La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 15:18-19

Mostrar el Capítulo y las notas   

 18 Pero lo que sale de la boca viene del corazón, y eso contamina al hombre. [Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y perverso. Jeremías 17:9...el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud...Génesis 8:21]

 19 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las inmoralidades sexuales, los robos, los falsos testimonios y las blasfemias.5 [El corazón de todo hombre comienza lleno de maldad, lleno de pecado, contaminado, y descalificado para el cielo. A menos tu corazón esté limpio por el Espíritu del Señor que destruye el pecado dentro de cada hombre, todos los hombres caminan de acuerdo a los caminos del mundo y al dios de este mundo, satisfaciendo sus deseos y la lujuria de su carne de acuerdo a sus pensamientos, de acuerdo a su imaginación maligna, de acuerdo a sus mentes carnales que son enemistad en contra de Dios y no pueden estar sujetas a la ley de Dios. Todo hombre es juzgado por sus palabras y obras, incluyendo aquellos que dicen ser cristianos; Dios no hace distinción con ningún hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Sólo un corazón que está limpio de pecado es aceptable ante Dios. Todos están esperando que Jesús sea su excusa. Si tú estás pecando todavía, le perteneces al pecado y no a Mi. Véanme a mi — por lo tanto ningún pecado tiene lugar en mi. Tú estás sin excusa, oh hombre. El pecado en los creyentes es intolerable. El puro es inocente de toda contaminación." Usted puede pensar que es un cristiano y tal vez le llama "Señor," pero si usted muere mientras todavía está pecando, usted es expulsado del cielo. Todos los hombres contaminados son excluidos del cielo. Cuando son purificados por la gracia, los hombres son trasladados hacia el cielo mientras están en la tierra y después para siempre. Para ser liberado del pecado, aun del deseo de pecar, usted debe obedecer los mandatos hablados por el Señor a los cuales usted se expone para oír, al esperarlo a Él en humilde silencio a medida que usted oye y vela; lo cual es la única cosa necesaria. Lucas 10:39-42.]

Juan 13:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Pedro le dijo: --¡Jamás me lavarás los pies! Jesús le respondió: --Si no te lavo, no tienes parte conmigo.1

Isaías 35:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Y habrá allí una calzada a la cual se llamará Camino de Santidad. No pasará por ella ningún inmundo, sino que será para los redimidos.2 El hombre que ande por él, aunque sea simple no se extraviará. [Y de ninguna manera entrará en ella [el cielo] ninguna cosa que está contaminada...Apoc 21:27. De la Palabra del Señor en el interior: "Sólo aquellos que quieren ser limpios pueden oír. Los oídos deben oír."]

Efesios 5:26

Mostrar el Capítulo y las notas   

 26 para santificarla y purificarla [la iglesia de creyentes] en el lavamiento del agua con la palabra,3 [Este es uno de los versículos que es crucial que se entienda. El original griego para palabra en este versículo es logon <3056> que en inglés significa: 1) de un discurso; 1a) una palabra, pronunciada por una voz viviente, que encarna un concepto o idea; 1b) lo que alguien ha dicho. Oír a alguien leer las palabras de la Biblia no resulta en ninguna limpieza o santificación; pero las palabras que Cristo le habla a usted tienen como resultado su limpieza. Ahora vosotros estaréis limpios por la palabra que os he hablado, Juan 15:3; y Pedro le dijo: ¡Jamás me lavarás los pies! Jesús le respondió: --Si no te lavo, no tienes parte conmigo. Juan 13:8.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.