La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 10:8,17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Más bien, ¿qué dice? "La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón [para que la puedas oír y obedecer];" esta es la palabra de fe que predicamos.1 [Esto hace referencia a Deut 30:14, que dice: Ciertamente muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la obedezcas. Los apóstoles predicaron que el Señor habla palabras desde el interior de tu corazón, para ser oídas, creídas, y después obedecidas en fe; por eso es llamada la palabra de fe. Los apóstoles predicaron que la fe viene por el oír la palabra en su corazón, Rom 10:17. Aquel que va a Él comes para escuchar la palabras que Él habla (desde el interior de su corazón), y después las obedece, edifica su fe sobre la roca sólida. Lucas 6:47. Usted viene a Él al sentarse en humilde silencio, esperando en Él, a medida que usted oye las palabras que Él habla y vela esperando sus revelaciones.]

 17 Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios.5 [La fe viene por la revelación: Cristo, la palabra en su corazón, hablándole desde el interior de su corazón; Rom 10:8. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:63. La fe es una serie de revelaciones. No asuma que una revelación de parte de Dios es la evidencia de que usted es salvo; más bien es el llamado de él para que usted lo busque con todo su corazón y su alma, como la primera prioridad de su vida. El cristianismo enseña incorrectamente que la fe viene por la creencia en el mensaje de la Biblia; si es así, entonces ¿cómo tuvieron fe Enoc, Noé, Job, Abraham, Isaac, Jacob, José, Moisés, etc., cuando las escrituras todavía no se habían escrito? De la Palabra del Señor en el interior: "Una vez más, mi palabra está en tu corazón y tu boca, la cual está allí para obedecer. La fe es oír la Palabra de Dios y obedecer. Sólo aquellos que quieren ser limpios pueden oír. Sólo me alcanzan aquellos que tienen un corazón penitente. El Espíritu da la vida con cada palabra que es oída. Escucha y vive."]

Juan 12:36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 36 Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Estas cosas habló Jesús, y al apartarse, se escondió de ellos.4 [Porque "Dios es luz", 1 Juan 1:5, y "el Padre de las luces", Santiago 1:7. La Luz (Cristo) es dada a todo hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al morar en la Luz y obedecer la Luz, reciban salvación para llegar a ser hijos de la luz, hijos de Dios. Creer en la luz es aceptar lo que ésta le muestra por medio de la revelación como verdad, y entonces guardar y obedecer sus enseñanzas; esto es creer en Jesús porque Jesús es esa luz. Si usted no guarda ni obedece las palabras que usted le oye a Cristo decirle, aquellas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48.]

Mateo 16:16-17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 16 Respondió Simón Pedro y dijo: --¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!

 17 Entonces Jesús respondió y le dijo: --Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. [Nosotros debemos reconocer que la palabra de Dios dentro de nuestros corazones es Jesús, por medio de la revelación del Señor.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.