La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 50:21

Mostrar el Capítulo y las notas   

 21 Estas cosas has hecho, y yo he callado. Ciertamente pensabas que yo sería como tú, pero yo te reprenderé y las pondré mis cargos [de tus pecados] contra ti orden ante tus ojos.1 [Dios es puro, santo, perfecto, infinito; el hombre es profano, lleno de errores, finito, polvo. No hay manera en que podamos estar en la compañía de Dios a menos que seamos purificados. No hay lugar en el cielo para los mentirosos, engañadores, llenos de odio, que tienen lujuria por el cuerpo, aquellos que se enojan, aquellos que quieren más, aquellos que son codiciosos, aquellos que son borrachos, aquellos cuyas lenguas corren con sus mentes, aquellos cuyos pensamientos son inmundos.]

Isaías 55:7-9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos. Vuélvase a Jehovah, quien tendrá de él misericordia; y a nuestro Dios, quien será amplio en perdonar. [Todos son impíos e injustos hasta que el Espíritu ha destruido sus naturalezas pecaminosas en la cruz interna de la negación propia, la cual destruye la mente egoísta, vana y carnal con sus pensamientos. La operación básica de la gracia nos está enseñando a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa, y piadosamente en el mundo presente. Tit 2:11-12.]

 8 "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah.

 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos.

Romanos 8:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Pues la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.3 [y por lo tanto la mente y la imaginación deben ser destruidas por la gracia de Dios, hasta que usted tenga una mente nueva, la mente de Cristo. La cruz es para la mente carnal del hombre y para la voluntad del hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Aquellos que siguen sus propias mentes llorarán y se lamentarán; habrá gran dolor. La mente es una cosa terrible. Nosotros trabajamos con una mente maldita. Tú recibirás un nuevo corazón y una nueva mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todos los pensamientos buenos. Aquello que vive en la enemistad debe ser destruido." Debido a que su mente no puede ser sujeta a la Ley de Dios, obviamente debe ser destruida; llevar la cruz destruye su naturaleza carnal. Hasta que su mente carnal sea destruida, lleve la cruz diariamente, siga obedeciendo todos los mandamientos, y continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda.]

Efesios 4:22-24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 22 Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño;

 23 pero renovaos en el espíritu de vuestra mente,

 24 y vestíos de la naturaleza que es creada nuevamente [de Cristo] que ha sido creado a la imagen de Dios en justicia y santidad de verdad.7

2 Corintios 10:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Echando fuera todas nuestras propias decisiones, y toda barrera que se levanta contra la sabiduría de Dios; llevamos cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo,1 [no su voluntad, sino la voluntad de Dios, como el Espíritu le ordena, la palabra de Dios en su corazón. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Todos los pensamientos deben ser rechazados. Hay una bendición en hacer cesar la mente de manera permanente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todas las cosas buenas."]

Filipenses 4:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Y la paz de Dios, que es superior a todos los pensamientos de su mente, guardará vuestros corazones y vuestras mentes [en quietud y sin preocupaciones] en Cristo Jesús. [La paz llega cuando la mente carnal es destruida para ser reemplazada por una mente nueva, la mente de Cristo. De la Palabra del Señor en el interior: "Buscamos una paz duradera. La gracia destruye el pecado. Hay una bendición en hacer cesar la mente de manera permanente. Vive en paz para siempre".]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.