La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 17:1-6

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas y habló conmigo diciendo: "Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera que está sentada sobre muchas aguas.1

 2 Con ella fornicaron los reyes de la tierra, y los que habitan en la tierra se embriagaron con el vino de su fornicación."2 [El vino de su fornicación es la promesa falsa de vivir en lujuria y orgullo sin las consecuencias de la furia de Dios. Como también predijo Pablo: "Porque vendrá el tiempo cuando no soportarán la sana doctrina; más bien amontonarán para sí maestros conforme a sus propias pasiones, quienes les dirán lo que sus oídos con comezón quieren oír, y a la vez que apartarán sus oídos de la verdad, se volverán a las fábulas." 2 Timoteo 4:3-4. El mundo entero ha sido llevado hacia las fábulas de la ramera o iglesia falsa, y estas fábulas le enseñan a los hombres a vivir sin temor de Dios y a ignorar todas las leyes, los requisitos de la santidad, y las necesidades del arrepentimiento — estando ebrios con el vino dulce de las promesas de la ramera de que ellos son grandemente favorecidos por Dios en su camino hacia el cielo, a pesar de que se dan permiso de pecar.]

 3 Me llevó en el Espíritu al desierto. Y vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos.3

 4 La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y estaba adornada con oro y piedras preciosas y perlas. En su mano tenía una copa de oro llena de abominaciones y de las impurezas de su inmoralidad.

 5 En su frente estaba escrito un nombre, un misterio: "Babilonia la grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra."4

 6 Vi a la mujer embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los mártires de Jesús. Al verla, quedé asombrado con gran asombro.5

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

5 Vi a la mujer embriagada con la sangre de los santos, y con la sangre de los mártires de Jesús. Las inquisición de la secta romana es el acto de brutalidad más grande cometido en el nombre de la religión. Pero todo fue predicho en el libro de Apocalipsis: la ramera estaba embriagada con la sangre de los santos. La inquisición de la secta romana y las matanzas que se llevaron a cabo en toda Europa durante la Edad Media (del 800 d.C. al 1500 d.C.), en las cuales nueve millones de almas perdieron la vida, al ser acusadas de brujería. Los métodos de la secta romana y el gran número de muertes y torturas hacen que los Nazis del siglo veinte se vean como principiantes. Aquellos que son suficientemente inteligentes para ver la barbaridad y la falsedad de la religión romana murieron rápidamente en manos de los torturadores. Los pilares de la fe romana que todavía son alabados, Agustín y Tomás, aprobaron y apoyaron esos asesinatos por escrito; sin ser repudiados, ellos permanecen como un testimonio a la continua depravación de la secta católica romana.

Los fundadores protestantes quemaron y mataron de la misma manera que la secta romana. Juan Calvino era unos de los primeros fundadores protestantes venerados por los presbiterianos, congregacionalistas, bautistas, que incluso influenció a los luteranos; Calvino participó cuando veinticuatro otros protestantes fueron quemados en la estaca por tener opiniones diferentes. Martín Lutero preparó el camino para la persecución Nazi de los judíos. Lutero defendió la quema las sinagogas, destruir los libros de oraciones judías, prohibir que los rabinos prediquen, la toma de las propiedades y el dinero de los judíos, la destrucción de sus casas, y asegurarse que estos "gusanos venenosos" fueran obligados a hacer trabajos forzados o que fueran expulsados "para siempre;" él también pareció haber consentido con la matanza de judíos, cuando escribió: "Tenemos la culpa por no matarlos." La persecución nazi de los judíos en Alemania comenzó de manera masiva en Kristallnacht, (La noche de los Cristales Rotos), en la cual 200 sinagogas fueron quemadas; libros judíos fueron quemados; 7.500 fachadas de negocios judíos fueron destrozadas, (por eso el nombre cristales rotos); lápidas y tumbas fueron arrancadas; 30.000 judíos fueron arrestados y llevados a campos de concentración; por lo menos 100 fueron asesinados inmediatamente; y muchos hogares fueron saqueados. Una matanza similar de magnitud similar ocurrió en Viena, Austria esa misma noche. Estos eventos ocurrieron en el 9 y 10 de noviembre, 1938: el cumpleaños de Lutero es el 10 de noviembre. El consejo de Lutero se cumplió en Kristallnacht al pie de la letra. Este fue el comienzo de la solución final y el holocausto.

El fundador de la secta anglicana (episcopal), Enrique VIII, había matado 72.000 personas, la mayoría católicos romanos. Los protestantes de Inglaterra y Norteamérica fueron responsables por las muertes de más de 869 cuáqueros en el siglo 17. Los perseguidores de los cuáqueros incluyeron a los episcopales, presbiterianos, congregacionalistas, y bautistas.

Las denominaciones protestantes continúan con muchas de las invenciones y herejías de la secta romana. El bautismo de los niños, el jugo de uva y el pan, la trinidad (que no es mencionada en ninguna parte en las escrituras), el casamiento de los sacerdotes, los edificios vanos y orgullosos, campanarios con campanas, vestiduras negras, collares especiales, credos, leer sermones, sacramentos, salvación por rituales, vicarios, asistentes, párrocos, coadjutores, licenciados en arte, magísteres, padres, Navidad, Pascua, licenciados en divinidad, etc.; todos son heredados de la madre de su secta, la iglesia católica romana.

Los protestantes y católicos son parte de la misma bestia, la segunda bestia del Apocalípsis que tiene cuernos como un cordero, pero que habla como un dragón, quienes reestablecieron las tradiciones de las religiones paganas que la iglesia primitiva casi destruyó, (la herida en la cabeza de la primera bestia), durante el apogeo de la iglesia primitiva. La iglesia falsa, tanto la católica romana como la protestante, se jacta de que ella no es viuda y nunca verá el dolor. Estas iglesias falsas se jactan de que Cristo es su esposo; pero todas estas iglesias falsas son la ramera de Babilonia, que ignoran los mandamientos de Cristo a arrepentirse, sus enseñanzas, sus requisitos, sus advertencias, la santidad que él requiere, su evangelio, su reino, la libertad del pecado que él promete, y su cruz de la negación propia — la cruz perdida de la pureza.

Todas las adoraciones que no son controladas por el Espíritu Santo son una abominación; Dios es un Espíritu y debe ser adorado en Espíritu y Verdad. Vea la Adoración Apropiada para ver cómo la iglesia primitiva y los primeros cuáqueros adoraron en el Espíritu y la Verdad.

Él recomendó incendiar las sinagogas, destruir los libros de oraciones de los judíos, prohibirle predicar a los rabinos, confiscar la propiedad y el dinero de los judíos, y asegurar que estos "gusanos venenosos" fueran forzados a hacer trabajos pesados o expulsados "para siempre." Él también parecía sancionar su asesinato, cuando escribió "somos culpables por no destruirlos."

Para entender más acerca de cómo las así llamadas sectas cristianas de hoy son parte de Babilonia, vea los extraordinarios escritos de acerca de Babilonia y la Gran Apostasía de Isaac Pennington. También vea los escritos de Howgill acerca de La entrada en la apostasía.

_______________________________________