La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 6:9-13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 [La oración del Padre Nuestro ha sido repetida por la mayoría de la gente muchas, muchas veces. Pero el significado verdadero ha estado escondido de la mayoría a través de los siglos. Por esta razón, se ha añadido una corta explicación para cada versículo. El texto entre paréntesis (corchetes) es comentario o aclaración.]

   Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos: Santificado sea tu nombre, [Tu nombre es santo. No mencionemos el(los) nombre(s) de Dios en expresiones profanas; ese es un hábito sucio. Tomar el nombre de Dios en vano es hablar acerca de Dios o de Cristo antes de que su corazón haya sido limpiado de su contaminación; ya que todos los corazones de los hombres no regenerados están contaminados antes de ser purificados. Como escribió Jorge Fox: "los que hablan de Cristo, y no caminan en él; los que le profesan, y no le poseen; .. los que profesan que Cristo es el camino, y no caminan en el camino, la verdad, y la vida; todos ellos hablan, y no caminan, y deshonran a Dios, y hacen que su santo nombre sea blasfemado entre aquellos que no hacen tal profesión." De la Palabra de Dios dentro de mi corazón: "Jesús es un nombre poderoso que debe ser declarado en todos los mundos por venir. Cuida y proteje su nombre."]

 10 venga tu reino, sea hecha tu voluntad, como en el cielo así también en la tierra. [El reino viene a aquellos que buscan el reino como la prioridad más importante de sus vidas, y este reino está en el interior y alrededor de nosotros y no viene con señales visibles o externas. Cuando somos trasladados al reino mientras todavía estamos en la tierra, Tu voluntad puede ser hecha por nosotros, (con tus pensamientos, palabras, y acciones ordenadas por tí), en la tierra, así como tu voluntad se hace en el cielo. Porque cuando tú estés en tu reino, te oiremos decirnos qué decir, juzgar a medida que nos dices que juzguemos, y hacer lo que tú nos muestres que debemos hacer — así como tu hijo amado Jesús hizo cuando estuvo en la tierra. Cuando Dios ordena y controla nuestros pensamientos, palabras, y acciones, todo lo que hacemos y decimos es puro, virtuoso, y perfecto; entonces somos justos, habiendo sido restaurados a la imagen espiritual de Dios: Cristo. No todo el que me dice "Señor, Señor" entrará en el reino de los cielos; sino [sólo] aquel que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:21. Para entrar en el cielo, debemos caminan en la tierra como Él anduvo, 1 Juan 2:6, y como Él es, así somos nosotros en este mundo. 1 Juan 4:17.]

 11 Danos hoy el pan nuestro de cada día. [Jesús dijo: Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que permanece para vida eterna, que el Hijo del Hombre os dará. Yo soy el pan de vida, el pan del cielo. Porque el Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Tu pan de cada día es escuchar en silencio y oír al Señor hablar palabras de ánimo, enseñanzas, convicción y mandatos. Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios [dentro de su corazón] y la guardan [la practican, obedecen]. Lucas 11:28. Usted debe escuchar, oír, y recibir con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras alma. Santiago 1:21. Todos tus santos están en sus manos. Ellos se sentarse a tus pies y reciben tus palabras. Deut 33:3.]

 12 Perdónanos nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.1 [A menos que usted deje el enojo, el odio, y el resentimiento, nunca será perdonado. Si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. Jorge Fox escribió: "El perdón es más que con sólo la boca." De la Palabra del Señor en el interior: "Perdona y olvida."]

 13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.2 Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria por todos los siglos. Amén. For yours is the kingdom, and the power, and the glory, forever. Amen. [Tentación: Dios nunca permitirá que nos venga una tentación más grande de lo que podamos soportar; pero él definitivamente permite que nos vengan tentaciones para que podamos ser más fuertes y resistirlas, o al caer en ellas sufrimos el dolor del pecado, lo cual motiva nuestra superación. El mal: El mal al que se refiere esta oración es el mal que está en el corazón de cada persona, su propio mal: egoísmo, orgullo, codicia, pensamientos y palabras profanas, lujuria, inmoralidad sexual, ira, avaricia, mentira, engaño, borrachera, robo, etc. Jesús es el salvador, el liberador, el redentor — quien lo libera del pecado y del mal que está en su corazón, que lo ha contaminado. Jesús, si usted persiste hasta el final, lo liberará del poder de las tinieblas, y lo trasladará al reino mientras usted está en la tierra todavía. Col 1:13, Juan 14:3,17;24, Efe 2:5-6. Cualquier cosa que el hombre pueda hacer es porque él fue creado con habilidades específicas; toda la gloria es para Dios, el creador. Es imposible que un ser creado reclame la gloria. Cualquier gloria que tenga un ser creado es sólo imaginada y reclamada como una mentira. Toda la gloria le pertenece a Dios, quien creó todo.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 Líbranos del mal. El mal al que se refiere esta oración es el mal en su corazón: su egoísmo, su orgullo, su codicia, sus pensamientos y palabras profanas, su inmoralidad sexual, su ira, su avaricia, sus mentiras, sus engaños, sus borracheras, sus robos, etc. Marcos 7:21-23, Mateo 15:18-19. Todo hombre es adicto a algo en este mundo: la ropa, el sexo, la música, los deportes, los automóviles, las drogas, el alcohol, la predicación, las sensaciones del gusto, las películas, los chismes, las causas sociales, las causas políticas, coleccionar cosas, etc. Jesús es el salvador, el libertador, el redentor — quien lo libera del pecado y la maldad en su corazón, que lo ha contaminado. Él nos ha librado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado. Col 1:13

Jesús dijo, .. Porque desde adentro, del corazón del hombre, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los robos, las avaricias, las maldades, el engaño, la falta de restricción, el ojo maligno [envidia], la blasfemia, el orgullo y la insensatez. Todas estas maldades salen de adentro y contaminan al hombre. Mar 7:21-23. Note, a menos que su corazón sea limpiado, usted está contaminado — será como una bestia feroz que se sirve a sí misma, en vez de servir a otros.

Jesús está ansioso de destruir el pecado y las obras del mal en nosotros — si vamos a él.
Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8

_______________________________________