La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 8:14-15

Mostrar el Capítulo y las notas   

 14 En cuanto a la parte [la semilla] que cayó entre los espinos, éstos son los que oyeron; pero mientras siguen su camino, son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto para perfección.2

 15 Pero en cuanto a la parte [la semilla] que cayó en buena tierra, éstos son los que, al oír con corazón bueno y recto, retienen la palabra oída; y llevan fruto con firme resistencia. [Y a aquellos que resisten y perseveran hasta el fin, cuando Cristo viene a herir la cabeza de Satanás bajo sus pies, se produce fruto para perfección, lo cual honra y glorifica al Padre.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto a la perfección. La gente oye a Jesús hablar desde el interior de sus corazones. A veces el diablo les quita inmediatamente lo que han oído, aún antes de que entiendan o recuerden. Algunos oyen, y lo reciben con gran entusiasmo y gozo; después obedecen por un tiempo, y después ellos caen en la tentación y desobedecen lo que han entendido que Dios requiere; y después se olvidan. Algunos oyen pero no crecen porque son ahogados con las preocupaciones del mundo, la búsqueda de las riquezas, y satisfacer los placeres; por lo tanto nunca maduran como cristianos, lo cual es producir fruto. Lo que cayó en buena tierra, (las palabras oídas por un alma dedicada y hambrienta), produjo fruto para perfección por la perseverancia — usted debe perseverar hasta el fin, cuando vea a Cristo que trae la salvación y sea trasladado hacia el reino de Dios. Usted debe continuar haciendo de la búsqueda y la obediencia la prioridad más grande de su vida, no sólo para obtener la salvación y la unión con Cristo, sino también para evitar el destino de los árboles y las ramas que no producen fruto.

El fruto de la perfección se refiere a producir el fruto del Espíritu que es amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad (incluyendo moralidad e integridad), bondad, fe, benignidad (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, pasiones y deseos); esto envuelve el deshacerse de la inmoralidad sexual (incluyendo la fornicación y el adulterio), impureza, lujuria, idolatría (incluyendo la codicia), hechicería, odio, discutiendo, celos, ira, ambición, divisiones, facciones (incluyendo hacer sectas), envidia, borrachera, fiestas (con fuertes cantos, bailes, y bebidas alcohólicas) y cosas similares, Gál 5:19-23, y cuando usted lleva (produce) mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y ustedes demuestran y prueban que son verdaderos discípulos, Juan 15:8.

"YO SOY la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer. Juan 15:4-6. Todo árbol que no lleva buen fruto, se corta y se echa en el fuego. Mat 7:18-20, y Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir en vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que puede Dios, aun de estas piedras, levantar hijos a Abraham. Lucas 3:7-9, y El que no permanece en mí, será echado fuera como mal pámpano, y se secará; y los cogen, y los echan en el fuego, y arden, Juan 15:6. Ni le digamos: "Soy un creyente en Jesús que ha sido salvado; no tengo que ser obediente a todos los mandamientos de Jesús para poder producir fruto." Porque lo más seguro es que él le diga: Apártense de mí, obradores de maldad, porque nunca los he conocido. Mat 7:21-23.

El fruto es producido al buscar al Señor, por medio de esperarlo silenciosamente, escuchar su voz, oír su voz y plantarlo en su corazones para dejarlas allí, y obedecerlas como Dios manda.

_______________________________________