La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Romanos 8:9-11

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 Sin embargo, vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Si alguno no tiene el Espíritu de Cristo [para que lo gobierne como rey, haciendo su voluntad], no es de él. [Pablo ha dicho claramente en los versículos anteriores que a menos que su naturaleza pecaminosa haya sido destruida, incluyendo su mente carnal; que a menos que usted ya no camine de acuerdo a sus deseos, pasiones, y placeres; que a menos que usted esté caminando bajo el control del Espíritu en pensamiento, palabra y acción; entonces usted no es parte de Cristo — usted no está en Cristo — usted no pertenece a Cristo — todavía. Primero usted debe hacer morir su naturaleza carnal y pecaminosa en la cruz interna de la negación propia... Aquellos que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos]. Gál 5:19-24. Haga clic aquí para ver más información acerca de estar "en Cristo."]

 10 Pero si Cristo está en vosotros, el cuerpo está muerto a causa del pecado; pero el Espíritu es vuestra vida a causa de la justicia. [Si el Espíritu de Cristo mora dentro de usted, entonces las obras del cuerpo, (la carne, la naturaleza pecaminosa), se hacen morir, versículo 13, a continuación; entonces el cuerpo está muerto, sus deseos y pasiones carnales y pecaminosas ya no controlan su vida. Pero el justo Espíritu de Cristo dentro de usted que ha sido formado a medida que usted carga su cruz interna de la negación propia, no muere.]

 11 Y si el Espíritu de aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos mora en vosotros, el que resucitó a Cristo de entre los muertos también ha restaurado la vida en vuestros cuerpos mortales mediante su Espíritu que mora en vosotros. [Después que nuestra naturaleza carnal y pecaminosa ha sido destruida por el Espíritu, lo cual resulta en que el cuerpo está muerto a sus deseos y pasiones, el Señor es resucitado en nosotros para ser nuestro verdadero Señor de modo que nosotros somos una nueva criatura en nueva vida con la justicia imputada de Cristo. Esto debe ser experimentado mientras está en la tierra, no debe presumirá, y no se entiende que ocurre después de la muerte física normal. En este versículo el tiempo del verbo ha restaurado la vida no fue especificado en el original griego; por lo tanto los traductores de Babilonia para todas las Biblias tradujeron "también restauró la vida en sus cuerpos mortales" a "restaurará la vida en sus cuerpos mortales," pero su cuerpo no puede estar muerto a menos que el Señor también haya restaurado la vida en su cuerpo por medio de su Espíritu. Los traductores cometieron este error porque sus doctrinas sólo definen el cielo después que el hombre ha muerto físicamente y ha dejado este mundo; ellos no creen que el hombre puede ser trasladado al reino de Dios en unión con Dios mientras todavía está vivo en la tierra, ni creen que Jesús puede ser resucitado en un hombre que camina en la tierra.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.