La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Lucas 9:35

Mostrar el Capítulo y las notas   

 35  Y vino una voz desde la nube, que decía: "Este es mi Hijo amado, a él oíd [crean y obedezcan]." [Esto se aplica a todos nosotros también. Nosotros debemos oír al Señor hablándonos y después obedecer; obedecer es seguir. De la Palabra del Señor en el interior: "Sigue de manera precisa; no te desvíes."]

Hechos 3:22-23

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Porque ciertamente Moisés dijo [acerca de Jesús]: El Señor vuestro Dios os levantará, de entre vuestros hermanos, un profeta como yo. A él escucharéis en todas las cosas que os hable.

 23 Y sucederá que cualquier persona que no escuche y obedezca a aquel profeta será destruida; y alejada del pueblo.2 [Esto también se aplica a todos los hombres en todas las naciones porque Jesús, la luz en cada hombre, anónimamente le ruega a los hombres a alejarse de sus malos caminos; pero la mayoría de los hombres en su oscuridad ignoran esos ruegos, porque ellos aman su vida egoísta y pecaminosa. Si el hombre hace caso a esos ruegos, el Señor derrama más de su Espíritu sobre él, dándole un hambre de buscarle a Él aun más. Cuando ellos mueren, aquellos que no esperaron para escuchar y después obedecer al Señor serán expulsados del cielo, y sus almas serán destruidas. De la Palabra del Señor en el interior: "Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Todos los hombres están sin excusa; si yo estuviera en silencio, ellos tendrían una excusa. Yo les he advertido y les he dado los requisitos, y les he predicado las exclusiones; ellos no deberían esperar nada más ni una conclusión. El camino es claro: escuchen y obedezcan."]

Hebreos 5:9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 Y habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan,1 [La salvación es ser liberados (hechos libres) de todo pecado, aún los deseos, por medio de la obediencia persistente al Espíritu que crucifica al espíritu egoísta humano en la cruz interna de la negación propia. Usted debe esperarle persistente y pacientemente en silencio para oír sus mandatos, a medida que usted oye y vela; entonces le presta atención y le  obedece. De la Palabra del Señor en el interior: "La salvación ocurre cuando tú eres uno con Cristo y Dios."]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.