La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:13

Mostrar el Capítulo y las notas   

 13 Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis.4 [Por lo tanto, haced morir lo terrenal en vuestros miembros: fornicación, impureza, bajas pasiones, malos deseos y la avaricia, que es idolatría. Col 3:5. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño. Efe 4:22]

Colosenses 2:11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 En él también fuisteis circuncidados con una circuncisión no hecha con manos, al despojaros del cuerpo de los pecados de la carne mediante la circuncisión que viene de Cristo.2 [Cristo es la unción, que nos enseña todas las cosas y que circuncida nuestro corazón, cortando el prepucio del pecado y el egoísmo para que lleguemos a ser judíos en lo interior, circuncidados interiormente.]

1 Juan 1:7

Mostrar el Capítulo y las notas   

 7 Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión [compañerismo en el Espíritu] unos con otros, y la sangre de su Hijo Cristo Jesús nos limpia de todo pecado.3 [Caminar en la luz es ser guiados por Dios, (quien es luz), en lo que debemos decir y hacer. Todos los hombres se sientan en las tinieblas y caminan en las tinieblas hasta que la luz se levanta en sus corazones. De la Palabra del Señor en el interior: "La luz proviene de la fe en la voz." Usted puede estar caminando en la luz y en la comunión, y después por falta de vigilancia tener una caída involuntaria; pero eso puede ser perdonado y limpiado.]

1 Juan 3:8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 El que comete el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo.4 [Que nadie lo engañe, diciendo que todavía se puede pecar y pertenecer a Dios; los que aún están pecando sirven al diablo. Cristo es revelado en nuestra carne para destruir las obras del diablo, al condenar los pecados secretos en nuestro corazón, y después destruir aún nuestro deseo de pecar. Pablo confirma a Jesús destruyendo las obras del diablo en cada creyente purificado: "el Dios de paz aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies." Rom 16:20.]

Juan 8:31,32,34,36

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 Por tanto, Jesús decía a los judíos que habían creído en él: --Si vosotros permanecéis en mi palabra [enseñanzas y mandamientos que han sido oídos de Jesús cuando le habla a usted], seréis verdaderamente mis discípulos; [Si usted continúa esperando, velando, y escuchando a Jesús, quien es la palabra y la luz dentro de su corazón, usted es un verdadero discípulo, que producirá el fruto del Espíritu, que será guiado a toda verdad, y entonces habrá llegado a ser libre de todo pecado.]

 32 y [entonces] conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.4 [Usted sólo aprenderá la verdad para llegar a ser libre "si permaneces en mi palabra," como declara el versículo 31; el camino es continuar en Su Palabra, y esta palabra no es la Biblia sino la palabra que está en su corazón y su boca para que la obedezca. La verdad está en la vida de Dios (quien es Jesús), y esta vida es luz, y esta luz es la unción, la cual es verdad. Jesús es la vida y la verdad, y cuando usted lo posee completamente, (la palabra, la unción, la luz, la vida, la verdad), Él lo hará libra de la servidumbre del pecado de modo que el pecado ya no lo controle y que ni siquiera sea deseable; más bien, usted será guiado por Dios con toda palabra para hablar y toda acción que se debe hacer — eso es ser libre, libre de la servidumbre y esclavitud del pecado.]

 34 Jesús les respondió: --De cierto, de cierto os digo que todo aquel que practica el pecado es esclavo del pecado.5 [Si usted todavía está pecando, el pecado es su maestro, y el Señor no puede ser su Señor ni Maestro porque como dijo el Señor, no se puede servir a dos maestros. De la Palabra del Señor en el interior: "Si todavía estás pecando, tú perteneces al pecado y no a mí. Aquellos que son de Cristo han acabado con el pecado. Recuerda, cada persona que peca lo niega a Él como Señor y Maestro." Su desafío es ser liberado del pecado por Él, para así ser más bien esclavo de la justicia, sólo hablando las palabras que usted le oye a Él decirle a usted inmediatamente antes de hablar y sólo hacer lo que Él le ordena que usted haga. No se engañe a sí mismo pensando que no está pecando; porque hasta que usted sea guiado por la luz del Señor en cada palabra que debe hablar y cada acción que debe hacer, usted está caminando en los caminos del mundo, de acuerdo al príncipe de la potestad del aire, (Satanás), en los deseos de la carne, satisfaciendo los deseos de su carne y los pensamientos de su mente; y eso es caminar en oscuridad, lo cual es pecado. A menos que su imaginación y su mente carnal hayan sido destruidas por el Señor y reemplazadas con la mente de Cristo, usted todavía está pecando.]

 36 Así que, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres.6

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.