierra? ¡Os digo que no, sino a causar división!

 52 Porque de aquí en adelante cinco en una casa estarán divididos: tres contra dos y dos contra tres.

 53 El padre estará dividido contra el hijo, y el hijo contra el padre; la madre contra la hija, y la hija contra la madre; la suegra contra su nuera, y la nuera contra su suegra.6

 54 Decía también a las multitudes: --Cuando veis la nube que sale del poniente, luego decís: "Va a llover." Y así sucede.

 55 Cuando sopla el viento del sur, decís: "Hará calor." Y lo hace.

 56 ¡Hipócritas! Sabéis interpretar el aspecto del cielo y de la tierra, ¿y cómo no sabéis interpretar este tiempo?

 57 ¿Por qué no juzgáis vosotros mismos lo que es justo?

 58 Pues cuando vayas al magistrado con tu adversario, procura con diligencia arreglarte con él en el camino, no sea que te arrastre al juez y el juez te entregue al policía, y el policía te meta en la cárcel. [Jesús usa la cárcel como una metáfora del infierno; él le está suplicando a los hombres que hagan lo bueno y advirtiéndoles las consecuencias de hacer lo malo.]

 59 Te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado la última blanca.7

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

7 Te digo que no saldrás de allí hasta que hayas pagado la última blanca. ¡Note! El hombre sale del infierno. Su tiempo en el infierno se cumple cuando ha pagado hasta el último centavo de su deuda de pecado cometido en su vida terrenal. Esto muestra que no hay un tiempo infinito en el infierno para el hombre. Como también lo muestra Apocalipsis: los cobardes, los incrédulos y los que no tienen fe, para los abominables y homicidas, para los inmoralidad sexual y los practicantes de artes mágicas, para los idólatras y todos los mentirosos, tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. Apoc 21:8. La parte de cada hombre depende de lo que él hizo en su vida terrenal.

_______________________________________