La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 8:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 "Ésta es, pues, la parábola: La semilla es la palabra de Dios.1 [El original griego para palabra en este versículo es logon <3056> que en inglés significa: 1) de un discurso; 1a) una palabra, pronunciada por una voz viviente, que encarna un concepto o idea; 1b) lo que alguien ha dicho. Esto no se refiere a oír la lectura de la Biblia; más bien se refiere a oír a Jesús hablarle a usted desde el interior de su corazón. La Palabra de Dios es el nombre de Jesús, y hay una pequeńa medida de la Palabra y luz en el corazón de cada hombre, que está allí para que podamos oírla y obedecerla; esa es la palabra de fe que los apóstoles predicaron. Juan 1:1-4, Juan 1:7,9, Apoc 19:13-16, Rom 10:8,17, Deut 30:10-14, Efe 4:21. Las palabras que oímos y recibimos con mansedumbre están implantadas en nuestro corazón. Santiago 1:21. Las palabra que él nos habla son Espíritu y nos imparten la vida de Dios. Juan 6:63.]

1 Pedro 1:23,25

Mostrar el Capítulo y las notas   

 23 Para nacer de nuevo, no de simiente corruptible sino de incorruptible, por medio de la palabra de Dios que vive y perdura para siempre.7 [La Biblia no vive ni perdura para siempre, pero Cristo, la Palabra de Dios, sí vive y perdura para siempre.]

 25 pero la palabra del Seńor permanece para siempre. Ésta es la palabra [la palabra en su corazón] del evangelio que os ha sido anunciada.8 [La Biblia no vive ni perdura para siempre, pero Cristo, la Palabra de Dios, sí vive y perdura para siempre. El Espíritu de Cristo, la Palabra de Dios, le ha predicado el evangelio a toda criatura debajo del cielo. Col 1:23]

1 Juan 3:9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9  Todo aquel que ha nacido de Dios no comete el pecado, porque la simiente de Dios [Cristo] permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios.5 [Para ser nacido otra vez, usted debe ser crucificado, lo cual destruye todos los deseos para pecar en usted. Como una nueva criatura usted es entonces resucitado por Jesús para ir al cielo, quien le muestra al Padre, y entonces usted le pertenece a Jesús y al Padre. Una vez que usted está en la mano del Padre, usted es protegido para nunca pecar otra vez. "Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Dios protege a aquel a quien ha engendrado, y el maligno no le toca". 1 Juan 5:18.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.