La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Marcos 4:3-15

Mostrar el Capítulo y las notas   

 3 "¡Oíd! He aquí un sembrador salió a sembrar.

 4 Y mientras sembraba, aconteció que parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la devoraron.

 5 Otra parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra, y en seguida brotó; porque la tierra no era profunda.

 6 Y cuando salió el sol se quemó, y porque no tenía raíces se secó.

 7 Otra parte cayó entre los espinos. Y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.

 8 Y otras semillas cayeron en buena tierra y creciendo y aumentando dieron fruto. Y llevaban fruto a treinta, sesenta y ciento por uno."

 9 Y decía: "El que tiene oído para oír, oiga."

 10 Cuando estuvo solo, los que estaban alrededor de él junto con los doce le preguntaban en cuanto a las parábolas.

 11 Y él les decía: "A vosotros se os ha dado el misterio del reino de Dios; pero para los que están fuera, todas las cosas están en parábolas,

 12 para que viendo vean y no perciban, y oyendo oigan y no entiendan; de modo que no se conviertan y sean despedidos."1 [Este versículo parece estar en conflicto con un Dios amante, lo cual se explica en la nota.]

 13 Luego les dijo: "¿No comprendéis esta parábola? ¿Cómo, pues, entenderéis todas las parábolas?

 14 El sembrador siembra la palabra.2 [El original griego para palabra en este versículo es logon <3056> que en inglés significa: 1) de un discurso; 1a) una palabra, pronunciada por una voz viviente, que encarna un concepto o idea; 1b) lo que alguien ha dicho. Esto no se refiere a oír la lectura de la Biblia; más bien se refiere a oír a Jesús hablarle a usted desde el interior de su corazón. La Palabra de Dios es el nombre de Jesús, y hay una pequeña medida de la Palabra y luz en el corazón de cada hombre, que está allí para que podamos oírla y obedecerla; esa es la palabra de fe que los apóstoles predicaron. Juan 1:1-4, Juan 1:7,9, Apoc 19:13-16, Rom 10:8,17, Deut 30:10-14, Efe 4:21. Las palabras que oímos y recibimos con mansedurmbre están implantadas en nuestro corazón. Santiago 1:21. Las palabra que él nos habla son Espíritu y nos imparten la vida de Dios. Juan 6:63.]

 15 Primero están estos que caen junto al camino donde se siembra la palabra. Y cuando la oyen, en seguida viene Satanás y quita la palabra que había sido sembrada en ellos.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Esta parábola es la manera en la que la palabra de Dios, desde el interior del hombre, es oída y escuchada. Estas palabras son enseñanzas y mandamientos desde el interior del corazón del hombre, la palabra de Dios en el corazón, que es oída y que produce fe. Algunas son oídas por los que están desinteresados y son robadas inmediatamente por Satanás, y así llegan a estar sin efecto. Algunos mandamientos y enseñanzas se pierden cuando la gente resiente el fuego de las aflicciones y persecuciones, y todos los que quieran vivir piadosamente en Cristo Jesús sufrirán. Algunos se pierden por los cuidados, la codicia por el dinero, y la atracción de los placeres del mundo — que los ahogan hasta que llegan a ser olvidados y no practicados. Pero algunos son recibidos en un corazón sincero, que continúa obedeciendo las enseñanzas; tales personas obedientes después producen fruto — el fruto del Espíritu: amor, paz, gozo, paciencia, bondad, fidelidad, benignidad, temperancia, etc. Jesús también les dijo después: Hagan caso de lo que oyen; con la medida que midas serás medido; y a ustedes que oyen más les será dado.

¿Quién es el sembrador que siembra la semilla, y que está hablando la palabra de Dios? Obviamente es el Espíritu Santo, quien es prometido por Jesús para guiarnos hacia toda verdad y enseñarnos todas las cosas. Ahora, debido a que el Espíritu Santo es el sembrador, ¿piensa usted que él le está leyendo las escrituras a la gente? O si usted piensa que el Espíritu Santo le enseña cuando usted lee la Biblia, pregúntese a sí mismo esto: 1) ¿Cómo puede usted aprender todas las cosas y toda la verdad al leer la Biblia? Todas las cosas y toda la verdad no están en la Biblia. 2) Si usted puede aprender del Espíritu Santo al leer la Biblia, ¿por qué, si hay millones de personas que leen la Biblia cada día, existen 45,000sectas diferentes en el cristianismo hoy en día, cada una con una opinión diferente con respecto a lo que significa la Biblia; cuando el propósito del Espíritu Santo es una fe, y que todos estén en la unidad del Espíritu? Claramente el sembrador es el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo le está hablando palabras a sus oidores en sus corazones, reconociendo completamente sus características y requisitos individuales, en un lenguaje que es adaptado a cada oidor, con respecto a temas y misterios que no están incluídos en las escrituras. Claramente la palabra de Dios, que es el espíritu de Cristo en su corazón, no es las escrituras.

_______________________________________