La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. [¡Tome nota! Si usted está viviendo para sus deseos y placeres, si usted está caminando según su mente carnal, si usted todavía está sin la guía continua del Espíritu de Dios, usted está en la carne. Si usted no ha crucificado la carne en la cruz interna de la negación propia, usted no es de Cristo: porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [lujuria y afectos]. Gál 5:24.]

Romanos 8:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis.4 [Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría. Col 3:5. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño. Efe 4:22]

Filipenses 2:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 De modo que, amados míos, así como habéis obedecido siempre--no sólo cuando yo estaba presente, sino mucho más ahora en mi ausencia--, continuad obrando para vuestra salvación con temor y temblor;1 [De la Palabra del Señor en el interior: "La salvación es ser liberados del pecadoLa salvación es ser liberado incluso del deseo por tus pecados." En sus mensajes a las siete iglesias, Jesús le menciona a toda iglesia (todas las siete) como sus obras son la clave. Jesús dijo: no he hallado que tus obras son perfectas delante de Dios. Apoc 3:2-3. Jesús quiere obras perfectas.]

Gálatas 5:19-24

Mostrar el Capítulo y las notas   

 19 Ahora bien, las obras de la carne son evidentes. Éstas son: inmoralidad sexual (incluyendo la fornicación y el adulterio), impureza, lujuria, [Las obras de la carne son el pecado y la paga del pecado es la muerte. De la Palabra del Señor en el interior: "El pecado libre de consecuencias no existe; las consecuencias son verdaderamente asombrosas. Hay una guerra que usted debe ganar; el pecado debe ser vencido; los deseos de la carne combaten contra su alma."]

 20 idolatría (incluyendo la codicia), hechicería, odio, discusiones (incluyendo las peleas), celos, ira, ambición, divisiones, facciones (incluyendo hacer sectas), [De la Palabra del Señor en el interior: "No seas engañado; la ira debe ser eliminada para entrar en el reino".]

 21 envidia, borracheras, fiestas (con fuertes cantos, bailes, y bebidas alcohólicas) y cosas semejantes a éstas, de las cuales os advierto, como ya lo hice antes, que los que hacen tales cosas no heredarán el reino de Dios.4 [Todos los hombres hacen obras de la carne porque sus corazones están contaminados hasta que ellos han sido crucificados en la cruz interna de la negación propia, y de ninguna manera entrará en el cielo ninguna cosa que está contaminada. Apoc 21:27]

 22 Pero el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad (incluyendo moralidad e integridad), bondad, fe, [De la Palabra del Señor en el interior: "a menos que testifiques acerca de recibir la fe de Cristo, estás bajo la ley." A menos que usted sea guiado por el espíritu, usted está bajo la ley, Gál 5:18; cuando usted recibe este fruto, entonces usted es guiado por el Espíritu. Aquellas ramas que no llevan fruto son echadas al fuego.]

 23 benignidad (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, pasiones y deseos). Contra tales cosas no hay ley,5 [Después que usted ha mortificado y crucificado su naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia, usted recibe el fruto del espíritu. Entonces usted ya no está sujeto a la ley porque entonces usted es guiado por el Espíritu. Rom 8:14, Gál 3:25, 5:18. La ley se enseñorea del hombre hasta su muerte, Rom 7:1, y esta muerte ocurre cuando él ha sido crucificado, Rom 7:6,Gál 2:20; como el siguiente versículo enfatiza.]

 24 porque los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos].6 [Después que su naturaleza pecaminosa ha muerto en la cruz interna de la negación propia, entonces usted pertenece a Cristo a medida que camina en amor, siguiendo el Espíritu, cumpliendo la ley; y entonces usted recibe una justicia imputada. Habiendo sufrido en la cruz, usted ya no vive el resto de su tiempo en los deseos de los hombres, sino que usted vive para la voluntad de Dios, 1 Ped 4:1-2; lo cual es ser obedientemente liderado y guiado por el Espíritu en pensamientos, palabras, y acciones. De la Palabra del Señor en el interior: "Con el verdadero evangelio hay prueba amplia en el camino. El propósito de este sitio web es enseñarle cómo llevar su cruz".]

Mostrar el Capítulo y las notas   

2 Corintios 7:1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.1[Ricardo Claridge, destacado entre los primeros cuáqueros, escribió lo siguiente de manera muy profunda: "La verdadera felicidad del hombre consiste en ser verdaderamente religioso, o santo, en nuestras medidas, como Dios es santo; la santidad y la felicidad están tan relacionadas, que la una no puede ser, o subsistir, sin la otra. La santidad es el comienzo de la felicidad, y la felicidad es la santidad en la perfección." De la Palabra del Señor en el interior: "Se llegó a la conclusión de que la felicidad y la santidad son separables."]

1 Tesalonicenses 4:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Porque Dios no nos ha llamado a la impureza, sino a la santificación.2

1 Corintios 15:34

Mostrar el Capítulo y las notas   

 34 Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. [Pablo está avergonzando a aquellos que piensan que son justos mientras todavía están pecando, así como Juan nos advirtió que no seamos engañados de la misma manera. De la Palabra del Señor en el interior: "Aspira a la justicia y búscala, sin la cual nadie verá al Señor. No seas engañado con respecto a la justicia; todo pecado es injusticia. Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. ¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. La cruz es ofrecida a todos. En este proceso de llevar la cruz, su pecado desaparece gradualmente, por dentro y por fuera, hasta que usted esté satisfecho." Ni siquiera hay una justicia imputada hasta la muerte de la naturaleza pecaminosa en la cruz interna de la negación propia. Vea la definición de justicia en la nota 3 de 1 Juan 3.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.