La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:1-2

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús,1 los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. [Andar conforme al Espíritu es ser llevado por el Espíritu en pensamientos, palabras, y acciones. Si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gál 5:19. Andar conforme a la carne es caminar de acuerdo a su mente carnal y corazón impío, antes de haber sido limpiado y purificado; hasta entonces usted no está en Cristo Jesús porque todavía está caminando en la carne — en sus deseos, afectos, placeres, orgullo, enojo, vanidad, temor, preocupaciones, planes, etc. Cualquier persona que diga estar en Cristo cuando no está crucificada está tomando su nombre en vano; o hacer cualquier cosa mientras declara hacerlo en su nombre o en el nombre de Jesús también es tomar su nombre en vano.]

 2 porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.2 [Cuando crucificado, experimentamos el Ministerio de Justicia, el cual consiste en aprender cómo caminar y hablar justamente, caminar por medio de la Luz de la Vida, caminar según el Espíritu. Usted no es libre de la ley del pecado y la muerte, hasta que haya recibido el fruto del Espíritu, caminando en amor, muerto a la ley del pecado y la muerte, habiendo sido crucificado en la cruz interna de la negación propia.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Esto significa que Pablo había sido liberado del pecado. Ya no tiene el pecado obrando la muerte en su cuerpo, sino que tiene la ley del Espíritu de la vida obrando la vida en él. Pablo nos dice en los siguientes versículos que él no anda tras las cosas de la carne (deseos y el orgullo), sino que anda tras las cosas del Espíritu, lo cual es caminar de acuerdo con la dirección y la guía del Espíritu. Ya no camina de acuerdo a su mente carnal, sino que camina en la dirección de Dios — esta es la Ley del Espíritu de la Vida. De la Palabra del Señor en el interior: "No hay leyes cuando se está bajo el control completo del espíritu; uno camina en amor en obediencia de la manera que el Señor se lo ordena — uno no camina en la carne restringida.." Para ser libre de la ley, usted debe ser primero restaurado a la imagen espiritual de Dios, quitando el cuerpo de pecados de la carne por la circuncisión de su corazón, la circuncisión de Cristo; para ellos, la ley está muerta. Esto no se puede hacer a menos que haya sido liberado de la esclavitud del pecado, que es el evangelio que Pablo predicó: para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados y una herencia entre los santificados por la fe en mí. Hechos 26:17-18.

No debáis a nadie nada, salvo el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo ha cumplido la ley.
Porque los mandamientos--no cometerás adulterio, no cometerás homicidio, no robarás, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento-- se resumen en esta sentencia: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el amor es el cumplimiento de la ley. Rom 13:8-10


Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Gál 5:14

Cuando el Señor aparezca para completar nuestra salvación, seremos llenos de amor y ustedes caminarán totalmente por el amor y la luz de Dios.

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: adulterio, inmoralidad sexual, impureza, desenfreno, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, ira, contiendas, disensiones, divisiones, envidia, homicidios, borracheras, orgías [fiestas] y cosas semejantes a éstas,
de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fe, benignidad [o mansedumbre, o humildad ], y dominio propio.
Contra tales cosas no hay ley.
Gál 5:19-23

La ley fue dada a los descendientes caídos de Adán, quien había perdido la guía y la vida de Dios; cuando el hombre ha sido cambiado por el poder de Dios para caminar en el amor a medida que es inspirado por Dios, no hay ley necesaria y no hay ley que se aplica. Cuando usted camina de la manera en que es inspirado por Dios, usted está cumpliendo la ley; usted está caminando más allá del cumplimiento total de la ley porque:

_______________________________________