La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Salmos 58

Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

 1 (Al músico principal. Sobre "No destruyas". Mictam de David) Oh magistrados, ¿en verdad pronunciáis justicia? ¿Juzgáis rectamente a los hijos del hombre?

 2 Más bien, con el corazón obráis iniquidad en la tierra y a la violencia abrís camino con vuestras manos.

 3 Los impíos se alienaron desde la matriz; se descarriaron desde el vientre, hablando mentira. [Los bebés no pueden hablar, por lo que no pueden estar diciendo mentiras tan pronto como nacen. David está diciendo que cuando nacemos estamos rodeados de un mundo de pecado; y con suficiente aprendizaje, nos descarriamos imitando lo que hemos aprendido. Las semillas de Satanás son sembradas en nuestros corazones por nuestras experiencias y elecciones. Esto está de acuerdo con Génesis 8:21, "el instinto del corazón del hombre es malo desde su juventud", no desde su infancia. Incluso los niños pequeños son todavía muy inocentes y puros, porque como dijo Jesús, "Dejad a los niños y no les impidáis venir a mí, porque de los tales es el reino de los cielos." Mat 19:14. Debido que sólo los puros entran en el reino, aún los niños pequeños que caminaron hacia Jesús (mientra predicaba) fueron declarados inocentes por él; y el sentido común nos dice que los bebés no tienen pecado. De la Palabra del Señor en el interior: "¿Qué pecado podría cometer un bebé?" Si nosotros naciéramos con pecado, entonces los bebés que mueren serían enviados al infierno sin que ellos cometieran ni un solo pecado; eso daría la señal de que Dios es injusto, y que él está más allá de toda medida.]

 4 Tienen veneno como veneno de serpiente; son como una cobra sorda que tapa sus oídos

 5 y no oye la voz de los encantadores, aun del más experto encantador.

 6 Oh Dios, rompe sus dientes en sus bocas; quiebra, oh Jehovah, los colmillos de los leones.

 7 Escúrranse como aguas que se pierden; que cuando apunten con sus flechas, éstas queden despuntadas.

 8 Pasen como la babosa que se deshace; y como un abortivo de mujer, no vean el sol.

 9 Antes que sus espinos produzcan espinas [combustible para el fuego], con su ira los arrebatará cual vendaval.

 10 El justo se alegrará cuando vea la venganza, y lavará sus pies en la sangre del impío.

 11 Entonces dirá el hombre: "Ciertamente el justo tiene frutos; ciertamente hay un Dios que juzga la tierra."


Capítulo Anterior | Próximo Capítulo

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________