La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 13:1-7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 1 Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios; y las que hay, por Dios han sido constituidas.

 2 Así que, el que se opone a la autoridad, se opone a lo constituido por Dios; y los que se oponen recibirán condenación para sí mismos.

 3 Porque los gobernantes no están para infundir el terror al que hace lo bueno, sino al que hace lo malo. ¿Quieres no temer a la autoridad? Haz lo bueno y tendrás su alabanza;

 4 porque es un servidor de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, teme; porque no lleva en vano la espada; pues es un servidor de Dios, un vengador para castigo del que hace lo malo.

 5 Por lo cual, es necesario que estéis sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por motivos de conciencia.1

 6 Porque por esto pagáis también los impuestos, pues los gobernantes son ministros de Dios que atienden a esto mismo.

 7 Pagad a todos lo que debéis: al que tributo, tributo; al que impuesto, impuesto; al que respeto, respeto; al que honra, honra.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

1 Estén sujetos al gobierno y las leyes pro razón de la conciencia. Paguen sus impuestos y respeten las autoridades civiles. Del Diario de Jorge Fox:

Si todos los que profesan ser cristianos caminan en el espíritu de Cristo, y por medio de él hacen morir el pecado y la maldad, esto sería un gran alivio para los magistrados y gobernantes, y los libraría de muchas molestias, porque llevaría a todos a “hacer con otros lo que ellos quisieran que otros hicieran con ellos," y así la verdadera ley de la libertad se cumpliría. Porque si todos los que se llaman cristianos caminan en el espíritu de Cristo, para hacer que por medio de él los espíritus malignos con sus frutos sean sacados en ellos, entonces, al no ser guiados por el espíritu maligno, sino por el buen espíritu de Cristo, los frutos del buen espíritu aparecerían en todos. Porque a medida que la gente es guiada por el espíritu de Cristo, éste los saca del pecado y del mal, contra lo cual defiende la espada de los magistrados, y sería un alivio para los magistrados. Pero a medida que la gente se aleja de este buen espíritu de Cristo, y siguen al espíritu maligno, que los lleva hacia el pecado y el mal; ese espíritu le causa a los magistrados una gran cantidad de molestia, para hacer cumplir la ley sobre los pecadores y transgresores del buen espíritu. Ese espíritu, que aleja a la gente de toda clase de pecado y mal, es uno con el poder de los magistrados, y con la ley justa. Porque la ley fue añadida por causa de la transgresión, y ese espíritu que nos aleja de la transgresión debe ser uno con la ley que es en contra de los transgresores. De modo que ese espíritu que aleja de la transgresión es el buen espíritu de Cristo, y es uno con los magistrados en el poder de lo alto, y lo posee como también a ellos; pero ese espíritu que lleva hacia la transgresión es el espíritu malo, y está en contra de la ley, en contra de los magistrados, y les causa una gran cantidad de molestia en su trabajo. La manifestación del buen espíritu es dado a todo hombre para provecho; y ningún hombre puede aprovechar las cosas de Dios, sino por el espíritu de Dios que lleva a negar todo pecado y maldad. Se dijo de Israel, Neh 9:20,26. “El Señor les dio su buen espíritu para enseñarles, pero se rebelaron en contra de él." Si toda la gente le prestara atención a esta manifestación del espíritu que Dios les ha dado para instruirles, los llevaría a abandonar toda clase de pecado y maldad, enemistad, odio, malicia, injusticia e impiedad, y a hacerlas morir. Entonces en el espíritu de Cristo ellos tendrían compañerismo y unidad, lo cual es el vínculo de paz; entonces el amor y la paz, que son los frutos del espíritu bueno, fluirían entre todos los que se llaman cristianos.

_______________________________________