La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 24:15-18

Mostrar el Capítulo y las notas   

 15 Por tanto, cuando veáis establecida en el lugar santo la abominación desoladora, de la cual habló el profeta Daniel (el que lee, entienda),2

 16 entonces los que estén en Judea huyan a los montes.

 17 El que esté en la azotea no descienda para sacar algo de su casa,

 18 y el que esté en el campo no vuelva atrás a tomar su manto.

Mostrar el Capítulo y las notas   

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

2 cuando veáis establecida en el lugar santo la abominación desoladora, de la cual habló el profeta Daniel. La abominación desoladora es su espíritu egoísta, que está establecido en el lugar santo, el templo de Dios, el cual es el templo está en su corazón; donde el Espíritu de Dios obra para formar a Cristo, para gobernar. Antes de que Jesús aparezca en su corazón, el Espíritu de Dios tiene que revelar el hombre de pecado, su espíritu, que está gobernando en su corazón; que permanece donde Dios debe estar, declarándose a sí mismo como Dios... Cristo, el Dios de Paz, aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies. Rom 16:20.

Pablo escribió de este evento en 2 Tes 2:3-4, cuya nota incluye un párrafo escrito por Jorge Fox que afirma claramente que la revelación de la abominación desoladora es algo que debe ser experimentado personalmente.

El cristianismo completamente malinterpreta este versículo como el supuesto anticristo, (aunque muchos ya habían aparecido 2000 años atrás), que supuestamente es revelado antes de que Jesús realice su supuesto único regreso a la tierra, y piensan que el templo judío será reconstruido, los sacrificios animales serán restablecidos, y el anticristo aparecerá en ese templo declarándose a sí mismo como Dios — nada de lo cual sucederá nunca. El cristianismo no entiende que antes de que Cristo aparezca en sus corazones, para ser visto, para ser revelado, primero el Señor debe mostrarles qué tan absorbidos ellos mismos están en el pecado — tanto así que a cada hombre se le debe mostrar que su espíritu es el producto de Satanás, que está sentado en el trono de su corazón, declarándose a sí mismo como Dios.

De la Palabra del Señor en el interior: "Cuando veas la abominación desoladora, no temas; defiendan su posición; yo vendré en cinco minutos para destruirlo."

_______________________________________