La Biblia Moderna en Español, (haga clic en el texto en verde)     Ir al índice de la biblia   
Mateo 21:31-32

Mostrar el Capítulo y las notas   

 31 ¿Cuál de los dos hizo la voluntad de su padre? Ellos dijeron: --El primero. Y Jesús les dijo: --De cierto os digo que los publicanos y las prostitutas entran delante de vosotros en el reino de Dios.3 [Los fariseos no se arrepintieron porque pensaban que eran justos. Las prostitutas y los publicanos no pensaban que eran justos, así respondieron a los llamados de Jesús para arrepentirse. Los cristianos de hoy también piensan que son justos sin necesidad de arrepentirse; ellos piensan que son excusados de todas las excepciones mencionadas en la Biblia, y a sus requisitos, y condiciones para calificar de la salvación; ellos también pasan por alto que todo hombre será juzgado por sus obras y sus palabras. Cuando ellos al escuchar las palabras de las escrituras, también las oyen como una hermosa canción en sus oídos, pero no se aplican los mandamientos a sí mismos — siempre piensan que las advertencias y mandatos se aplican a la gente mala, no a la gente recta y creyente como ellos; por lo tanto no obedecen los mandamientos que oyen, y permanecen siendo esclavos del pecado; y así, son excluidos del cielo cuando mueren. Los que son inmorales no tienen heredad en el reino de Dios. De la Palabra del Señor en el interior: "¿Estás de acuerdo con alguien que en su arrogancia haya dicho que Dios excusa el mal en los creyentes? No es justo, pero a ellos no les importa. Los que son inmorales no tienen heredad en el reino de Dios".]

 32 Porque Juan vino a vosotros en el camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las prostitutas le creyeron. Y aunque vosotros lo visteis [el camino de la justicia (rectitud) por el arrepentimiento], después no os arrepentistéis ni le creísteis. [El camino de la justicia es por medio del arrepentimiento. El Señor ordena sus arrepentimientos, (de comportamiento, de habla, e incluso de su pensamiento), a medida que usted se sienta y espera en Él, escuchando, velando, oyendo, creyendo, y obedeciendo. Lo que usted oye es siempre, "luego es pacífica, amable, tolerante, complaciente, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial y no hipócrita." Santiago 3:17.]

Para ver el(los) versículo(s) mostrado(s) paralelamente en Nueva Intl, Reina Valera, y La Biblia de las Américas, haga click aquí.
_______________________________________

3 Y Jesús les dijo: --De cierto os digo que los publicanos y las prostitutas entran delante de vosotros en el reino de Dios. Los fariseos no se arrepintieron porque pensaban que eran justos. Decían que eran justos basados en sus obras rituales y ceremoniales, en vez de en un cambio de corazón. Debido a que sus corazones todavía estaban llenos de mal, Jesús les dijo que los publicanos y las prostitutas entrarían al cielo antes que ellos. ¿Por qué? Porque como las prostitutas y los publicanos no pensaban que eran justos, ellos buscaban el poder cambiante de la gracia de Dios para cambiarlos, (la obediencia a sus arrepentimientos ordenados libera su poder para quitar incluso los deseos pecaminosos), haciéndolos aptos para llegar a ser partícipes con los santos en la luz.

Ahora, si usted es de los que claman ser cristianos, ¿está usted confiado en que ha sido bautizado, llamando a Jesús Señor, comiendo pan y bebiendo jugo de uva en las ceremonias de su secta, pagando sus diezmos, estudiando la Biblia? ¿Acaso usted piensa que es justo porque usted cree? ¿Acaso usted piensa que tiene un pase gratis para el cielo, que excusa su pecados pasados, presentes y futuros? Si usted piensa esto, usted es exactamente como los fariseos, a quienes Jesús advirtió y criticó severamente. El Señor rechazará a muchos que pensaron que eran cristianos, porque todavía pecaban. Sus corazones deben ser purificados por la fe, sus almas deben ser purificadas por la obediencia a la verdad, antes de que usted pueda tener un lugar en el cielo. Jesús es la fuente de la salvación para todos los que le obedecen. ¡Tome nota! obedecen.

El camino de la justicia es por medio del arrepentimiento. El Señor ordena sus arrepentimientos, (de comportamiento, de habla, e incluso de su pensamiento), a medida que usted se sienta y espera en Él, escuchando, velando, oyendo, creyendo, y obedeciendo. Lo que usted oye es siempre, "luego es pacífica, amable, tolerante, complaciente, llena de misericordia y de buenos frutos, imparcial y no hipócrita." Santiago 3:17

Para juicio he venido yo a este mundo; para que los que no ven, vean, y los que ven sean hechos ciegos.... Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; pero ahora porque decís: "Vemos", vuestro pecado permanece. Juan 9:39-41. Entienda que si alguno clama que él 'puede ver,' está diciendo que él es justo; y entonces aquel que no tiene esperanza de alcanzar la vista o la justicia, el Señor deliberadamente lo cegará aún más. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia. Mat 5:6

_______________________________________