La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:6-7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Porque tener una mente carnal es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. [No cometa el error de pensar que usted es una persona con mente espiritual a menos que el Señor haya destruido su mente carnal, liberándolo del pecado, y liberándolo de caminar de acuerdo a los deseos de su carne y los pensamientos de su mente. Cuando usted está caminando con el Espíritu que suple sus pensamientos, sus palabras para que hable, y sus obras para que realice — sólo entonces usted tiene una mente espiritual, poseyendo la mente de Cristo como su guía. La vida que incluye tener una mente espiritual es seguir la luz de Cristo a medida que Él lo guíe; la paz de tener una mente espiritual es la quietud de la mente con una seguridad incuestionable y confianza para siempre.]

 7 Pues la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.3 [y por lo tanto la mente y la imaginación deben ser destruidas por la gracia de Dios, hasta que usted tenga una mente nueva, la mente de Cristo. La cruz es para la mente carnal del hombre y para la voluntad del hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Aquellos que siguen sus propias mentes llorarán y se lamentarán; habrá gran dolor. La mente es una cosa terrible. Nosotros trabajamos con una mente maldita. Tú recibirás un nuevo corazón y una nueva mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todos los pensamientos buenos. Aquello que vive en la enemistad debe ser destruido." Debido a que su mente no puede ser sujeta a la Ley de Dios, obviamente debe ser destruida; llevar la cruz destruye su naturaleza carnal. Hasta que su mente carnal sea destruida, lleve la cruz diariamente, siga obedeciendo todos los mandamientos, y continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda.]

Colosenses 3:5

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Por lo tanto, mortificad [haced morir] las obras del cuerpo que son de la vida terrenal: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos de la carne, y la codicia, que es idolatría.4

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.