La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Apocalipsis 2:14-16

Mostrar el Capítulo y las notas   

 14 "Sin embargo, tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes allí a algunos que se adhieren a la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo delante de los hijos de Israel, a comer de lo sacrificado a los ídolos y a cometer inmoralidad sexual.

 15 Asimismo, tú también tienes a los que se adhieren a la doctrina de los nicolaítas. [De acuerdo con Esteban Crisp, quien fue uno de los primeros cuáqueros y quien moró en el reino, la doctrina de los nicolaítas consistía en lo siguiente: debido a que la ley está muerta, mientras usted tenga fe, ningún pecado es contado en su contra, lo cual es la piedra angular del cristianismo protestante de hoy, que la gracia excusa sus pecados pasados, presentes y futuros — redefiniendo así la gracia como una licencia para la inmoralidad. De la Palabra del Señor en el interior: "Ellos han tomado la Biblia y la han hecho una cosa profana usada para justificar su inmersión en el pecado." Margarita Fox respondió fuertemente a los ministros y maestros de corrupción en su tiempo, quienes enseñaban que toda la ley de Dios fue cancelada y reemplazada por sólo creer en Jesús. Esta carta está en la página titulada Hasta que sus palabras y obras sean motivadas por Dios, usted debe obedecer el corazón moral de la ley, y se aplica perfectamente a las falsas doctrinas del cristianismo hoy en día. De la Palabra del Señor en el interior: ";La ley está en el corazón de cada hombre, y debe ser obedecida; la ley suprema — nunca ha sido cancelada".]

 16 Por tanto, ¡arrepiéntete! Pues de lo contrario vendré pronto a ti y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. [Note, en el libro de Apocalipsis, Jesús enfatiza la necesidad de arrepentimiento de todos los pecados; pero los cristianos de hoy no se arrepienten porque piensan que son excusados de todas las excepciones mencionadas en la Biblia, y a sus requisitos, y condiciones para calificar de la salvación; ellos también pasan por alto que todo hombre será juzgado por sus obras y sus palabras. Por lo tanto, los cristianos de hoy, al escuchar las palabras de las escrituras, también las oyen como una hermosa canción en sus oídos, pero no se aplican los mandamientos a sí mismos — siempre piensan que las advertencias y mandatos se aplican a la gente mala, no a la gente recta y creyente como ellos; por lo tanto no obedecen los mandamientos que oyen, y permanecen siendo esclavos del pecado; y así, son excluidos del cielo cuando mueren.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.