La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 16:19-31

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 "Cierto hombre era rico, se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.

 20 Y cierto pobre, llamado Lázaro, estaba echado a su puerta, lleno de llagas,

 21 y deseaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico. Aun los perros venían y le lamían las llagas.

 22 "Aconteció que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico, y fue sepultado.

 23 Y en el Hades, estando en tormentos, alzó sus ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. [Según la Net Biblia, "El término griego Hades representa el concepto hebreo de Sheol. Es lo que hoy se llama el infierno".]

 24 Entonces él, dando voces, dijo: 'Padre Abraham, ten misericordia de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.'

 25 "Y Abraham dijo: 'Hijo, acuérdate que durante tu vida recibiste tus bienes; y de igual manera Lázaro, males. Pero ahora él es consolado aquí, y tú eres atormentado.

 26 Además de todo esto, un gran abismo existe entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, ni de allá puedan cruzar para acá.'

 27 "Y él dijo: 'Entonces te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi padre

 28 (pues tengo cinco hermanos), de manera que les advierta a ellos, para que no vengan también a este lugar de tormento.'

 29 Pero Abraham dijo: 'Tienen a Moisés y a los Profetas. Que les escuchen a ellos.'

 30 Entonces él dijo: 'No, padre Abraham. Más bien, si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.'

 31 Pero Abraham le dijo: 'Si no escuchan a Moisés y a los Profetas,3 tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.'"[Al igual que los judíos que realmente no podían oír a Moisés y los profetas, los cristianos de hoy presumen que ellos son inmunes a todas las excepciones mencionadas en la Biblia, y a sus requisitos, y condiciones para calificar de la salvación; ellos también pasan por alto que todo hombre será juzgado por sus obras y sus palabras. Por lo tanto, los cristianos de hoy, al escuchar las palabras de las escrituras, también las oyen como una hermosa canción en sus oídos, pero no se aplican los mandamientos a sí mismos — siempre piensan que las advertencias y mandatos se aplican a la gente mala, no a la gente recta y creyente como ellos; por lo tanto no obedecen los mandamientos que oyen, y permanecen siendo esclavos del pecado; y así, como Lázaro en esta parábola, son excluidos del cielo cuando mueren.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Si no escuchan a Moisés y a los Profetas. Los judíos hacían que las escrituras les fueran leídas frecuentemente, sin embargo no oyeron las claras advertencias, particularmente las advertencias acerca de que no estaban escuchando la Voz del Señor, (haga clic aquí para ver muchas de estas advertencias). Ezequiel describió su lentitud para oír de la siguiente manera:

He aquí que para ellos tú eres como una hermosa canción de alguien que tiene una voz agradable y que toca bien su instrumento,
porque ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra [obedecen].
Eze 33:32

Al igual que los judíos que realmente no podían oír a Moisés y los profetas, los cristianos de hoy presumen que ellos son inmunes a todas las excepciones mencionadas en la Biblia, y a sus requisitos, y condiciones para calificar de la salvación; ellos también pasan por alto que todo hombre será juzgado por sus obras y sus palabras. Por lo tanto, los cristianos de hoy, al escuchar las palabras de las escrituras, también las oyen como una hermosa canción en sus oídos, pero no se aplican los mandamientos a sí mismos — siempre piensan que las advertencias y mandatos se aplican a la gente mala, no a la gente recta y creyente como ellos; por lo tanto no obedecen los mandamientos que oyen, y permanecen siendo esclavos del pecado; y así, como Lázaro en esta parábola, son excluidos del cielo cuando mueren.

_______________________________________