La Bible Darby Clarifiée, (cliquez sur le texte en vert)     Aller á la table de matières   
1
Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /nfs/c12/h04/mnt/220383/domains/hallvworthington.com/html/getverses.php on line 807

Pour afficher en parallèle les versets des versions Louis Segond et La Bible du Semeur, cliquez ici.
_______________________________________

1 nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. Por las promesas, usted puede ser partícipe de la naturaleza divina: esto es entrar en la unión con Cristo, para llegar a ser uno con Cristo y con el Padre.

Para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos lo sean en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. Juan 17:21.
Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectamente unidos, Juan 17:23.
En aquel día vosotros conoceréis que yo soy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. Juan 14:20.
Si alguno me ama, mi palabra guardará. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada5 con él. Juan 14:23.
el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; Juan 14:19.
Yo lo amaré y me manifestaré a él. Juan 14:21.

¿Como ocurre esto? Primero, al creer en las grandes promesas, el verdadero evangelio. Pero debido que la iglesia falsa ha estado predicando un evangelio mentiroso, nadie alcanza la unión porque el verdadero evangelio es el poder de Dios para salvación; este es un requisito obligatorio para tener acceso al poder que produce cambio de la gracia de Dios.
Segundo, por la cruz interna de la negación propia, porque la cruz es el poder de Dios; esto también es un requisito obligatorio para tener acceso al poder que produce cambio de la gracia de Dios. Nuevamente, la iglesia falsa piensa que la cruz es una joya o un ídolo sobre la pared, ante el cual nos debemos inclinar. La iglesia falsa se ríe de la cruz, considerándola algo innecesario, ya que ellos suponen que ellos ya son justos y salvos: Porque para los que se pierden, el mensaje de la cruz es locura; pero para nosotros que somos salvos, es poder de Dios. 1 Cor 1:18. Ellos tendrán apariencia de piedad, pero negarán su eficacia. A éstos evita. 2 Tim 3:5. Usted debe poner su esperanza completamente en la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo. Ped 1:13.

Con el poder de Dios, usted puede escapar la corrupción del mundo con sus deseos, y llegar a ser partícipes de la naturaleza divina.
Una vez rescatados de las manos de los enemigos [deseos, orgullos, placeres, adicciones] le sirvamos sin temor, en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días. Lucas 1:74.

1 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Cristo es la vida; la vida es la luz; de modo que Cristo es la luz y la vida de los hombres.

2 Poniendo todo empeño, añadid a vuestra fe.. ¡Tome nota! Todo empeño, todo esfuerzo. ¡Debe buscar a Dios con todo su corazón y su alma! Usted debe poner todo su empeño. Esforzaos a entrar por la puerta angosta, porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán, Mat 7:13-14,Lucas 13:23-24. Espero que usted esté comenzando a ver lo insidioso que es el evangelio falso de la gracia, que le dice que usted no necesita hacer nada más que creer, salvado por la fe sin obras; incluso advirtiéndole a la gente que no haga ningún tipo de obras, o perderán su supuesta salvación. ¿Puede haber una mentira más maligna? La creencia es el comienzo de la caminata, no el fin, que Pablo enfatiza tres veces: 1) ahora la salvación está más cercana de nosotros que cuando creímos, Rom 13:11, 2) ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, Fil 2:12, y 3) Pero nosotros que somos del día seamos sobrios, vestidos de la coraza de la fe y del amor, y con el casco de la esperanza de la salvación, 1 Tes 5:8. Y Pedro nos habla del fin de la caminata: Poned vuestra esperanza completamente en la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo, 1 Ped 1:13. Y deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma diligencia para ir logrando plena certidumbre de la esperanza hasta el final, Heb 6:11. Es galardonador de los que le buscan diligentemente. Heb 11:6. (Diligencia — tratar continuamente y esforzarse para alcanzar una meta; ser laborioso; perseverar.)

Los ministros de las sectas deficientes le dicen a sus miembros que son justos, aún cuando ellos todavía pecaban, y el pecado es impiedad.
Al que dice al impío: "Eres justo", los pueblos lo maldecirán; las naciones lo detestarán. Prov 24:24
Todos los pastores y ministros serán malditos, los que mintieron, diciendo que con la creencia en Jesús, usted es justo mientras todavía es esclavo del pecado.
En efecto, los ministros de hoy le dicen a sus miembros: no busquen, no obedezcan, no teman, no se esfuerce
diciendo que no hay necesidad, debido a la gracia, su supuesto permiso para la inmoralidad y una excusa para permanencer en el pecado.
Sin embargo Pablo instruyó a los ministros de esta manera: "A los que continúan pecando, repréndelos delante de todos para que los otros tengan temor." 1 Tim 5:20.
Pablo también les rogó que se arrepintieran: recuerden que por tres años, de noche y de día, no cesé de amonestar con lágrimas a cada uno.

3 Pedro documenta el progreso de la caminata a la salvación: comenzando con la fe — en el evangelio verdadero. La fe en un evangelio diferente es inútil. Entonces, con la fe, progrese hacia la virtud, después al conocimiento, después a la temperancia, después la paciencia, piedad, amabilidad, y amor. De modo que Pedro está diciendo que sólo creer no es suficiente. Primero usted tiene que creer en el evangelio verdadero, y después usted tiene que seguir a Jesús al tomar su cruz diariamente, muriendo diariamente. De Jorge Fox:

Usted debe tener comunión con Cristo en sus sufrimientos; 1 Ped 4:12-13
si usted reina con él, usted debe sufrir con él; 2 Tim 2:12
si usted vive con él, usted debe morir con él; 2 Tim 2:11
y si usted muere con él, usted debe ser sepultado con él, Rom 6:4
y al ser sepultado con él en el bautismo verdadero, usted también debe resucitar con él. Col 2:12


Debemos "ir hacia su muerte, y sufrir con Cristo;" y esto es necesario para la salvación; y no de manera temporal, sino continuamente; debe haber una "muerte diaria."

A medida que usted muere diariamente, la levadura del reino se esparce por todo su cuerpo, puesta en evidencia por el progreso de la fe y la virtud, terminando en la amabilidad y el amor.

1 A menos que seamos limpiados lo suficiente por el Espíritu de Dios para controlar nuestras palabras y pensamientos, aún nuestras oraciones son una abominación para Dios. Por lo tanto esté en siliencio ante el Señor. Escuche y vele en silencio; espere hasta que el Señor hable. No parlotee pensando que será oído por la abundancia de palabras. El Señor conoce sus pensamientos antes de que usted pueda formar palabras para expresarlos. Estad quietos y reconoced que yo soy Dios. Sal 46:10. Los pensamientos del malo son una abominación a Jehovah, pero las expresiones agradables son puras. Prov 15:26. No te precipites con tu boca, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. Pues de la mucha preocupación viene el soñar; y de las muchas palabras, el dicho del necio. Ecl 5:2-3. Calle todo mortal delante de Jehovah. Zac 2:13.

No te precipites con tu boca, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.
Pues de la mucha preocupación viene el soñar; y de las muchas palabras, el dicho del necio.
Ecl 5:2-3

2 La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. El hombre está lleno de las tinieblas que encadenan la luz de Cristo. La luz brilla para tratar de razonar con nosotros, pero el hombre no entiende que es Cristo dentro de nosotros, amablemente tratando de mostarnos un mejor camino — sin amenazas, sin intimidación — sólo un razonamiento amable con la esperanza de que él responderá a los buenos caminos de la vida. Los hombres no entienden esta persuasión; los hombres ni siquiera han sido enseñados por la religión a razonar en sus vidas. Por lo tanto no comprenden lo que es la luz e ignoran su amante consejo. La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la vencieron. Juan 1:4-5. La oscuridad de la cristiandad no comprende ni explica la luz. La cristiandad no entiende nada acerca de la luz; ninguno de ellos entenderá, Dan 12:10.

3 Cristo es la luz, que ilumina a cada hombre que viene al mundo. Cristo es la luz, que ilumina a cada hombre que viene al mundo. Esta luz que nos convence cuando mentimos o robamos. Esta luz es lo que razona con nosotros durante nuestra vida. Y si escuchamos a la luz, y obedecemos las convicciones de la luz, entonces amamos la luz; amamos a Cristo. Pero si amamos nuestro estilo de vida, y odiamos las acusaciones de la luz en contra de nuestras acciones egoístas, entonces odiamos la luz; odiamos a Cristo. Cristo, la luz ha venido al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que practica lo malo aborrece la luz, y no viene a la luz, para que sus obras no sean censuradas. Pero el que practica la verdad viene a la luz para que sus obras sean manifiestas, que son hechas [efectuadas, formadas, provocadas, vigorizadas] en Dios. Juan 3:19-21. Cristo en la carne nos dijo que creyéramos en la Luz, el Cristo dentro de usted: Entre tanto que tenéis la luz, creed en [dependan, confíen y obedezcan] la luz, para que seáis hijos de luz. Juan 12:36. Cuando usted haya mostrado obediencia a esta luz, usted recibirá el Espíritu Santo: el Espíritu Santo que Dios ha dado a los que le obedecen, Hechos 5:32. Esta es la unción, una medida adicional, que les enseña acerca de todas las cosas, y por la cual ustedes llegan a saber todas las cosas. 1 Juan 2:20,27.

4 A lo suyo vino, pero los suyos no le recibieron. Jesús fue rechazado por los judíos, su propio pueblo. Leemos esto y nos maravillamos, pero donde quiera que se levante el Espíritu de Cristo, Jesús es rechazado por esas personas también. ¿Por qué? Porque Jesús siempre estará en contra de las religiones creadas por los hombres, quienes en sus rituales y ceremonias tratan de proveer justificación por sus estilos de vida egoístas y sus corazones malignos. Esto es exactamente lo que sucedió cuando Jesús apareció como el Espíritu de Cristo resucitado en los primeros cuáqueros del siglo 17; las episcopales, bautistas, presbiterianos, y congregacionalistas los encarcelaron, los azotaron, tomaron sus propiedades, y los mataron — incluso ahorcándolos en Boston. Así como dijo Jesús: Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Juan 15:18... Os expulsarán de las sinagogas, y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate pensará que rinde servicio a Dios. Juan 16:2. De modo que cuando el Espíritu de Cristo sea revelado otra vez en los hombres, la cristiandad otra vez odiará y perseguirá al Cristo resucitado, a quien ellos dicen adorar y estimar.

5 Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio derecho de ser hechos hijos de Dios. Poder para llegar a ser un hijo de Dios, no para ser inmediatemente un hijo de Dios. Creer en el nombre de Jesús es el comienzo, no el fin. Recibir a Jesús es oírle hablar desde el interior de su corazón y creer que aquel que le está hablando es el Hijo de Dios, Jesús: Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón [para que la pueda cumplir]. Ésta es la palabra de fe que predicamos: Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Cristo [dentro de su corazón]. Rom 10:8,17, Deut 39:14. Nuevamente, cuando usted le oiga, y crea que quien le habla es el Hijo de Dios, usted habrá recibido a Jesús; y cuando usted le reciba, poder será liberado por Dios para recrearle como un hijo de Dios, una criatura totalmente nueva, y todas las cosas viejas habrán pasado.

Hay tres manifestaciones del poder de Dios que son necesarios para el cambio:

  1. el nombre de Jesús, (usted tiene que por lo menos creer en el poder de su nombre, que él es el hijo de Dios).
  2. el verdadero evangelio — la verdadera esperanza de libertad de pecado y el reino — las buenas nuevas a las que uno se aferra como su esperanza,
  3. la cruz de Cristola cruz interna de la negación propia, que es el ejercicio de la esperanza en la fe de las promesas del verdadero evangelio.

Cristo es la Luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo (Juan 1:9).
Por lo tanto Cristo es la luz, que le muestra su condición, y es la palabra que le habla con mandamientos y entendimientos.
Muy cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón, para que la cumplas. Ésta es la palabra de fe que predicamos. Rom 10:8,17, Deut 30:14.
De modo que vamos a él y escuchamos su voz y esperamos lo que él nos muestre acera de nosotros mismos y lo que está en nuestro corazón.
Si usted ama la Luz y la Palabra como Cristo, usted obedece y se arrepiente de cualquier cosa mala que le sea mostrada; y usted ha cambiado para ser mejor.
Al amar y obedecer la Palabra y la Luz que le muestra su condición, usted está reconociendo a su Maestro dentro de usted como Cristo.
Usted ha "recibido" la Luz y ha reconocido que la Luz es Cristo. Por lo tanto, usted cree en la Luz.
Así como cuando Cristo le preguntó a Pedro: ¿quién decís que soy yo? y Pedro contestó: ¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!
Cristo entonces dijo: Bienaventurado eres, Simón hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Mas yo también te digo que tú eres Pedro; y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Mat 16:15-18
— el entendimiento sólido como la roca de que aquel que habla es el Hijo de Dios, contra quien las puertas del infierno no pueden prevalecer.

Ahora mire lo que Jesús dice además acerca de como sólido como una roca se aplica a nosotros:
Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras, y las hace [las practica y las obedece].
Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos sobre la roca.
Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa, y no la pudo mover, porque había sido bien construida.
Lucas 6:47-48
Él edifica su iglesia sobre un fundamento sólido como la roca. Él se edifica a sí mismo en usted sobre un fundamento sólido como una roca
Si usted va a él (dentro de usted), escucha sus palabras, y después las obedece, usted ha identificado al que habla como Cristo —
así como Pedro lo hizo en el mundo físico, con la diferencia que su identificación con Cristo es el mundo espiritual dentro de usted.

Pablo dijo: Conforme a la gracia (la donación especial para mi tarea) de Dios que me ha sido dada, como perito arquitecto he puesto el fundamento, y otro [hombre] está edificando encima. Pero cada uno mire cómo edifica encima, 1 Cor 3:10
El fundamento correcto es muy importante y la clave para nuestro crecimiento potencial. Su fundamento debe venir de Cristo mismo, no de leer la Biblia, no de alguien que le predica, no lo que alguien le dice. Para esto fue manifestado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer las obras [el pecado] del diablo [en nosotros]. 1 Juan 3:8

4 Antes de que puedan ver a Cristo en la luz, ustedes deben oír y obedecer la palabra de Dios, que es pronunciada por la boca de Dios. Como Pedro dijo tan bien: También tenemos la palabra profética que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que aclare el día y el lucero de la mañana se levante en vuestros corazones. Yo, Jesús.. soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16. Aquel que venciere, ..yo le daré la estrella de la mañana. Apoc 2:26-28.

Usted puede leer la Biblia continuamente, y nunca verá la estrella de la mañana levantarse en su corazón; pero si usted escucha diariamente la palabra viviente, y oye y obedece — hasta que aclare el día y el lucero de la mañana [la luz] se levante en vuestros corazones. Porque el Dios que dijo: "La luz resplandecerá de las tinieblas" es el que ha resplandecido en nuestros corazones, para iluminación del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6. Cristo es revelado en sus corazones; usted ve, y tiene conocimiento, de la gloria de Dios.

Hasta que esto ocurra, usted debe obedecer la voz del Señor. Más bien, bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios y la guardan. Luc 11:28. Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la palabra de Dios y la hacen. Luc 8:21. Entonces de la nube salió una voz que decía: "Éste es mi Hijo, el Escogido. A él oíd." Luc 9:35.
Por lo tanto usted debe ir a Jesús, escuchar en silencio, oírle cuando él le hable, y después obedecer lo que él le mande hacer. Venga, oiga, escuche, obedezca.

6 Los judíos le preguntaron a Juan si él era el profeta; el profeta (Jesús) de quien Moisés se refería: "El Señor vuestro Dios os levantará, de entre vuestros hermanos, un profeta como yo. A él escucharéis en todas las cosas que os hable. Y sucederá que cualquier persona que no escuche a aquel profeta será desarraigada del pueblo.'"

El alma es esa parte del hombre que es capaz de unirse con Dios para llegar a ser una criatura completamente nueva, participando en la naturaleza divina, unida con Dios, quien mora dentro ese hombre. Parte del alma es la luz, que ilumina a cada hombre que viene al mundo; es el talento, que debe ser aumentado, de otra manera es quitado y dado a otro. El alma es lo que debe primero ser purificado antes de que Dios pueda unirse con el hombre, para que el alma pueda alcanzar vida eterna.

¡Note! Los judíos conocían las escrituras. Los judíos estaban esperando al Profeta. Pero no reconocieron a Jesús cuando vino porque no habían escuchado al Padre, cuya palabra estaba en su corazón para que la obedecieran; y por lo tanto, las palabras de Jesús eran extrañas, e irreconocibles. Y hoy, si no ha sido enseñado por el Espíritu Santo, usted es incapaz de oír: el hombre natural no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque le son locura; y no las puede comprender, porque se han de discernir espiritualmente. 1 Cor 2:14; el hombre natural no puede entender el pecado, la justicia, o el juicio. Y así cuando el Espíritu de Jesús habla en contra del cristianismo por medio de sus santos, a menos que usted haya sido enseñado por el Espíritu Santo, no puede entender: Y ninguno de los impíos entenderán, pero los sabios sí entenderán. Dan 12:10. Y este entedimiento no viene de leer, debe venir de sus palabras habladas por el Espíritu de Dios directamente a usted.

_______________________________________