La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Juan 14:6,1:4-9,8:12

Mostrar el Capítulo y las notas   

 6 Jesús le dijo: --Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. [No es suficiente creer que Jesús es el Hijo de Dios; usted debe exponerse a si mismo para oírle a él mandarle a arrepentirse y entonces obedecerle — de manera repetida hasta que usted lo vea a él traerle su salvación. Él lo guía por este camino angosto de la cruz, en el cual usted debe negarse a sí mismo diariamente para seguirle, (obedecerle), a Él. Como Isaac Penington, que vivía en el reino, escribió: "el camino es largo, el viaje pesado, los enemigos y las dificultades muchas, y que hay una necesidad de mucha fe, esperanza, paciencia, arrepentimiento, vigilancia en contra de las tentaciones, etc., antes que la vida eterna de dios en ellos llegue a ese nivel". Cada palabra que usted oye de Él transmite la vida de Cristo para ser implantada en su corazón hasta que él está completamente formado y resucitado en usted para que sea su verdadero Señor quien gobierna todas sus palabras y acciones. Entonces usted ha llegado a ser un varón perfecto, hasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Efesios 4:13.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

 4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.2 [La palabra, que es Jesús, es la vida de Dios y la luz de los hombres. Cristo es la luz de los hombres: la luz verdadera que ilumina a cada hombre que viene al mundo, dado a ellos para que puedan creer. Juan 1: 7,9. La vida de Dios en medida para controlar a los hombres se perdió para todos los hombres cuando Adán desobedeció a Dios y cayó. Cuando usted ha crucificado su vida pecaminosa y egoísta y es restaurado a la justicia y la santidad de la imagen de Dios, Cristo — usted vive en Cristo, Cristo vive en usted, controlando todas sus palabras y hechos; y esta vida es entonces eterna. La vida eterna es ser una nueva criatura en Cristo sobre la tierra y para siempre.]

 5 La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.3 [La luz de la Palabra, Cristo, brilla en la oscuridad de los corazones de los hombres, pero los hombres no entienden que es Cristo, razonando con ellos de manera amable y anónima, intentando reprenderlos por sus caminos impíos. Efe 5:13. Si los hombres creen lo que Cristo les dice, ellos creen y aman la verdad, pero si niegan el razonamiento, amando sus caminos egoístas e impíos, ellos odian la verdad y la luz, quien es Cristo. Pedro le dijo a los creyentes: "tenemos la palabra profética [la palabra en su corazón] que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una luz que alumbra en lugar oscuro, hasta el día esclarezca y el lucero de la mañana [Jesús] se levante en vuestros corazones." 2 Ped 1:19.]

 6 Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan. [Juan el Bautista fue enviado para preparar el camino para la Luz.]

 7 Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él [la luz, el Cristo].4 [Juan vino a dar testimonio de la Luz (la Luz de la Palabra), para que todos los hombres pudieran creer lo que la luz revela que es verdad y así sean salvos — esto es creer en Jesús. De la Palabra del Señor en el interior: "Hagan caso a la luz, lo cual es consentir con la verdad." Jesús nos dice: "creed en la luz, para que seáis hijos de luz." Juan 12:36. Esta Luz había sido profetizada como el nuevo pacto de Dios con la salvación hasta los confines de la tierra, tanto a los judíos como a los gentiles. Isa 42:6,49:6. La luz de la vida, que Dios ha escondido en el corazón, es la mediadora del nuevo pacto; aquel que quiere entrar en el nuevo pacto, hay que creer y obedecer la luz que es Cristo.]

 8 No era él la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz. [Juan no era la Luz, sino que él testificó de la Luz, que era Cristo.]

 9 Aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo.5 [Todos los hombres tienen una pequeña medida de la luz (Cristo) que les es dada para que puedan creer las convicciones anónimas de la luz de que nuestros malos caminos son verdaderos y eventualmente puedan ser salvos; porque Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y por lo tanto Él le da a todos los hombres una oportunidad igual de que sean salvos con suficiente luz para guiarlos. Si nosotros hacemos caso persistentemente a la luz y la palabra en nuestros corazones que nos reprende, entonces nosotros recibimos más de su Espíritu, eventualmente somos liberados de todo pecado y vemos a Jesús trayéndonos nuestra salvación y vida eterna. Con un hambre por justicia nosotros buscamos a Dios al exponernos a nosotros mismos a sus otros mandamientos y enseñanzas al esperarle a él en humilde silencio a medida que escuchamos y velamos.]

Mostrar el Capítulo y las notas   

Mostrar el Capítulo y las notas   

 12 Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.2 [La Luz (Cristo) es dada a cada hombre que viene al mundo, Juan 1:9, para que por medio de la Luz, todos los hombres puedan creer, Juan 1:7; y al permanecer en la Luz y obedecer la Luz, recibir la salvación para llegar a ser un hijo de la luz, un hijo de Dios. Seguir a Jesús es obedecer lo que Él le muestra y le dice anónimamente a usted por medio de la revelación. Si usted no guarda ni obedece las palabras que le oye a Cristo hablarle a usted, esas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48. De la Palabra del Señor en el interior: "La obediencia lleva a la restauración de la vida."]

1 Juan 4:9

Mostrar el Capítulo y las notas   

 9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por él.

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.