La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 4:18-20

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar el evangelio a los pobres [en Espíritu]; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón [que lloran por causa de su esclavitud al pecado], a proclamar libertad a los cautivos [del pecado] y restablecimiento de la vista a los ciegos [espirituales], para liberar aquellos que están oprimidos [esclavos del pecado]2 [El evangelio es el ministerio del Espíritu para liberarlo completamente del pecado, a medida que usted se arrepiente de sus viejos caminos de egoísmo en la cruz interna de la negación propia; para ser lavado, limpiado, y purificado; para entonces ser trasladado al reino de Cristo; y después vivir en unión con Cristo y con Dios, en la tierra y para siempre. ]

 19 y para proclamar el año agradable del Señor.

 20 Después de enrollar el libro y devolverlo al ayudante, se sentó. Y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

1 Juan 2:13-14,5:4,1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Os escribo a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os escribo a vosotros, jóvenes, porque habéis vencido al maligno. Os he escrito a vosotros, niñitos, porque habéis conocido al Padre. [En este versículo la palabra griega para jóvenes que han vencido al diablo es neaniskoi <3495>, y la palabra griega para niñitos que conocen al Padre es paidia <3813>; para conocer al Padre es ser liberado del pecado, en unión con Dios y en el Reino.]

 14 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.2 [La palabra griega para jóvenes en este versículo nuevamente es neaniskoi <3495>. En este capítulo Juan se dirige a los discípulos que todavía pecan, sin salvación; además Juan se dirige a tres grupos de hijos de Dios que tienen la salvación y están liberados del pecado: 1) niñitos que conocen al Dios, 2) jóvenes, que han vencido al diablo y se han fortalecido en la medida de la Palabra de Dios (Jesús) viviendo en ellos, y 3) más fuertes aún, padres, capaces de desarrollar a otros niños.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 [En este capítulo Juan cuidadosamente define cuáles son las experiencias que califican a un creyente que ha nacido de Dios, las cuales están resumidas aquí:

  1. un creyente nacido de Dios guarda los mandamientos de Dios, y éstos no son una carga; versículos 2,3
  2. el creyente nacido de Dios ha vencido al mundo al crucificar su naturaleza pecaminosa, (los antojos prohibidos, los deseos apasionados, y la lujuria de ella), versículos 4,5
  3. el creyente nacido de Dios ha visto en su corazón por la luz que manifiesta todas las cosas los tres testigos en la tierra: (Vea el versículo 8 y la nota número 3 que se encuentra aquí para más descripción de los tres testimonios que se deben experimentar antes de que uno nazca otra vez.) De la Palabra del Señor en el interior: "Los tres testigos: estos tres deben ser manifestados claramente".
  4. el creyente nacido otra vez tiene vida eterna en él, la cual es ser restaurados a la imagen espiritual de Dios en verdadera justicia y santidad. versículo 12
  5. el creyente nacido otra vez no peca y no puede pecar porque está protegido por su Padre para no caer en ninguna tentación. versículo 18
  6. Jesús está presente dentro del creyente, y el creyente está en Cristo; el creyente está en unión con Cristo y el Padre. versículo 20

Aquellos que dicen que son cristianos nacidos otra vez que todavía están viviendo en los deseos carnales y placeres del mundo, y por lo tanto todavía son esclavos del pecado, están difamando la verdad y crean confusión.

De la Palabra del Señor en el interior:

 1 Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo es nacido de Dios, y todo aquel que ama al padre ama también al que es nacido de él.1

 4 Porque todo lo que ha nacido de Dios vence [ha conquistado] al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo: nuestra fe. [Juan nos dice lo que significa vencer al mundo en 1 Juan 2:17: el mundo está pasando y desapareciendo, junto con sus deseos y su lujuria (sus deseos apasionados). Pablo confirma: están escritas para nuestra instrucción, para nosotros sobre quienes ha llegado (tiempo pasado) el fin de las edades; el mundo me ha sido crucificado a mí y yo al mundo, Gál 6:14. Vencer al mundo es ser crucificado a los deseos del mundo: haber hecho morir la lujuria y los deseos de cosas, riqueza, cuerpos, sexo; esa es la victoria que vence. Pero la única victoria que han experimentado los creyentes del cristianismo es la victoria sobre sus conciencias y la culpa de cometer pecado.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.