La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Efesios 4:17

Mostrar el Capítulo y las notas   

 17 Esto digo e insisto en el Señor: que no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, [la cual es la mente carnal del hombre, que debe ser destruida, para ser reemplazada con la mente de Cristo. De la Palabra del Señor en el interior: "Tus pensamientos no son mis pensamientos. En el mejor de los casos, sus pensamientos son como un vano silbido. Son los muchos pensamientos lo que hacen al hombre mortal. Aquellos que siguen su propia mente llorarán y se lamentarán; habrá un gran dolor. La mente es una cosa terrible."]

Romanos 8:5,7-8

Mostrar el Capítulo y las notas   

 5 Porque los que viven conforme a la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu.

 7 Pues la mente carnal es enemistad contra Dios; porque no se sujeta a la ley de Dios, ni tampoco puede.3 [y por lo tanto la mente y la imaginación deben ser destruidas por la gracia de Dios, hasta que usted tenga una mente nueva, la mente de Cristo. La cruz es para la mente carnal del hombre y para la voluntad del hombre. De la Palabra del Señor en el interior: "Hacer decisiones es vivir en tu mente carnal. Aquellos que siguen sus propias mentes llorarán y se lamentarán; habrá gran dolor. La mente es una cosa terrible. Nosotros trabajamos con una mente maldita. Tú recibirás un nuevo corazón y una nueva mente. Crece en la mente de Cristo, de la cual proceden todos los pensamientos buenos. Aquello que vive en la enemistad debe ser destruido." Debido a que su mente no puede ser sujeta a la Ley de Dios, obviamente debe ser destruida; llevar la cruz destruye su naturaleza carnal. Hasta que su mente carnal sea destruida, lleve la cruz diariamente, siga obedeciendo todos los mandamientos, y continúe su vida haciendo las mejores decisiones que usted pueda.]

 8 Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. [¡Tome nota! Si usted está viviendo para sus deseos y placeres, si usted está caminando según su mente carnal, si usted todavía está sin la guía continua del Espíritu de Dios, usted está en la carne. Si usted no ha crucificado la carne en la cruz interna de la negación propia, usted no es de Cristo: porque los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos [lujuria y afectos]. Gál 5:24.]

Isaías 65:2,55:8-9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 2 Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde que anda por un camino que no es bueno, tras sus propios pensamientos.1

Mostrar el Capítulo y las notas   

 8 "Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah.

 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos.

Jeremías 16:11-12,31:33

Mostrar el Capítulo y las notas   

 11 Entonces les dirás: 'Jehovah dice: Porque vuestros padres me abandonaron, se fueron en pos de otros dioses y les rindieron culto; porque se postraron ante ellos, mientras que a mí me abandonaron y no guardaron mi ley.

 12 Y vosotros habéis actuado peor que vuestros padres; porque he aquí que vosotros camináis cada uno tras la imaginación de su malvado corazón y mente, y por lo tanto no me oís ni me obedecéis.1 [Hasta que es limpiado por el Señor, el corazón y la mente de cada hombre está lleno de mal. De la Palabra del Señor en el interior: "Como muchos están a los pies de su salvador, hay seis cosas que pondré en orden en frente de tus ojos:

  1. cómo las cosas malas salen del corazón,
  2. y entonces salen de la boca.
  3. cómo tu corazón añora el mal.
  4. cómo tus pies son rápidos para correr al mal.
  5. cómo tu corazón construye una torre fortificada como un baluarte de defensa.
  6. cómo tu corazón es un espejo del mundo; (el mundo entero está en impiedad)."
Debemos escuchar y obedecer persistente para ser limpiados.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 33 Porque éste será el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehovah: Pondré mi ley en su interior y la escribiré en su corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.