La Cruz Perdida de la Pureza



UNA COLECCIÓN

DE



MUCHAS EPÍSTOLAS SELECTAS A AMIGOS,


DE

ESE MINISTRO ANTIGUO, EMINENTE Y FIEL DE



JESUCRISTO,


Jorge Fox


Continuación del volumen 2

340.-A la reunión anual en Yorkshire.
Enumerada 350 en la edición impresa

Mis amigos,

En el servicio, y en la obra del Señor Jesucristo, el segundo Adán,
vivan en su poder, luz, y verdad, por encima de la muerte y la oscuridad, y aquel que está fuera de la verdad.
Por lo tanto, todos en la simiente que hiere la cabeza de la serpiente, defiendan la gloria y el honor de Dios;
todos ustedes son uno en esta simiente, hombres y mujeres;
y en esta simiente todos ustedes tienen la paz y unidad que es eterna.
Y en esta simiente celestial, asegúrense que todos caminen como corresponde al evangelio glorioso de Cristo Jesús,
que ha traído vida e inmortalidad a la luz por medio del evangelio
;
por medio del cual ustedes ven por encima de aquel que los ha oscurecido.
Y este evangelio, el poder de Dios, los mantendrá en la vida y la inmortalidad;
en el cual todos ustedes pueden ver su obra y servicio para el Señor Dios, en santidad,
y en justicia, y en piedad, que el Señor Dios pueda ser glorificado en todos ustedes,
y entre todos ustedes, quien está por encima de todo
, bendito sobre todo. Amén.
Y amigos, asegúrense que todos sus hijos y familias sean entrenados en el nuevo pacto de gracia,
y en la vida, y paz, y circuncidados y bautizados con el espíritu,
para que todos ellos puedan comer del alimento espiritual,
y beber en el único espíritu en el nuevo pacto, y para alimentarse de la sustancia,
como lo hicieron los judíos en las sombras en lo antiguo, que se desvaneció.
Y el poder de Dios, el evangelio, es la autoridad de sus reuniones de hombres y mujeres;
y todo heredero del evangelio debe obrar en su herencia y posesión,
en la restauración a la imagen de Dios, en justicia y santidad,
siendo creado por Cristo, quien nunca cayó, ayuda idónea en la restauración,
(como ellos eran antes de la caída), quien es el primero y el último, el fundamento y la roca eterna.
En él siéntense en la vida, y paz, y reposo, el Amén,
para que nada pueda llegar a estar entre ustedes y el Señor Dios;
y asegúrense que nada falte entre ustedes, entonces todo estará bien.
Por lo tanto con mi amor en el Señor Jesucristo.

Jorge Fox

Londres, el día 3 del cuarto mes, 1678


341.
Enumerada 351 en la edición impresa

Amigos,

Sepan lo que el Señor requiere de ustedes, y tengan todos un sentido de aquello en ustedes mismos, que él requiere;
que es: "hacer justicia, amar misericordia y caminar humildemente con tu Dios."
Ahora, el Señor quien es misericordioso y justo, santo y recto, puro y perfecto,
él requiere que el hombre y la mujer actúen justa y rectamente,
y vivan piadosamente
y como santos, por medio de la santa luz, y el espíritu, y verdad, y gracia,
que el Señor le ha dado a todo hombre y mujer para su beneficio
.
Y por lo tanto, para responder al Dios santo, puro, recto y justo de verdad, en todas sus vidas, y palabras, y conductas;
y por lo tanto, para glorificarle a él sobre la tierra.
Y mientras más da el Señor, más requiere;
y mientras menos da, menos requiere.
Pero el Señor requiere de todo hombre y mujer como él da,
quien juzgará al mundo en justicia, por medio del hombre Cristo Jesús,
de acuerdo al evangelio, el poder de Dios,
que es predicado a toda criatura bajo el cielo
;
es decir, de acuerdo al poder invisible; manifestando
que hay algo del poder invisible de Dios en todo hombre y mujer.
Por lo tanto, así el Señor Jesucristo no juzga de acuerdo a lo que oye el oído,
ni a lo que ve el ojo;
porque con justicia él los juzgará, de acuerdo a la luz,
que es la vida en la palabra, Cristo,
con la cual él ilumina a todo hombre que viene al mundo
,
para la salvación de aquellos que creen en ella,
y la condenación de aquellos que la odian
,
y quien no quiere recibir el evangelio, ni la gracia, que trae salvación,
que ha aparecido a todos los hombres
, para que caminen despreciativamente en contra del espíritu de gracia, y se vayan hacia la lascivia.
Por lo tanto, de acuerdo a su gracia, y luz, y evangelio,
el Dios justo juzgará al mundo en justicia, por medio de Cristo,
el hombre celestial y espiritual
, quien ha muerto por los pecados del mundo;
aunque ellos niegan a aquel que los ha comprado, y que probó la muerte por cada hombre.
Los tales merecen su juicio.

Jorge Fox

Envíen esto al exterior entre los Amigos, para que sea leído en sus reuniones,

Swarthmore, onceavo mes, 1678

342.-Una epístola a los Amigos, para mantenerse en el poder de Dios en sus habitaciones pacíficas,
sobre todos los problemas del mundo.

Enumerada 352 en la edición impresa

Todos mis estimados amigos y hermanos, quienes están reunidos por la luz, gracia, y verdad,
y poder, y espíritu de Cristo Jesús, a él, la cabeza sobre todo,
por medio de quien todas las cosas fueron creadas, el primogénito de toda criatura,
y el primogénito de los muertos, conózcanlo, y el poder de su resurrección,
para que todos ustedes sean partícipes de ella, y de la vida eterna,
y puedan sentarse juntos en los lugares celestiales en Cristo Jesús,
quien está sobre todo, el primero y el último.
Y en él ustedes tienen paz, quien no no es de este mundo;
porque en este mundo hay aflicción.

Y el mundo odió y ahora oída a Cristo, sí,
y su luz
, gracia, verdad, poder y espíritu;
y por lo tanto no es maravilla si el mundo odia a los miembros de Cristo,
que lo siguen en su luz, gracia, verdad, poder y espíritu;
y así con él lo reciben, su vida y salvación.
Y por lo tanto aquel que tiene al hijo de Dios tiene la vida;
quien es la fuente que llena todo que lo espera,
con sus bendiciones celestiales y riquezas de la vida, de Cristo la roca y fundamento,
que no pueden ser sacudidos
, aunque las rocas y fundamentos del mundo pueden ser sacudidos,
y cortados en pedazos, y los pilares de la tierra pueden vacilar y tambalearse,
y todos los hipócritas y pecadores pueden temer;
pero aquellos que temen al Señor, y lo esperan, serán como el monte Sión,
que no puede ser quitado
; porque el poder del Señor está sobre todo,
por medio del cual él mantiene a su pueblo hasta el día de la salvación.

Y por lo tanto, todos ustedes que tienen este guardador, el poder del Señor,
por medio de la fe
hasta el día de la vida y la salvación,
no necesitan a ninguno de los guardadores o vigilantes soñolientos;
porque el Señor era el guardador de Israel,
quien ni se adormece ni se duerme
, hasta que Israel abandonó al Señor,
y entonces ellos establecieron vigilantes y guardadores soñolientos y adormecidos;
como los cristianos apóstatas, quienes han abandonado el poder de Dios para guardarlos,
y entonces ellos pronto son abandonados.

Y por lo tanto, amigos, ustedes que conocen el poder de Dios,
en el cual permanece el reino de Dios,
ustedes conocen a su guardador,
por medio de la fe de la cual Jesucristo es el autor,
que permanece en su poder, y no en palabras;

y por lo tanto su fe que permanece en su poder,
los mantendrá fuera de las palabras de la sabiduría de los hombres, y por encima de ellos.

Y la lámpara de oro en su tabernáculo,
todos deben encenderlas con el aceite celestial,
que ustedes tienen de Cristo su sumo sacerdote, habiendo regresado a él,
el gran pastor y obispo de sus almas
,
quien los llevará a ustedes, sus ovejas, hacia su redil seguro;
quien les da vida eterna a sus ovejas, y sus ovejas no perecerán,
ni nadie los arrancará de su mano.

Aunque los hombres pueden arrancar a los hipócritas y apóstatas de otros;
pero Cristo dijo que "nadie puede arrebatar a sus ovejas de las manos de su Padre."
Y por lo tanto, sientan todos la mano con la cual él los ha sacado del Egipto espiritual,
donde Cristo ha sido crucificado, hacia Cristo, en su nuevo pacto de luz y vida,
como los judíos fueron sacados de Egipto en el pacto antiguo,
que Cristo ha abolido, y hace todas las cosas nuevas;
de modo que todos puedan ser fundados en él,
quien era el fundamento de todos los santos profetas y apóstoles,
y todos los hombres santos de Dios hasta este día.

Y por lo tanto, consideren quien es que habita en el tabernáculo de Dios,
y mora en su santo monte; son los fieles y los rectos
,
y este monte santo es un lugar seguro para todos los rectos.
Como dijo el Señor,

"Acontecerá en los últimos días que
el monte de la casa de Jehovah será establecido como cabeza de los montes,
y será elevado más que las colinas;
y correrán a él todas las naciones."

Y aquí el Señor enseña a su pueblo que viene al monte de la casa del Dios de Jacob.
Por lo tanto todas las montañas, casas, montes, y enseñanzas serán sacudidas,
pero la montaña de la casa del Señor será establecida en los últimos día,
como dijo el profeta, que son los días de Cristo.

¿Acaso no es esta la roca que llegó a ser una gran montaña, y que llenó toda la tierra,
que golpeó y rompió en pedazos la imagen de fierro, barro, bronce, plata,
y oro, es decir los monarcas, que eran como montañas?

Y esta roca que llega a ser una gran montaña,
establece un reino que nunca tendrá fin.
Acaso no es este el reino de Cristo, del cual Cristo dijo:
"A menos que uno nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios, ni entrar en él."

Y por lo tanto, amigos,
todos ustedes saben que su reino permanece en poder, en paz, y gozo en el espíritu santo,
por encima del poder del maligno, y todos los espíritus inmundos,
que los mantiene en su primer nacimiento, y los lleva hacia todo mal,
así como el espíritu santo los lleva hacia toda verdad.

Y por lo tanto, estimados amigos y hermanos, conozcan esta roca, esta piedra, este fundamento,
la casa de Dios, que está establecida sobre el monte del Señor,
sobre todas las otras casas, montes, montañas, y enseñanzas en el mundo,
donde Dios enseña a su pueblo, y los establece sobre Cristo Jesús,
la roca viviente y fundamento, y el camino viviente.
Y por lo tanto, aunque pueda haber problemas en el exterior, y problemas en el interior;
aún así, si ustedes esperan al Señor, él renovará sus fuerzas.
Y los hijos de Dios están listos para las señales y prodigios;
porque como está escrito: "He aquí, yo y los hijos que Jehovah me ha dado somos señales y prodigios."
Y por lo tanto, amigos, mantengan sus habitaciones en Cristo Jesús, en quien ustedes tienen paz;
porque todos los habladores groseros, y vanos disputadores, y peleadores, que se corrompen con orín,
se salen de la verdad pacífica; y aquello que está despedazado, y muere por sí mismo,
no debe ser alimento
, sino la vida debe ser alimento,
la cual les da vida eterna.

Y el Señor no edificó su Sión,
ni su Jerusalén externa, con sangre en el antiguo pacto;
porque aquellos que edificaron su Sión y Jerusalén con sangre,
hicieron que su Sión fuera como un campo, y su Jerusalén como un montón;
por lo tanto si esta práctica estaba prohibida en el pacto antiguo, mucho más en el nuevo,
quienes piensan edificar a Sión y Jerusalén con sangre e iniquidad;
porque los tales no han sido hijos de Sión, ni de Jerusalén, que viene de arriba,
quienes derramaron la sangre de los hombres por causa de religión, iglesia y adoración;
porque Cristo reprendió a aquellos que querían destruir las vidas de los hombres,
y les dijo que ellos 'no sabían de qué espíritu eran;
'
por lo tanto aquellos que no saben de qué espíritu son,
probablemente no edificarán la Sión y Jerusalén de Dios.

Porque Cristo dijo que 'Él vino a salvar la vida de los hombres, y no a destruirlas;
porque el dios de este mundo fue el destructor de la vida de los hombres,
pero Cristo vino a destruirlo a él y a sus obras, y también a salvar las vidas y almas de los hombres.

Y por lo tanto, estimados amigos, dejen que el amor de Dios,
que es esparcido en el exterior en sus corazones, eche fuera todo el temor
.
Y manténganse en el nombre de Jesús, en el cual están reunidos,
que está por encima de todo nombre bajo todo el cielo,
en quien ustedes tienen vida y salvación, y su presencia entre ustedes;
cuyo nombre es una torre fortificada; y Cristo es una roca para escondernos en ella,
y su espíritu nos cubre, el cual es una cubierta suficiente para ustedes;
'y el ay será para ese espíritu que está cubierto, pero no con su espíritu;'
ellos pueden volar hacia las rocas y las montañas para que los cubran y los escondan,
lo cual no será suficiente;
porque las rocas se rasgarán y las montañas será quitadas
;
los tales pueden correr hacia Egipto espiritual para recibir fuerza, donde Cristo fue crucificado,
como los judíos en el nuevo testamento, que corrieron hacia Egipto alejándose de su espíritu,
pero todo fue en vano.

Y por lo tanto, confíen en el Señor,
quien los ha guardado por su gloriosa luz y poder hasta este día,
para que ustedes puedan ser establecidos en la simiente, Cristo Jesús,
que está sobre todo eso, en el interior y exterior, que es contrario a ella,
y hiere la cabeza de la serpiente, que ha estado entre ustedes y Dios.
De modo que en Cristo, la simiente, ustedes tienen paz con el Señor Dios,
y vida, y dominio, y elección, y salvación,
quien los redime de la maldición, y del temor de los hombres,
o de lo que hace del brazo de carne su fortaleza, y no el brazo de Dios;
y por lo tanto, siendo que el brazo del Señor es la fortaleza de ustedes,
y Cristo su roca y salvación, ustedes no necesitan temer lo que el hombre puede hacer en contra de ustedes;
porque todos los hijos de Dios son queridos y amados por él,
a quienes él ha engendrado otra vez por la palabra de Dios para ser herederos de su reino;
él los alimenta con vida eterna, y la leche de su palabra,
y esta palabra vive, y mora, y permanece para siempre
,
y siempre tiene plenitud y abundancia de leche,
y nutre a todos los hijos de Dios para vida eterna,
y para heredar su reino, y el mundo que es eterno,
del cual Cristo es el gobernante (el hombre celestial y espiritual),
y por lo tanto aquellos que están en él, deben ser nuevas criaturas;
porque todas las criaturas antiguas están en el antiguo Adán.

Y por lo tanto mi deseo es que todos ustedes puedan estar establecidos en Cristo Jesús,
quien estaba muerto y ahora vive otra vez, y vive para siempre
,
un profeta, consejero, sacerdote, obispo y pastor,
quien circuncida y bautiza, una roca viviente y fundamento eterno,
el principio y el final, el primero y el último, el Amén;
siéntense en él, y él en ustedes, en quien ustedes tienen paz con Dios.
Amén.

Jorge Fox

Swarthmore, el día 6 del doceavo mes, 1678


343.
Enumerada 353 en la edición impresa

Mis estimados amigos,

Cuyos rostros están mirando hacia Sión,
desde este mundo lleno de estiércol, vanidad y vejación de espíritu;
la gloria, consuelo y placeres del cual dejan de existir;
aquellos que tienen más o menos de él, y que entran en él, entran en aflicción;
y cuando ellos están en él, es una gran aflicción salir de él,
y ser necio por causa de Cristo, quien no es de este mundo, sino del mundo que no tiene fin.
Y por lo tanto ustedes deben creer en la luz, gracia y verdad que viene de él,
en las partes interiores o del corazón, que dirige sus mentes hacia Cristo,
de donde viene esto, y para unirnos con él quien es celestial,
quien dijo: 'buscad primeramente el reino de Dios:' y la justicia de su reino,
entonces todas las cosas externas serán añadidas a aquellos que han encontrado el reino de Dios;

que permanece en justicia por encima de la injusticia;
y permanece en el poder de Dios, por encima del poder del diablo,
y existía antes que él existiera, y permanece en paz y gozo en el espíritu santo,

por encima de todos los espíritus impuros, o espíritus malignos;
y la buena simiente son los hijos de este reino, que es eterno.

Y tengan cuidado con su voluntad, y no le den lugar a ella,
sino denle lugar al poder y espíritu de Dios,
que la crucifica, y la mantiene bajo la cruz de Cristo;
de modo que el hombre interno pueda ser renovado, y el antiguo Adán quitado,
de modo que la luz de Cristo se pueda ver, la cual Abraham se regocijó en ver,
y así hacen aquellos que son de la fe de Abraham;
y esta fe es el don de Dios,
que ve el sol de justicia resplandecer en sus corazones,
para nutrir aquello que Dios tiene allí plantado,
quien lo riega con el agua viva de la palabra, su planta viviente.
Y esta es agua en sus propios pozos,
para que ustedes puedan beber de sus propios pozos o cisternas,
y para tener uvas de sus propias viñas,
de las cuales ellos pueden tener el vino nuevo en sus nuevas botellas,
para alegrar y animar sus corazones con el vino de la vid celestial de la viña celestial,
de la cual el Señor es el labrador
;
y esto deben sentir todos los que son del pueblo de Dios.

¿Cuál es el problema en que el mundo está de tantas maneras desde los días de los apóstoles?
Porque ellos están fuera de Cristo, el camino, el nuevo y viviente camino,
(que está por encima de todos los caminos muertos), que fue establecido más de mil seiscientos años atrás.

¿Y por qué tienen tantas religiones?
Porque ellos están fuera de la religión pura y no contaminada ante Dios,
que fue establecida más de mil seiscientos años atrás,
y esta religión los guarda de las manchas del mundo
;
y entonces esta religión debe estar por encima del mundo, que los guarda de las manchas de él;
Y aquellos que se han salido de esta religión hacia aquellas que ellos mismos han creado,
y que le dicen a la gente que no deben ser perfectos aquí,
y que deben cargar un cuerpo de muerte con ellos hasta la tumba:
y otros dicen que ellos deben tener un purgatorio cuando mueran;
esta doctrina es contraria a los apóstoles,
quienes dijeron que 'ellos fueron limpiados con la sangre de Jesús, y lavados por el agua de la palabra;'
y el pueblo de Dios debe sentir los efectos en el interior de esta sangre y esta agua,
para lavar y limpiar su corazón, almas, mentes y conciencias;
'sus corazones y conciencias son rociadas (como dijo el apóstol)
con la sangre de Jesús, de sus obras muertas, para servir al Dios vivo:'

porque muchos pueden hablar de la sangre de Jesús sin tener obras muertas,
y sin servir al Dios viviente, sus corazones y conciencias sin ser rociadas con la sangre de Jesús;
y ellos deben sentirla en el interior como también en el exterior.
Y si ellos tienen vida, ellos comen su carne y beben su sangre,
si ellos viven por él quien es celestial y espiritual;
el segundo Adán, el Señor del cielo;
porque ellos han bebido por suficiente tiempo en el espíritu inmundo de Adán,
que es la causa por la cual hay tantos cuerpos,
con el que ellos irritan y apagan el buen espíritu,
y resisten el espíritu santo, que debe bautizarlos a todos ellos en un cuerpo;
es decir, para sumergir todo pecado y maldad que ha surgido por causa de la transgresión,
y quemar aquello que es paja o corrupción,
y así para beber en un espíritu, como hicieron los apóstoles y las iglesias en los tiempos primitivos,
y así para tener la misma comunión y unidad en el espíritu santo de Cristo, como ellos tuvieron,
es decir, en Cristo Jesús, quien era, y es, la cabeza santa de su iglesia, sus elegidos en él.
Y Jerusalén, que está arriba, es la madre de todos ellos;
y los tales adoran a Dios, como Cristo enseñó alrededor de mil seiscientos años atrás, en espíritu y en verdad.

Por lo tanto todos deben llegar al espíritu y la verdad en sus corazones y sus almas,
si ellos han de conocer al Dios de verdad, quien es un espíritu;
y deben adorarlo en espíritu y en verdad
;
y el espíritu inmundo no puede venir a ese espíritu santo y verdad,
ni aquel que está afuera de la verdad.
Por lo tanto todos los adoradores de la voluntad,* y el dragón, y la bestia, y los adoradores falsos,
están fuera de este santo espíritu y verdad, en la cual el Dios puro y santo es adorado;
y como todos los que comieron de la pascua en el antiguo testamento debían ser circuncidados en la carne,
así son todos en el nuevo pacto deben ser circuncidados con el espíritu,
al quitarse el cuerpo del pecado de la carne
, que vino al hombre por la transgresión,
si ellos se alimentan en Cristo, su sacrificio celestial.
Porque el antiguo pacto de la circuncisión fue sostenido en la carne,
y entonces ellos se alimentaron de los sacrificios naturales;
pero el nuevo pacto es sostenido en la gracia, la luz, y el espíritu,
por el cual ellos son circuncidados, y así se alimentan en su sacrificio celestial.
Porque en el antiguo pacto ellos no debían comer la sangre de las bestias, ningún tipo de sangre;
pero en el nuevo testamento, Cristo nos dice,
'si no coméis la carne del Hijo del Hombre y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.'
Porque como por medio de Adán y Eva, al comer lo que Dios les prohibió, vino la muerte,
así si los hijos e hijas de Adán y Eva tienen vida otra vez,
al comer de aquello que Cristo manda;
y así como al comer vino la muerte, también al comer viene la vida, y no al tomarla;
no, no al tomarla, del hijo de Dios;
porque todos los reprobados pueden hacerlo;
porque el apóstol dijo: 'Jesucristo está en vosotros, a menos que ya estéis reprobados;'
y 'el que no tiene al Hijo de Dios no tiene vida;'
y 'equel que tiene al Hijo de Dios tiene vida.'

Y los santos confesaron que el hijo de Dios debía venir,
y les había dado un entendimiento
,
y ellos estaban en él, y ellos debían caminar como él caminó,
y no sólo para hablar, como él habló porque hay muchos habladores;
y pocos caminadores en Cristo
; mi deseo es que pueda haber más.

*los adoradores de voluntad usan un programa establecido junto con sus mentes carnales para adorar y orar, en vez de confiar en el Espíritu santo para recibir palabras

Y que el Señor Dios Todopoderoso los fortalezca en su hombre interno,
y sobre todo les de dominio en la simiente de la vida,
que hiere la cabeza de la serpiente, (la cual trajo muerte y una maldición),
y esta simiente trae las bendiciones, en las cuales todas las naciones son bendecidas;
y fuera de esta simiente ellos no son bendecidos,
aunque ellos puedan profesar todas las palabras de esta buena simiente;
y si ellos no están en ella, no tienen la bendición en ella;
y aquellos que están en esto,
su bendición y paz fluye como un río de la roca y el fundamento de la vida, que permanece seguro,
en el cual todos los profetas, apóstoles, y santificados edificaron y edifican
,
quien es su vida y salvación.

Por lo tanto sientan la piedra que es cortada de la montaña sin manos,
que debe llegar a ser una gran montaña, y llenar toda la tierra,
que tiene un reino que es eterno, el cual, a menos que el hombre nazca otra vez,
no puede verlo ni entrar en su reino
.

Y mi deseo es que ustedes (en sus medidas) puedan ser presentados al Señor,
y sepan lo que él pide de ustedes: "Amar misericordia, hacer justicia, y caminar humildemente con tu Dios;"
porque mientras más él de, más exige;
y mientras menos de, menos exige;
quien juzgará al mundo en justicia de acuerdo al evangelio predicado en toda criatura,
mostrando que hay algo de Dios en cada criatura que responderá a su juicio.
Y por lo tanto mi deseo es que todos puedan ser fieles a lo que el Señor les ha dado a conocer
por su gracia y verdad, luz, poder y espíritu,
y entonces el Señor les suplirá con más;
a quien sea la gloria y adoración, quien es el creador de todo, por medio de Cristo Jesús, por medio de quien todas las cosas fueron hechas.
Amén.

Jorge Fox

344.
Enumerada 354 en la edición impresa

Y, estimados amigos, mi amor sea con todos ustedes en la simiente de la vida y la paz,
que fluye como un río, y hiere la cabeza de la serpiente
,
que ha traído muerte y oscuridad, aflicción, miseria, e imperfección sobre el hombre y dentro de él;
y en esta simiente, Cristo, son bendecidas todas las naciones, y son elegidas;
y fuera de ella está la maldición y reprobación.
Y fuera de esta simiente están todas las religiones falsas, caminos falsos, adoraciones falsas,
e iglesias falsas, de cuerpos sin cabezas, como tantos monstruos,
que la simiente de la serpiente ha traído desde los días de los apóstoles,
y entonces ellos les han hecho cabezas, fuera de sus cuerpos, o iglesias,
y cuando una cabeza ha caído, entonces ellos hacen otra,
y la ponen sobre su cuerpo o iglesia, habiendo perdido y habiéndose alejado de la verdadera cabeza, Cristo.

Y a veces los miembros caen con respecto a hacer una cabeza para su cuerpo,
de manera que los miembros se destruyen los unos a los otros por esto.
Ahora, este cuerpo monstruoso es llevado por esta simiente maligna en aquellos que se han alejado de la luz, la gracia, la verdad, el poder y el espíritu,
que viene de Cristo, el hombre celestial, en quien mora la plenitud de la divinidad.
Y ellos nunca van a venir a la verdadera cabeza, Cristo,
pero si vinieran a la luz, la gracia, la verdad, el poder, la fe, y el espíritu de Jesús,
que viene de él, y regresa a él otra vez (la cabeza),y así para sostenerle a él, su cabeza,
por la cual todos los miembros son unidos por coyunturas y bandas,
que ellos reciben su nutrición de él, quien es su cabeza,

quien le provee a cada miembro vida eterna de aquel que está vivo, y vive para siempre.

Y debido a que ellos se han alejado de la luz, la gracia, la verdad, el espíritu,
y el poder de Jesús en esta noche de apostasía,
ellos se han alejado de aquello que viene de la cabeza, Cristo, que debería unirse a él.
Y por lo tanto en esta noche de apostasía han habido muchos cuerpos sin la verdadera cabeza,
que ha hecho tantas cabezas, y las han puesto sobre sus cuerpos,
y cuando ellas se han ido, ellos hacen más;
y la bestia, el dragón, los lobos, y las adoraciones falsas o cuerpos de personas, sin la verdadera cabeza, Cristo,
al estar fuera de la gracia, la verdad, la luz, el poder, la fe y el espíritu en el que estaban los apóstoles,
han llevado tantos cuerpos monstruosos sin cabezas,
hasta que ellos han hecho cabezas para ellos; y cuando una se va, ellos hacen otra.
Por lo tanto todos deben ir a la gracia, la verdad, el poder, el espíritu,
y la fe que viene de Jesús
, si ellos van a aquel de quien ella proviene,
y así lo sostienen a él quien es su cabeza, Cristo, por medio de quien todas las cosas fueron hechas,
quien es el primero y el último, el comienzo y el final. Aleluya.

Y mi deseo es que todos puedan estar en sus servicios para Cristo, hombres y mujeres,
en su gracia, verdad, luz, poder y espíritu, para que de él ellos puedan tener su denario,
quien recompensa a cada hombre y mujer de acuerdo a sus obras,
y no estén desocupados, hablando en el mercado.

Por lo tanto con mi amor en el Señor, el Creador de todo,
y en el Señor Jesucristo, por medio de quien todo fue hecho, quien está sobre todo, el primero y el último,
una roca viviente y fundamento para que todos los vivientes edifiquen sobre él, quienes son despertados por él,
y creen en su luz, que es la vida en Cristo, la palabra, por medio de quien todas las cosas fueron hechas;
y así son injertados en Cristo, el árbol viviente que nunca se marchita;
y así de él, el árbol verde, todo injerto recibe su alimento, que es injertado en él;
y así la raíz viviente sostiene a cada rama viviente, y la alimenta,
para que pueda producir fruto para la alabanza de Dios sobre todo, bendito para siempre.

Y este es el árbol, cuya hoja nunca se seca, ni falla su fruto;
sino que su fruto alimenta a todos los vivientes, y las hojas de él sanan a las naciones.
Y este árbol permanece en medio del jardín de Dios
, quien dijo:
en medio de tu iglesia cantaré alabanzas, quienes son piedras vivas,
una casa espiritual de fe
, elegidos y preciosos,
la iglesia del Dios viviente, escrita en el cielo;
de modo que la santidad le corresponde a la casa del Señor.
Y por lo tanto el Señor requiere más de los Amigos que de otras personas,
porque él les ha dado más
;
y por lo tanto todo el pueblo espera más de los Amigos que de todas las otras personas,
al responder a aquello de Dios en todos ellos, en verdad y en justicia,
y santidad y piedad;
porque ustedes son las luces del mundo, y la sal de la tierra para sazonarla.
Por lo tanto todos deben glorificar al Señor Dios en sus vidas y conversaciones,
con sus cuerpos, espíritus, y almas, que son de Cristo,
quien los ha comprado y los ha limpiado con su sangre y el agua pura de su palabra,
quien los hace vasijas santificadas de su misericordia para su gloria;
por lo tanto nadie debe deshonrar al Señor.

Y por lo tanto mi deseo es que todos ustedes puedan ser valientes por la verdad sobre la tierra;
y mantener todas sus reuniones de hombres y mujeres en el poder del Señor, el evangelio,
que ha traído la vida y la inmortalidad a la luz
,
y él los guardará en la vida y la inmortalidad por encima de aquel que los ha oscurecido;
y en esto todos verán sus obras y servicios para el Señor Dios,
y su hijo Cristo Jesús, en aquello que ha traído la vida y la inmortalidad a la luz;
y en este evangelio está una comunión y un orden perfecto,
que permanecerán cuando todos los otros ya no estén;
todos los santos que disfrutan esto no pueden sino adorar al Señor,
y cantar alabanzas a él por siempre y para siempre. Amén.

El apóstol dijo: 'Si alguno está en Cristo nueva criatura es;
las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Cor 5:17

Por lo tanto aquellos que están en Cristo son nuevas criaturas;
y aquellos que están en el antiguo Adán son criaturas viejas;
y están en sus cosas viejas, viejos caminos, viejas adoraciones, y viejas religiones,
y tienen las vestimentas viejas, y los odres viejos,
que tienen el vino viejo, que no pueden llevar el nuevo
;
y tienen el tesoro viejo, oxidado y comido por la polilla.
Y aquellos que están en Cristo, el segundo Adán celestial y espiritual,
quien hace todas las cosas nuevas, son nuevas criaturas, y hombres espirituales,
y tienen mentes celestiales, y son nuevos odres,
y tienen el nuevo vino y el nuevo tesoro celestial,
y tienen la nueva ropa, el lino fino, la justicia de Cristo,
y son el camino nuevo y viviente, sobre todos los caminos muertos.
Y ellos están en la nueva adoración, que Cristo estableció más de mil seiscientos años atrás,
que está en el espíritu y la verdad;
y Dios es adorado en este santo espíritu y santa verdad
:
y esto era nuevo para tanto los judíos como para los gentiles, y es nuevo para todos los cristianos apóstatas,
quienes no están en en espíritu santo ni la verdad en la que estaban los apóstoles.
Y esta nueva criatura en Cristo tiene una nueva religión, la cual es pura y no contaminada,
y que nos guarda de las manchas del mundo
;
y esta religión es nueva para los judíos y los gentiles,
y todos los cristianos apóstatas que defienden un cuerpo de muerte y pecado hasta la tumba,
y un purgatorio cuando están muertos.
Y aquellos que están en Cristo son nuevas criaturas, y ellos tienen una cabeza nueva,
quien es la cabeza de todas las cosas, el primogénito de toda criatura,
el primogénito de entre los muertos, quien está vivo, y vive para siempre,

quien hiere la cabeza de la serpiente, la cual ha hecho las cosas viejas,
pero Cristo hace todas las cosas nuevas; y los que están en él son nuevas criaturas;
y aquellos que están fuera de Cristo, son las viejas criaturas en el antiguo Adán;
y estas viejas criaturas están consintiendo sus cosas viejas, y sus odres viejos;
vino viejo; vestiduras viejas, y están consintiendo sus viejos caminos, viejas religiones, y viejas adoraciones,
y persiguiéndose los unos a los otros con sus armas carnales viejas;
estas viejas criaturas, que consienten sus viejas adoraciones, religiones y caminos;
de modo que una criatura vieja cae junto con otra criatura vieja,
de modo que estas criaturas viejas consentidoras en el antiguo Adán, fuera de Cristo, el segundo Adán,
luchan con carne y sangre por sus antiguos caminos, religiones, y adoraciones:
y estas criaturas viejas consentidoras, que están fuera de Cristo el salvador,
se destruyen las unas a las otras por causa de sus viejos caminos, adoraciones, religiones e iglesias.
Y estas viejas criaturas, que están fuera de Cristo, la cabeza,
son cuerpos monstruosos sin cabeza, hasta que ellos han hecho una,
y entonces las viejas criaturas la ponen sobre su cuerpo;
y esta cabeza (ellos piensan) perdona sus pecados;
y cuando esta su cabeza se ha caído de su cuerpo,
entonces ellos hacen otra, y la ponen sobre el cuerpo de su vieja criatura.
Pero aquellos que están en Cristo, son nuevas criaturas, y Cristo es su cabeza,
quien es su redentor, santificador, y salvador, quien está vivo, y vive para siempre;
y caminan en Cristo, el segundo Adán, quien es celestial y espiritual.
Y el caminar de las viejas criaturas, que están fuera de Cristo, está en el antiguo Adán,
quienes son naturales y carnales, y así también son sus armas y su armadura,
con las cuales ellos defienden sus viejos caminos, iglesia, religión y adoración,
ellos son carnales (y no espirituales) por lo cual ellos se matan los unos a los otros;
y las viejas criaturas no estudian ni saborean aquel camino que ellos destruyen o encarcelan,
persiguen o destierran, saquean o torturan a los justos o nuevas criaturas en Cristo.
Y aquellos que están en Cristo son nuevas criaturas;
sus armas y su armadura son espirituales, y ellos no luchan con carne y sangre,
sino contra maldad espiritual y los gobernantes de las tinieblas en lugares celestiales,
y derriban las imaginaciones y pensamientos altos,

como Cristo (en quien están esas nuevas criaturas) les enseña,
quien dijo que él 'no vino a destruir la vida de los hombres, sino para salvarlas;'
y reprendió a aquellos que querían destruir la vida de los hombres,
y les dijo que ellos no sabían de qué espíritu eran
.
Por lo tanto está claro que las viejas criaturas, que están fuera de Cristo,
(quienes destruyen la vida de los hombres por causa de sus viejos caminos, iglesias, religiones,
y su viejas adoraciones), no saben de qué espíritu son;
y aunque ellos no saben de qué espíritu son,
ya sea de un espíritu bueno o uno malo, sin embargo el pueblo se debe conformar con ese camino,
religión, adoración, e iglesia que esta vieja criatura, que está fuera de Cristo, ha establecido,
de otra manera él los perseguirá o destruirá sus vidas,
aunque Cristo dijo que 'ellos no saben de qué espíritu son.'
¿Acaso esto no es difícil, conformarse a aquello que las viejas criaturas han hecho y establecido,
quienes no conocen su propio espíritu, no saben de qué espíritu son?
Por lo tanto, ¿acaso no eran esas doctrinas, ordenanzas, tradiciones,
y rudimentos del mundo las viejas criaturas
, (quienes están en el antiguo Adán),
que ellos consintieron y todavía consienten, lo cual las nuevas criaturas en Cristo Jesús,
el segundo Adán, no debían probar, tocar, o sujetar, porque ellos perecerían si lo hacían?
¿Y acaso no son todas las adoraciones de la voluntad
, y las adoraciones de la bestia y del dragón,
de las viejas criaturas, que están fuera de Cristo, llevando la marca de la bestia en sus manos o sus frentes?
Y aquellos que están en Cristo, quienes son nuevas criaturas, tienen la marca de su Padre, o su nombre, en sus frentes,
y adoran al Dios santo, puro y viviente en espíritu y en verdad.
Y eran las viejas criaturas las que hicieron imágenes e ídolos;
y los tales los hacen ahora, y los adoran;
pero aquellos que están en Cristo son nuevas criaturas,
y son renovados en la imagen de Dios,
y lo adoran en su santo espíritu y verdad, que vive para siempre. Amén.

Y estos no pueden tocar, probar, ni sostener las imágenes de la vieja criatura, ni sus ídolos,
doctrinas, ordenanzas, tradiciones o rudimentos del mundo,
los cuales son de la vieja criatura, en el antiguo Adán, que toca, prueba, y las sostiene:
pero la nueva criatura no puede, quien está en Cristo, la imagen expresa del Padre;
y él hace a sus nuevas criaturas como él mismo.
Moisés asignó a siervos para Dios en la ley o Antiguo Testamento;
pero Cristo hizo hijos en el Nuevo Testamento;
porque 'todos los que recibieron a Cristo, él les dio derecho para llegar a ser hijos de Dios.'

Jorge Fox

Swarthmore en Lancashire, el día 30 del undécimo mes, 1678


345.- A los Amigos en América, con respecto a sus negros e indios.
Enumerada 355 en la edición impresa

Amigos todos en todas partes, que tienen indios o negros,
ustedes deben predicarles el evangelio a ellos, y a los otros siervos, si ustedes son verdaderos cristianos;
porque el evangelio de salvación debía ser predicado a toda criatura bajo el cielo;
Cristo manda a sus discípulos: "Id y enseñad a todas las naciones,
bautizándoles en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo."

Y este es el único bautismo con el espíritu en un cuerpo,
que ahoga el pecado y la corrupción,
que ha surgido por la desobediencia y la transgresión.
Porque todos han sido sumergidos en el pecado y la muerte, alejándose de la vida,
porque todos murieron en Adán, por lo tanto todos han sido sujetados por el espíritu maligno,
que los ha llevado fuera de la verdad hacia el mal;
y por lo tanto todos ellos deben ser bautizados en la muerte de Cristo,
y vestirse de Cristo, si ellos han de tener vida [la vida de Dios].

Y también, ustedes deben predicar la gracia de Dios a todos los negros e indios,
ya que esta gracia trae salvación, que ha aparecido a todos los hombres,
para enseñarles e instruirles a vivir piadosa, justa y sobriamente
;
y esta gracia de Dios es suficiente para enseñar y establecer a todos los verdaderos cristianos,
para que ellos puedan aparecer ante el trono de gracia.

Y también ustedes deben enseñar e instruir a los negros y a los indios, y a otros,
como Dios ha derramado su espíritu sobre toda carne en estos días del nuevo pacto, y nuevo testamento;
y que ninguno de ellos deben apagar los movimientos de su espíritu, ni afligirlo, ni irritarlo,
ni rebelarse en contra de él, ni errar apartándose de él, ni resistirlo
;
sino ser guiado por su buen espíritu para que él les instruya;
y con él ellos pueden beneficiarse en las cosas de Dios;
ni tampoco ellos deben alejarse de su gracia hacia la lujuria,
ni caminar despreciativamente en contra del espíritu de gracia
,
porque él les enseñará a vivir sobria, piadosa y justamente, y sazonar sus palabras.

Y también ustedes deben instruir y enseñar a sus indios y negros, y todos los otros,
como Cristo, por la gracia de Dios, probó la muerte por todo hombre,
y se dio a sí mismo como rescate por todos los hombres para ser testificado a su debido tiempo,
y es la propiciación no sólo por los pecados de los cristianos,
sino por los pecados del mundo entero
;*
y como él ilumina a cada hombre que viene al mundo, con su verdadera luz,
la cual es la vida en Cristo, por medio de quien el mundo fue hecho.

*Como John también escribió: Él es el sacrificio expiatorio por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo. 1 Juan 2:2. En todos los primeros escritos cuáqueros que he visto, el escrito arriba por Fox es el único que menciona que Cristo es la propiciación no sólo para los cristianos. Fox vivió en un tiempo de gran intolerancia de los puntos de vista discordantes de la mayoría, y lo que él predicó llevó a su encarcelamiento por 6 1/2 años, el encarcelamiento de decenas de miles de otros, la muerte de casi mil personas, y la pérdida de propiedad de decenas de miles. Si ellos hubieran predicado que todos los hombres son eventualmente salvos, esas persecuciones hubieran sido diez veces peores, porque la mayoría de las sectas dependían de cuentos de tortura eterna para asustar a la gente para que entren en sus sectas. Mientras que hoy lo que está escrito, Hay esperanza para todos los hombres y mujeres, (escrito por la insistencia firme del Señor), es un bostezo para la mayoría porque la gente es mucho más tolerante en esta época.

Y Cristo, quien es la luz del mundo, dijo:
'Creed en la luz, para que seáis hijos de la luz.'

Y aquellos que hacen el mal, y odian la luz (que es la vida de Cristo),
y no quieren venir a la luz, porque ella los reprende,
y aman la oscuridad más que la luz;
esta luz es su condenación.

Y por lo tanto, todos deben ser alejados de la oscuridad hacia la luz, para creer en la luz;
y del poder de Satanás hacia Dios
;
y si ellos no creen, serán reprobados, condenados, y juzgados por Cristo,
a quien se le ha dado el poder en el cielo y en la tierra,
quien juzgará tanto a los vivos como a los muertos,
y recompensará a todo hombre de acuerdo a sus obras, si son buenas o malas.

Y por lo tanto ustedes están abiertos a las promesas de Dios a los ignorantes,
y como Dios quiere dar a Cristo como pacto, una luz a los gentiles, los paganos,
y un nuevo pacto a la casa de Israel, y la casa de Judá,
y que él es la salvación de Dios hasta los confines de la tierra;

y como la tierra será cubierta con el conocimiento del Señor,
como las aguas cubren el mar;
de modo que el glorioso conocimiento del Señor cubra la tierra
.
Y el Señor dijo que él 'sabía que Abraham enseñaría e instruiría a su familia,
para que ellos aprendieran a guardar sus leyes y estatutos después que él ya no estuviera;'

y Abraham circuncidó a todos sus varones,
sí, incluyendo a aquellos que él había comprado con su dinero de algún extraño.

Ahora, los que son de la fe, y caminan en los pasos del fiel Abraham,
predican e instruyen a todas sus familias en la circuncisión del espíritu,
para que ellos puedan ser circuncidados con el espíritu,
el cual quita el cuerpo de muerte, y los pecados de la carne
,
que ha surgido en el hombre y la mujer por medio de la transgresión;
para que en el espíritu ellos puedan servir y adorar al verdadero Dios viviente;
y así para que todos ustedes puedan llegar a disfrutar la presencia del Señor en sus familias,
y mejorar sus talentos que Cristo les ha dado;
porque David dijo que vio a Cristo en su nuevo pacto,
"¡Alabad a Jehovah, naciones todas!" y nuevamente:

"¡Todo lo que respira alabe a Jehovah!"
nuevamente, "alaben tu nombre el pobre y el necesitado.
Y que todo el pueblo te alabe, Oh Dios.
Y 0h ustedes siervos del Señor, alaben al Señor;
porque el Señor es bueno a todos, y su misericordia está en todas sus obras.
Todas tus obras, oh Jehovah, te alabarán; y tus fieles te bendecirán.
Hablarán de la gloria de tu reino y de tu poder,
y hablan de tu poder."

Porque el Señor dijo:
"Porque desde donde nace el sol hasta donde se pone,
es grande mi nombre en medio de las naciones,
y en todo santuario se ofrece a mi nombre incienso
y ofrenda pura. 
Porque grande es mi nombre entre las naciones, ha dicho Jehovah de los Ejércitos."

Y este incienso celestial, y ofrenda en todo lugar,
es la ofrenda espiritual en el nuevo pacto;
porque los judíos debían ofrecer en sólo un lugar, en el templo, en el antiguo pacto,
pero en el nuevo pacto, su ofrenda está en el santo templo de sus corazones, en el espíritu,
con la cual ellos ofrecen el sacrificio puro, y santo, y aceptable de Dios;

con ese espíritu que Dios les ha dado,
ellos tienen un sentido viviente de Dios, su creador,
y Padre de todas sus misericordias, quien los ha hecho,
y ha hecho todas las cosas para ellos,
y los redime por medio de su hijo Cristo Jesús,
a quien sea la alabanza, y gloria, y honor, y acción de gracias para siempre.

Por lo tanto que todos se inclinen ante el nombre de Jesús, ante su poder, y luz, y espíritu,
porque ellos se han inclinado al poder de la oscuridad, ese espíritu sucio e impuro,
quien está fuera de la verdad, y en quien no hay verdad.
Y por lo tanto ahora todos deben inclinarse ante el nombre de Jesús;
porque no hay salvación en ningún otro nombre bajo el cielo, sino en el nombre de Jesús,
cuyo nombre está por encima de todo nombre bajo todo el cielo,

quien es el primogénito de toda criatura, y el primogénito de los muertos,
por medio de quien Dios ahora habla a su pueblo, su hijo;
y todos deben oírle, el gran profeta;
y toda lengua debe confesar a Cristo Jesús, para la gloria de Dios el Padre,
quien es el primero y el último, quien hiere la cabeza de Satanás.
Y por medio de Cristo Jesús, el hombre y la mujer vienen otra vez a Dios.
Todas las bendiciones y adoraciones sean para el Señor Dios,
por medio de Cristo Jesús, por siempre y para siempre. Amén.

Jorge Fox

Swarthmore, el décimo mes, 1679


346.
Enumerado 356 en la edición impresa

Estimados Amigos en todas partes, quienes han recibido la verdad como está en Jesús,
quien es santo y puro, y a aquellos que son puros y santos los lleva a vivir con él.
La verdad es pacífica, y una habitación pacífica;
y la verdad es suficiente y capaz de hacerlos libres de aquel que no habitó en la verdad,
y en quien no hay verdad
.
Y todos los que no viven ni caminan en la pacífica verdad,
siguen a aquel que está fuera de la verdad, hacia las contiendas y vanos argumentos y disputas,
como hombres de mentes corruptas, desprovistos de la verdad.
Y ahora la gracia y la verdad que viene de Jesucristo,
es aquella bajo la cual todo el pueblo debe estar en este nuevo pacto de luz,
y vida, y gracia, y verdad;
como la luz vino a Moisés en el antiguo pacto, y los judíos debían estar bajo la ley.
Pero los verdaderos cristianos, quienes han recibido la gracia y la verdad,
llegaron a estar bajo las enseñanzas de esta gracia, y su guía y establecimiento;
y por gracia y verdad ellos están unidos a Jesucristo, de quien ella viene.
Y esta gracia y verdad es capaz y suficiente para liberarlos que aquel
que está fuera de la verdad, y para que lleguen a tener una habitación pacífica en Cristo Jesús,
su reposo eterno y su Sábado.
Porque Cristo Jesús le dijo a sus creyentes y seguidores
"en mí ustedes tienen paz, pero en el mundo ustedes tienen aflicción;"
y la aflicción está en el mundo de impiedad.
Y por lo tanto el pueblo de Dios no debe amar al mundo, ni las cosas del mundo;
porque el amor del mundo es enemistad en contra de Dios.

Y por lo tanto, sientan el amor de Dios derramado en el exterior en todos sus corazones, por medio de Jesucristo,
para llevar todos sus corazones y sus mentes por encima del amor del mundo;
y este amor es aquel que los guardará en el camino excelente para soportar todas las cosas;
y el amor de Dios cumple la ley
.
El fruto del espíritu santo puro del Dios de verdad es amor, el cual es un espíritu pacífico;
pero el espíritu sucio e impuro que está fuera de la verdad,
es un espíritu voraz, inquieto, no pacífico.
La fe de la cual Jesucristo es el autor y consumador, obra por amor;
y el espíritu de fe es un espíritu pacífico;
y esta fe nos da la victoria por encima del espíritu no pacífico, rebelde y voraz;
y por esta fe ustedes tienen la heredad.
El glorioso evangelio de Cristo Jesús es el poder de Dios, el evangelio de paz,
que está por encima del poder de la oscuridad, y existía antes que él, y existirá cuando él no exista;
y en este evangelio todos los herederos de él tienen una unidad eterna,
y una comunión eterna y gloriosa en el glorioso evangelio de paz,
sí, una comunión gloriosa y pacífica y acceso a Dios.
Y la sabiduría de Dios que viene de arriba es suave y pacífica,
y justifica y guarda a todos sus hijos por encima de la sabiduría no pacífica que está abajo;
y esta sabiduría pacífica nos guarda por encima de todos los espíritus rebeldes,
y habladores vanos
y argumentadores, los tales hablan de la sabiduría de Dios,
pero no viven en ella, sino más bien viven en la sabiduría del mundo.
Y los que hablan del evangelio de Cristo, el poder de Dios, pero no viven en él,
sino que viven en el poder de Satanás, el enemigo y adversario,
y el diablo, el poder y espíritu destructor;
los tales no tienen el consuelo de las escrituras, ni de las cosas de Dios, ni de la gracia,
ni de la verdad, ni de la sabiduría de Dios, ni de fe, ni la luz,
aunque ellos pueden hablar de todas estas cosas, mientras ellos siguen al espíritu rebelde, sucio,
no pacífico, que no habitó en la verdad, (en quien no hay verdad),
y donde no hay verdad hay confusión y desorden.
Ahora, el Dios de verdad es un Dios de orden, de quien ustedes tienen gracia, verdad y fe,
la cual es su don, y su espíritu, y evangelio, y sabiduría,
para que todos ustedes puedan vivir en el orden de él, y como él los ordena a ustedes.
Porque Dios es un Dios de orden, y su orden es conocido en su luz, gracia,
y verdad, y espíritu, y su evangelio, el poder de Dios, y en su sabiduría.
Y todos sus hijos y el pueblo deberían vivir en el orden de su luz, espíritu,
y evangelio, y sabiduría, y deleite en el orden de él.
Y todos ustedes que conocen a Dios, y a Jesucristo, que es vida eterna;
en esta vida eterna ustedes saben que el Dios de verdad es un Dios de orden,
y ustedes aman su orden, en su luz, y vida, y gracia, y verdad, en su evangelio,
y en su espíritu, y en su pura sabiduría celestial, por la cual todos sus hijos son justificados.
Y en su verdad, que nos hace libres de aquel que no habitó en la verdad,
(en quien no hay verdad),
en la cual todos sus hijos deberían caminar en el orden de la verdad,
que los ha liberado,
quienes han nacido otra vez de la simiente incorruptible por medio de la palabra de Dios,
que vive, y habita, y permanece para siempre
.
Y así se alimentan de la leche de esta palabra inmortal,
y por lo tanto son de una generación incorruptible, que está por encima de lo corruptible;
y este es el hombre escondido del corazón, quien es incorruptible, conocido,
que tiene una comunión eterna, y tiene una corona incorruptible,
y es un heredero del reino incorruptible.

Y ahora el dios de este mundo, (y sus seguidores), que no habitó en la verdad,
en quien no hay verdad, no puede soportar oír hablar acerca del orden de la verdad,
que está en la luz, y la vida, y en el evangelio, y en la sabiduría del Dios de verdad.
Porque el mundo está lleno de desorden y confusión;
pero el Dios viviente, eterno, e inmortal de verdad es un Dios de orden, y no de confusión,
quien ha enviado a su hijo a destruir el diablo y sus obras.
Bendiciones y adoraciones, con toda gloria y acción de gracia, sea a él,
quien tiene todo poder, fuerza, y dominio, ahora, en el futuro, y para siempre.
Amén.

Jorge Fox


347.
Enumerada 357 en la edición impresa

Estimados amigos,

Vivan todos en la vida de los verdaderos cristianos, y no en la vida del antiguo Adán,
quien se alejó del mandamiento y la voz de Dios;
no como los judíos, o como los que tienen el nombre de cristianos, quienes dicen
que ahora no se oye la voz de Dios y de Cristo,
quienes están fuera de la vida, poder, y espíritu, gracia, y verdad, y la imagen de Dios,
en la cual estaban los verdaderos cristianos, y Adán y Eva antes de la caída
;
de modo que ninguno puede vivir la vida de los verdaderos cristianos, y los santos profetas y apóstoles,
excepto aquellos que están en el mismo poder y espíritu, gracia y verdad, y fe,
y la imagen en la que estaban, la cual es una vida por encima del mundo y su dios,
en quien no hay verdad, ni vida, ni luz, ni poder del Dios viviente que habita en ellos.
Y por lo tanto, antes que alguno pueda vivir la vida de los santos,
debe inclinarse ante el nombre de Jesús,
su salvador, en su luz, gracia y verdad, y poder, y espíritu, que vienen de él,
quien se sometió a sí mismo a la muerte vergonzosa de la cruz,
y destruyó la muerte y su poder, quien no tenía pecado, ni fraude en su boca,
y resucitó otra vez para nuestra justificación, y así probó la muerte por todos los hombres,
y se dio a si mismo como rescate por todos,
para que todos ahora se inclinen ante su nombre, Jesús, el salvador;
y así a su poder y autoridad se inclinan,
a quien se le ha dado todo el poder en el cielo y la tierra.
Por lo tanto todos los hombres se han inclinado bajo la muerte y el pecado por medio de la transgresión.
Y Cristo se ha sometido a la cruz y la muerte por ellos,
y ha llevado sus llagas por causa del pecado y la iniquidad,
quien no tenía pecado, ni conoció ningún pecado, para librarnos de la muerte y el pecado.
Por lo tanto, todos deben inclinarse ante el nombre de Jesús, (como antes),
cualquier cosa que ellos hagan en palabra o acción, debe ser hecha en el nombre de Jesús;
y antes que ellos puedan confesar a Jesucristo, para la gloria de Dios el Padre,
todos ellos deben inclinarse ante el nombre de Jesús, y inclinarse ante su gracia,
y verdad, luz, espíritu, y el poder que viene de Jesús, que ellos conocen;
él quien es la fuente, la roca y el fundamento para edificar sobre él,
quien nos libera de la muerte y la oscuridad llevándonos hacia la luz y la vida,
y un reino y un mundo que es eterno;
y allí para tener alimento y vestidura que son eternas.

Jorge Fox


348.
Enumerada 358 en la versión impresa

Estimados amigos,

Con mi amor para ustedes en la santa y pacífica verdad que nunca cambia, ni admite el mal,
sino que libera a todos los que la reciben, y los que caminan en ella,
y está sobre todas las nubes sin lluvia, y pozos sin agua, y árboles sin fruto.
Y de la verdad fluyó justicia, equidad, rectitud, y piedad, misericordia,
y sensibilidad que lleva el corazón, la mente, el alma,
y el espíritu del hombre al Dios infinito e incomprensible,
y de él fluye un amor a toda la creación universal,
y quiere que todos vengan al conocimiento de la verdad;
e inclina a todos a su máxima habilidad para servir a Dios y su verdad,
y para esparcirla al exterior, y aleja sus mentes de la tierra,
que los hace frágiles, y inconstantes, e inciertos;
porque ella no cambia, ni toca con lo que cambia.
Con respecto a la unidad, ella hace a todos como ella, los que la obedecen,
universales, para vivir fuera de la estrechez y del yo, y negarlo.
Por lo tanto lleva todos a la unidad, y responde al buen principio de Dios en todo el pueblo,
y lleva hacia la humildad, y el temor del Señor, que es el comienzo de su sabiduría;
y lleva a todos a tener un cuidado de la gloria de Dios y su honor;
y cuida a todos los profesantes de ella para su bien, para mantenerlos en sus límites, y caminar en su orden;
y a aquellos que están fuera de la verdad, ella los lleva a todo desorden, en quienes no hay verdad;
y la verdad hace a todos sus hijos libres de él, y en ella ellos reinan sobre él.
Gracias, gloria y honor sean al Señor Dios de verdad sobre todo para siempre.
Amén.

El Señor, quien es el Dios de toda paz y orden,
solo él protege y guarda a su pueblo con su eterno poder;
porque el poder del diablo no es eterno, tuvo un comienzo, y debe tener un final;
porque el poder eterno limita a ese devorador y destructor.
Y por lo tanto, amigos, la paciencia debe ser ejercitada en la verdad;
y manténganse en la palabra de paciencia, y esa palabra existía antes que el mundo existiera, y habita y perdura para siempre;
y mantendrá a los Amigos por encima y afuera de todas las trampas del mundo, y sus tentaciones.
Por lo tanto con mi amor en la simiente de la vida, que reina sobre todo,
y en él el Señor Dios Todopoderoso los guarde y los mantenga a todos en su gloria, Amén.

Jorge Fox


349. - Una epístola para ser leída entre Amigos.
Enumerada 359 en la versión impresa

Amigos,

Ustedes que son creyentes en la luz, que es la vida de Cristo,
y son implantados en él quien ha ascendido mucho más arriba que todos los principados, potestades, tronos,
y dominios, por medio de quien todas las cosas fueron hechas y creadas,

todos los hijos en el nuevo pacto se reúnen en el nombre de Cristo Jesús,
cuyo nombre está por encima de todo nombre debajo de todo el cielo,
y en cuyo nombre ellos tienen salvación,
y no por ningún otro nombre debajo de todo el cielo.

Y ante este nombre toda rodilla debe doblarse, y toda lengua confiesa a Cristo Jesús,
para la gloria de Dios el Padre;
y aquellos que han doblado su rodilla ante el nombre de Jesús,
y lo confiesan a él para la gloria de Dios el Padre,
no se pueden reunir en ningún otro nombre debajo del cielo, bajo el nombre de Jesús;
sino que se reúnen en el nombre de Jesús, que está por encima de todo nombre debajo del cielo,
en quien ellos tienen salvación, por lo tanto no pueden reunirse en ningún nombre debajo de Cristo;
porque ellos no saben que no tienen salvación,
en cualquier nombre en el que ellos se reúnan, debajo del nombre de Jesús.
Y al estar reunidos en el nombre de Jesús, él está en medio de ellos,
el Príncipe de vida y paz, y capitán de salvación,
y un profeta que abre el libro de la conciencia, y el libro de la ley, y los profetas, y el evangelio,
y su libro de la vida para ellos, y es un obispo que los cuida,
y un pastor celestial que los alimenta con su pasto celestial de vida,
y un Rey celestial que gobierna en sus corazones, y en su glorioso reino,
entre aquellos que han nacido otra vez;
y ellos ven y entran en su eterno reino de justicia, paz y gozo en el santo espíritu.
Y todos estos hijos en el reino, y en el nuevo pacto de gracia, luz y vida,
no pueden alimentarse de ningún pan para sus almas inmortales que sea hecho por el hombre,
que él haya leudado con la levadura agria;
porque esa levadura agria hará que sus corazones se enciendan,
y los judíos no debían mantener sus fiestas con pan sin levadura en el antiguo pacto;
entonces mucho menos los judíos en el espíritu, en el nuevo pacto,
quienes tienen su pan del cielo, su pan sin levadura,
quienes en el nuevo pacto guardan sus fiestas con pan sin levadura del cielo,
y no pueden alimentar sus almas con ningún pan, sino aquel que baja del cielo.
Y este pan del cielo da vida al alma, y es el sustento de su vida celestial;
este pan celestial, como el pan externo es el sustento de la vida natural,
en este mundo que debe tener un fin,
pero el pan del cielo es el sustento celestial de la vida,
que nutre para una vida celestial, y un mundo, y un reino que no tiene fin.
Y los que se alimentan de este pan celestial,
no pueden alimentar sus almas con ningún pan por debajo de aquel que viene del cielo, porque no les da vida.
De modo que ellos no pueden tocar, probar, ni sostener aquello que está abajo, que perece;
porque el pan de vida del cielo no perece, sino que da vida eterna;
y este pan es seguro, y aquellos que se alimentan de él ya no tendrán hambre.
Por lo tanto todos los ojos deben mirar hacia el cielo buscando este pan de vida,
que les da vida; y no debajo del cielo;
porque ni ellos deben seguir a aquellos que claman "Helo aquí," o "Helo allí;"
ni beber de su copa los que fornicaron alejándose del espíritu de Dios, ni comer de su pan leudado;
porque aquellos que creen en la luz, que es la vida en Cristo, son implantados en él, la verdadera vid.
Por lo tanto los creyentes sienten un manantial vivo brotando en ellos para vida eterna, de la fuente de la cual viene.
Y por lo tanto, aquí todos los creyentes verdaderos tienen las fuentes de arriba y de abajo en si mismos;
y los tales pueden beber libremente y comer libremente del pan y del agua de vida,
y ya no tienen hambre ni sed, sino comen y beben aquello que es eterno,
lo cual los nutre para vida eterna, y así llevan frutos espirituales celestiales,
para la alabanza del Dios eterno
;
y estas plantas él ha regado con sus manantiales de arriba y de abajo,
y estos árboles o plantas, sus frutos son para santidad, y su fin es vida eterna.
Por lo tanto ninguno de los hijos del nuevo pacto necesita ir al mundo para recibir su pan y agua,
para que les de vida eterna, para guardarlos de las tormentas del mundo;
ni armas para defender su iglesia o su adoración;
porque ellos los reciben del cielo, y el pan y agua celestial,
y las armas espirituales, y la armadura, y la justicia de Cristo, el lino fino, su ropa.
Gloria al Señor para siempre, quien hace a todos ricos espiritualmente,
y prestar y no pedir prestado, y ser dadores y no recibidores,
quienes son más bendecidos que los que reciben
.
Y los judíos en el antiguo testamento debían lavar sus ropas,
para santificarse a sí mismos cuando aparecieran ante el Señor
,
y por lo tanto los hijos de Dios en el nuevo pacto de la vida, luz y gracia,
quienes aparecen ante el Señor, deben ser lavados y limpiados, y santificados,
y vestirse de la justicia de Cristo, su lino fino que nunca se envejece;
por lo tanto quítense las vestiduras del antiguo Adán,
con las que él se ha cubierto y ha cubierto a sus hijos e hijas en la caída y la transgresión,
las cuales se envejecerán y se pudrirán;
pero aquello con lo que Dios y Cristo se viste, y con la que viste a sus santos, es eterno
.
Por lo tanto la justicia y los trapos inmundos del hombre deben ser quitados,
y ellos deben ir hacia la justicia de Cristo, y vestirse con ella,
que excede la justicia de la ley,
si ellos quieren entrar en el reino de Dios que permanece en justicia, y paz, y gozo en el espíritu santo.

Ahora, en el Antiguo Testamento se dice: "los labios del sacerdote han de guardar el conocimiento;"
pero el Nuevo Testamento dice que "Cristo es el tesoro de la sabiduría y del conocimiento."
El Antiguo Testamento dice "ustedes deben ofrecer sus ovejas, chivos, toros, y vacas, y otras criaturas,
que Dios mandó por ley en el Antiguo Testamento, por sus pecados y para su limpieza:"

pero el Nuevo Testamento dice que "Cristo es ofrecido una vez para siempre;"
y el Antiguo Testamento dice que 'la sangre de toros y otras criaturas limpia de pecado:'
pero el Nuevo Testamento dice que "la sangre de Cristo limpia de todo pecado."
Y en el Antiguo Testamento se dice: "Ustedes deben llevar sus ofrendas, y las primicias de los frutos, y diezmos, al alfolí:"
pero el Nuevo Testamento dice: "De gracia recibisteis, dad de gracia;" y prohíbe la bolsa o la vara.
Y en el Antiguo Testamento el sacerdote debía encender las velas y las lámparas en el tabernáculo y templo,
y circuncidar a los hijos de los hombres;
pero el Nuevo Testamento dice: "Cristo ilumina a todo hombre que viene al mundo con su luz celestial;"
que es la vida en Cristo, la palabra; y el espíritu del hombre es la lámpara del Señor;
por lo tanto él enciende la vela y la lámpara en el tabernáculo, y dice:
"Creed en la luz para que seáis hijos de la luz;"
y Cristo ministra la circuncisión en el espíritu, que quita el cuerpo de la carne,
que vino al hombre y la mujer por medio de la transgresión.
De modo que los hijos son la circuncisión del espíritu en el nuevo testamento,
y no de la carne ni la letra, como lo eran en el Antiguo Testamento.
Y en el Antiguo Testamento se dice que "los sacerdotes pusieron el Testamento, y la ley,
y la vasija de maná en el arca, en el tabernáculo y templo:"

pero en el Nuevo Testamento Dios derrama su espíritu sobre toda carne,
y el santo espíritu procede del Padre y del Hijo hacia los corazones de su pueblo,
para llevarlos hacia toda verdad, y reprende el mundo de pecado;
y el pan de vida que ellos tienen de Cristo,
está en sus arcas y sus corazones, o en sus templos;
y Dios escribe su ley en los corazones y las mentes de su pueblo.
Por lo tanto en el Nuevo Testamento ellos tienen la ley escrita en sus corazones y su mente,
y en el Antiguo ellos la tenían en la letra y tablas de piedra;
y en el nuevo ellos tienen el testamento y testimonio, el espíritu de Cristo en sus corazones,
y el pan celestial sin levadura en sus corazones, con el cual ellos guardan la fiesta eterna.
Y en el Antiguo Testamento, los que estaban limpios y circuncidados exteriormente comieron de la Pascua, el cordero sin mancha:
pero en el Nuevo Testamento, los limpios y circuncidados en el corazón comen de la Pascua, Cristo, el pan y carne celestial,
y así ellos guardan la fiesta de su Pascua en el Nuevo Testamento.
Y en el Antiguo Testamento tenía el templo y tabernáculo externo, y luces externas:
pero en el Nuevo Testamento, los cuerpos de los santos son los templos y tabernáculos de Dios,
y su luz brilla en sus corazones, para darles el conocimiento de la gloria de Dios, en el rostro de Jesucristo.
Y en el Antiguo Testamento se dice: 'Hagan esto y vivan;'
y el nuevo dice: 'Crean en la luz (Cristo) y sean salvos.'
Y el Antiguo Testamento dice: 'cumplirás al Señor tus juramentos:'
pero Cristo dijo en el nuevo 'No juréis en ninguna manera.
'
Y en el Antiguo Testamento dice: 'no cometerás homicidio, ni cometerás adulterio:'
pero Cristo en el nuevo dijo: "no te enojarás, ni desearás a una mujer."
Y en el Antiguo Testamento dice: 'Estarás sobre el monte y maldecirás:'
pero el nuevo dice: 'Bendice y no maldigas.'
El Antiguo Testamento dice: 'Odiarás a tus enemigos;'
pero el nuevo dice: 'amarás a tus enemigos, y les harás bien a los que te odian y te desprecian
.'
Por lo tanto, el nuevo pacto y testamento no es de acuerdo al antiguo.
Y en muchas cosas aparte de estas, se puede mostrar como uno excede al otro en gloria.

Jorge Fox


350.-A todas las reuniones de hombres y mujeres en todas partes.
Enumerada 360 en la versión impresa

Todos los hombres y mujeres fieles deben ser como Abraham y Sara;
Abraham, el padre de los fieles;
y Sara, una madre en Israel, para dar succión y nutrir la simiente, el heredero de la promesa.
De la misma manera, ser como Adán y Eva, antes que ellos cayeran, ayuda idónea, en la imagen de Dios,
y en el poder de Dios, con el cual ellos debían sojuzgar la tierra;
y en este poder e imagen de Dios, ellos no debían sólo sojuzgar la tierra,
sino sojuzgar la injusticia y toda impiedad,
y lo que ellos sabían que deshonraba a Dios.
Y de la misma manera todas las mujeres fieles deben ser como Dorcas, una discípula de Cristo Jesús,
para que sus buenas obras del espíritu y la fe los puedan seguir
;
y también ellos deben ser como Febe, quien era una ministra de la iglesia en Cencrea;
y ella era una ministra tan fiel y confiable,
que el apóstol envió su epístola por medio de ella a Roma, desde Corinto, con una recomendación para ella
.
Y también los hombres fieles y mujeres han de ser como Aquilas y Priscila,
quienes eran ayudantes de los apóstoles en Cristo Jesús, y tenían una iglesia en su casa
,
y eran instructores con respecto a las cosas de Dios, y Cristo Jesús,
(en su nuevo testamento y nuevo pacto), y de su reino;
y de la misma manera deben ser como María Magdalena, y Juana, y María, la madre de Jacobo,
y otras mujeres que estaban con aquellas mujeres,
quienes fueron las primeras que predicaron y declararon a los apóstoles la resurrección de Cristo Jesús
.
Y Cristo le dijo a esas mujeres
'Vayan y díganles a mis discípulos que he resucitado de los muertos;' Mat 28:10, Lucas 24:13-31, Mar 16:7,
de modo que estas mujeres fueron las primeras mensajeras de las buenas nuevas.
Y estas buenas nuevas asombraron a los apóstoles al principio;
porque ellos dijeron 'unas mujeres de los nuestros (es decir que eran de los discípulos),
nos han asombrado, diciendo que Jesús había resucitado de los muertos;'
estos dos discípulos dijeron cuando estaban caminando con Cristo,
pero ellos no lo percibieron hasta que él abrió sus ojos, como dice en Lucas 24:13-23.

Por lo tanto las mujeres continuaron en su firme creencia; y entonces después los apóstoles también llegaron a creer.
Y por lo tanto es bueno que todos tengan un sentido de la resurrección de Cristo,
y no lo busquen abajo
, sino que lo busquen arriba, porque él se ha levantado de los muertos y vive,
y se sienta a la diestra del Dios viviente
.
Y también todos los fieles deben ser como Miriam la profetiza, para animar a la iglesia y alabar a Dios.
Y también ser como Hulda la profetiza,
quien instruyó al rey, sus príncipes, y sacerdotes, en la ley de Dios, y en el pacto
.
Por lo tanto ellos deben ser mucho más diligentes para enseñar e instruir en el nuevo pacto,
y testamento, que excede al antiguo en su gloria
.
Y también ser como Ana, la profetiza, una mujer anciana de ochenta y cuatro años de edad;
y ella dio gracias, y habló de Cristo a todos aquellos que buscaban la redención en Jerusalén
;
y así esta era una predicación general y pública de Cristo Jesús.
Y también ser como Ana, en el Antiguo Testamento, quien consagró a su hijo Samuel para el Señor;
y el Señor aceptó sus oraciones, lágrimas, y ofrendas.

Por lo tanto ella no permitió que él se desenfrenara.
Y de la misma manera como Débora, quien era una profetiza en el antiguo pacto, y una jueza en Israel.
Qué victorias, con armas externas, el Señor le dio,
y cómo ella alabó al Señor, lo cual fue por fe, en el tiempo del antiguo pacto
.
Pero en el tiempo después del nuevo pacto los verdaderos creyentes no luchan contra carne y sangre,
sino que todos deben ser diligentes en el juicio espiritual y guerra en el Israel espiritual
.

Y el apóstol le escribe a Tito,
'de como él lo había dejado en Creta, para que él pusiera en orden lo que faltase,
y ordenara a los ancianos en toda ciudad, como él lo había designado.'

Y después que él había hablado muchas cosas a Tito con respecto a los líderes y maestros que debían ser irreprensibles;
él dijo que los hombres ancianos debían ser sobrios, serios, templados, sólidos en la fe, en caridad y en paciencia.
Y las mujeres ancianas de la misma manera 'que ellas debían ser en comportamiento como corresponde a la santidad, y no calumniadoras,
sino maestras de lo bueno;
y que ellas debían enseñar a las mujeres jóvenes a ser sobrias, a amar a sus esposos, y a amar a sus hijos,
y ser castas, buenas amas de casa, bondadosas, obedientes para que la palabra de Dios no sea blasfemada.'
Y de la misma manera Tito debía exhortar a los jóvenes a ser prudentes.

Y aquí ustedes pueden ver al apóstol, quien prohibió a un tipo de mujeres de que fueran maestras,
quienes eran usurpadoras de la autoridad, lo cual está prohibido tanto por la ley como por el evangelio
;
sin embargo la ley y Cristo, y el apóstol en el evangelio, animaron a las mujeres honorables a predicar y enseñar.
Porque Cristo envió a las mujeres fieles a declarar y predicar su resurrección a sus discípulos;
y de la misma manera el apóstol animó a las ancianas y honorables,
y fieles mujeres a profetizar y enseñar; y a ser maestras de buenas cosas, como antes.
Esto es lo que él les encarga en general.
Entonces él llega a lo particular, encargándoles
'que ellas debían enseñarle a las jóvenes a ser sobrias y discretas, castas y buenas,
que amen a sus esposos, y sus hijos, para que la palabra de Dios no sea desacreditada.
'
Por lo tanto ellas debían ser como madres para las jóvenes,
y eran mujeres públicas en su servicio público, algo que se les había encargado.
Y un obispo, y un anciano, o diácono, debían ordenar y gobernar bien su propia casa,
y debían tener a sus hijos en sujeción, con toda gravedad.
Porque si el hombre no sabe como gobernar su propio hogar,
¿cómo podrá cuidar la iglesia de Dios?

Por lo tanto todo hombre y mujer debe enseñar, instruir, y ordenar a sus propios hijos y familias,
como los judíos hicieron en el antiguo testamento
;
entonces mucho más ellos deben entrenarlos en el nuevo pacto, que excede al antiguo;
de modo que en todas las cosas ellos puedan dar gracias y alabanzas a Dios,
para que en todas las cosas el Señor pueda ser glorificado en todas sus familias.
De modo que a todas las familias cristianas les conciernen estos servicios particulares,
antes de que ellos lleguen al servicio general, a saber, para ser líderes y ministros,
hombres fieles como padres, y mujeres fieles como madres, y maestras de buenas cosas;
y los hombres y mujeres jóvenes como hermanos y hermanas en pureza.
Y por lo tanto que nadie arruine a sus familias con malas vidas, y lenguas rebeldes,
dejando que el veneno de serpientes esté bajo su lengua
,
con la cual ellos arruinan y corrompen a sus familias;
que engendra un lenguaje suelto y malo;
pero ella debe ser refrenada por la palabra de Dios;
porque una lengua suave quebranta los huesos, la lengua del justo es plata escogida,
y la lengua del justo es medicina, y embellece el conocimiento,
y una lengua apacible es como un árbol de vida;
y quien guarda su boca y su lengua, guarda su alma de angustias.
Y después que Salomón había hablado de una mujer virtuosa, él dijo:
'la ley de la misericordia está en su lengua. Se levantan sus hijos y le llaman: "Bienaventurada." Y su marido también la alaba.'

Aquel que tiene oído para oír, que oiga.
Y por lo tanto todos deben mantenerse en su ley de misericordia,
y allí la lámpara de ustedes no se apaga por la noche, y su virtud fluirá;
porque 'Corona de honra son las canas; en el camino de la justicia se encuentra,'
y, 'es mejor el que domina su espíritu, que el que conquista una ciudad;
porque como una ciudad cuya muralla ha sido derribada, es el hombre cuyo espíritu no tiene freno
;"
entonces la seguridad y la fortaleza desaparecen.
Y por lo tanto que todos mantengan su propia pequeña ciudad con el espíritu y poder de Dios,
por el cual ustedes tienen poder sobre sus propios espíritus;
y entonces el poder de Dios es su fortaleza, y los mantiene seguros en él, quienes son guiados por el espíritu de Dios.

Y así que todos los hombres y mujeres puedan ejercitar su talento, su don que Dios les ha dado,
en 'la verdadera luz que ilumina a todo hombre que viene al mundo;'
esa es la luz en Cristo, para que ellos puedan llegar a ser hijos de la luz,
e implantados en Cristo, y caminar como hijos de la luz y del día.
Y que todos puedan aprovechar la manifestación del espíritu que Dios les ha dado;
y ser guiados por el espíritu para que todos ustedes puedan ser hijos e hijas de Dios en este día de su nuevo pacto,
y nuevo testamento, en el cual Dios derrama su espíritu sobre toda carne
,
el cual ninguno debe afligir, irritar, o apagar; ni rebelarse en contra de él, sino obedecerlo.
Y 'la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres,'
para enseñarles a vivir piadosa, justa y sobriamente, y a negar la impiedad y la injusticia.

Y por lo tanto todos deben ser fieles mayordomos de esta gracia de Dios,
que les enseña, y les trae salvación.

Porque el apóstol dijo: 'Cada uno ponga al servicio de los demás el don que ha recibido, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios, para que el Dios de toda gracia,
y Cristo por medio de quien ella viene, puedan ser glorificados en todo su pueblo,
quien les da libremente los dones espirituales y celestiales.'

Y el evangelio de paz y buenas nuevas, Dios y Cristo han enviado para que sean predicadas a toda criatura bajo el cielo.
Y todos ustedes que los han recibido, por medio de lo cual la vida y la inmortalidad son llevadas a la luz en ustedes,
por medio de la cual ustedes pueden ver por encima de aquel que los ha oscurecido;
por el evangelio eterno, el poder de Dios,

han llegado a ser herederos de este evangelio eterno, el poder de Dios.
Por lo tanto ustedes son herederos del orden eterno del evangelio;
porque el poder de Dios es el orden y la autoridad de todas sus reuniones.
Este evangelio eterno, el poder de Dios, es un orden ilimitado;
y este orden glorioso del evangelio, el poder de Dios,
está más allá que el orden de Aarón, y más allá de todas las órdenes de los paganos.
Y el poder de Dios no puede ser limitado,
aunque pueda limitar aquello que es contrario a él, y que está fuera de la verdad.
Por lo tanto nuestro orden y gobierno son de Cristo, y su evangelio,
y en su luz, y santo espíritu, y somos herederos de él,
siendo herederos de Cristo, e implantados en él por la creencia;
y todos sus hijos e hijas conocen su gloriosa libertad, y su reposo en él.
Porque hemos recibido el espíritu de adoración, por el cual clamamos "¡Abba, Padre!"
porque el mismo espíritu da testimonio con nuestro espíritu de que somos hijos de Dios;
y si somos hijos, también somos herederos: herederos de Dios y coherederos con Cristo.

Y ahora, amigos, (como he dicho antes), instruyan a sus hijos en el temor de Dios,
en este nuevo pacto de luz y gracia, para que ellos puedan conocer a Cristo, quien es quien los bautiza y los circuncida;
y él rocía sus conciencias y corazones con su sangre para limpiarlos de todo su pecado,
y el Señor escribe su ley celestial en sus corazones, para que ellos puedan obedecerla y hacerla.
Porque ¿acaso todo el pueblo, en sus varias religiones falsas, caminos, y sectas,
sí, los mismos turcos y paganos, no instruyen a sus hijos en sus propios caminos?
Y de la misma manera, ¿acaso los judíos no instruyeron a sus hijos en el antiguo testamento y antiguo pacto de obras;
y este antiguo testamento y pacto Cristo ha abolido, y ha establecido el nuevo pacto de luz, vida y gracia?
Y por lo tanto ¿acaso todos los judíos en espíritu, en este nuevo testamento,
no instruyen a sus hijos en este nuevo pacto de luz, vida, y gracia?
O de otra manera, ¿acaso ellos no serían condenados?
¿Acaso las bestias y las aves no enseñan a sus pequeños a picar, lamer, y alimentan a sus pequeños?
¿Y acaso los pequeños no le clamarán a los mayores por su comida?
Todas estas cosas pueden enseñarle al pueblo.
Ahora, ustedes tienen su alimento de Cristo, y Dios su Padre;
sí, su pan, su leche, su agua, su vino, su miel, su lino fino,
su ropa, su aliento, su vida, sus almas, y la imagen de Dios,
en la cual él los hizo, la cual el hombre y la mujer han perdido por causa de la transgresión,
pero son renovados en ella otra vez por Cristo, su redentor, y santificador,
y reconciliador, y mediador, quien hace su paz entre ustedes y Dios,
de quien ustedes reciben su luz, gracia y verdad,
quien les da su evangelio, y fe, y espíritu,
en cuyo nombre ustedes tienen salvación, y no por ningún otro nombre bajo todo el cielo,
quien es su roca espiritual y celestial, y fundamento;
y ¿acaso ustedes no tienen todas estas cosas de arriba gratuitamente, y ninguna de ellas de abajo?
Y también su armadura celestial, y armas espirituales,
en las cuales ustedes son testigos para Dios y Cristo.
Y acaso ustedes no pueden instruir a todos sus hijos en el temor de Dios,
y decirles de dónde ustedes tienen todas estas buenas cosas,
para que ellos lleguen a recibir de todas estas buenas cosas
que ustedes reciben del buen Dios,
y de Cristo, el tesoro de sabiduría y conocimiento, para que ustedes puedan decir,
que los hijos de sus hijos son la corona de sus ancianos en la verdad,
y la gloria de sus padres en Dios
;
y entonces ustedes pueden decir que sus esposas son como la vid que da fruto a los lados de tu casa,
y tus hijos como brotes de olivo alrededor de tu mesa
.
Así serán ellos bendecidos, los que temen al Señor;
para que ustedes puedan decir que sus hijos son plantas de Dios, creciendo en su juventud,
y que sus hijas pueden ser como columnas labradas de las esquinas de un palacio;
y que sus graneros están llenos, proveyendo toda clase de grano,
para que no haya gemidos en sus plazas;
y 'bienaventurado el pueblo cuyo Dios es Jehovah.'

Y ahora, mis amigos, si hay alguna diferencia entre Amigos,
ya sea con Amigos o con el mundo, que sea establecido como referencia,
si no lo pueden parar ellos mismos,
y todos los que ello están interesados en terminar con cualquier diferencia,
que ellos tengan no más de un oído a un grupo,
y que reserven el otro oído para oír al otro grupo;
para que ellos puedan juzgar imparcialmente los asuntos,
sin afección o favor, o respeto por personas.
Porque ustedes pueden ver como los judíos en el antiguo pacto juzgaron cosas entre sí mismos,
mientras guardaron la ley de Dios, y no fueron a otras naciones, ni a los paganos,
para que ellos juzguen sus asuntos;
y por lo tanto el apóstol reprende a los corintios por esa falla,
'para ir ante la ley los unos con los otros ante los injustos,'
y les dijo que 'los santos juzgarán al mundo,' sí, ángeles;
y después cuánto más ellos deberían juzgar las cosas que conciernen a este vida.
Y, por lo tanto, el apóstol exhortó:
"Por tanto, en caso de haber pleitos con respecto a las cosas de esta vida,
a los que para la iglesia son de poca estima,"

y Cristo dijo:

"Por tanto, si tu hermano peca, ve,
amonéstale a solas entre tú y él.
Si él te escucha, has ganado a tu hermano.
Pero si no escucha, toma aún contigo uno o dos,
para que todo asunto conste según la boca de dos o tres testigos.
Y si él no les hace caso a ellos, dilo a la iglesia;
y si no hace caso a la iglesia, tenlo por gentil y publicano.
De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra habrá sido atado en el cielo,
y todo lo que desatéis en la tierra habrá sido desatado en el cielo."

Y además Cristo dijo:
"si dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra acerca de cualquiera cosa que pidan,
les será hecha por mi Padre que está en los cielos.
Porque donde dos o tres están congregados en mi nombre,
allí estoy yo en medio de ellos." Mat 18:19-20 1
Y Cristo dijo: "Si tu hermano peca, repréndele;
y si se arrepiente, perdónale.
Si siete veces al día peca contra ti,
y siete veces al día vuelve a ti diciendo: "Me arrepiento", perdónale." Lucas 17:4

Aquí ustedes pueden ver las instrucciones que Cristo,
(quien es Rey de reyes, y Señor de señores), le da a su iglesia,
y mucho más, lo cual es mucho para escribir.
Y ellos tenían ancianos en el antiguo pacto en ese entonces;
mucho más deben haber ancianos en el nuevo pacto, quienes han crecido en la verdad.
Y ellos tenían las asambleas de mujeres en la ley,
quienes estaban ocupados en las cosas relacionadas con las figuras y sombras,
y ellas obraban las cosas santas,
y ellas trajeron sus cosas limpias para ser ofrecidas
;
todas las cuales Cristo, el Santo, ha abolido, y le ha dado fin en el antiguo pacto.
Por lo tanto, mucho más los creyentes en Cristo, en el nuevo testamento, en el tiempo del evangelio,
deben tener sus asambleas y reuniones;
además sus instrucciones y ver que sus propias familias caminen en el temor de Dios.
Y después, en el servicio general de la iglesia de Dios, los hombres ancianos,
y las mujeres ancianas en al verdad, deben ser maestras de buenas cosas,
como el Señor les ordenará con su espíritu,
para enseñar e instruir, exhortar, amonestar, reprobar, reprender
, con el santo espíritu;
porque el menor miembro tiene un oficio, y todo creyente en la luz,
(lo cual es la vida en Cristo), es un miembro de la iglesia de Cristo, e implantado en él;
y por lo tanto él es la santa cabeza de la iglesia, y ellos son herederos de su orden,
y de su gobierno, el aumento del cual no tiene fin, en su poder eterno y espíritu.
Y por lo tato, todos los que niegan las reuniones de los hombres y mujeres que están establecidas en la luz, poder y espíritu de Cristo,
por el cual estamos reunidos, y él está en medio de ellos,
ellos podrían estar negando a Cristo, y negar el orden celestial de su evangelio, y su gobierno espiritual y celestial.
Todos aquellos que niegan las reuniones de hombres y mujeres, en el nuevo pacto,
en la restauración que nos aleja de la muerte y la oscuridad, por medio de Cristo, y en su evangelio de luz y vida,
ellos también podrían negar la predicación del evangelio;
si la gente no viene a la posesión de aquello que es predicado, y lo practican.
Porque los hombres y mujeres fieles que son restaurados en la imagen de Dios,
por medio de Cristo Jesús, como Adán y Eva estaban antes de la caída,
ellos eran ayuda idónea en la justicia, y en la imagen de Dios, y en Cristo Jesús;
sí, ellos eran ayuda idónea el uno para le otro;
y Cristo los hace como reyes y sacerdotes para reinar sobre la tierra,
por encima de la serpiente y el diablo, el destructor, en el poder de Dios,
que existía antes que aquel, en el cual está el santo orden.
Y aquellos que ofrecen los sacrificios espirituales a Dios y son sus testigos celestiales,
defienden a Dios y Cristo, y su justicia, en su luz y vida,
por la cual ellos son implantados en Cristo;
y así por su poder y en su poder, luz, y vida están sobre la muerte y la oscuridad,
y el príncipe y poder de él
, y en él reinan sobre él.
Y así ellos alaban a Dios, y su hijo que vive para siempre, y cantan aleluyas.

Jorge Fox

Swarthmore, el décimo mes, 1679

<arriba><cartas anteriores><cartas siguientes>

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino


Arriba | Quienes Somos | Inicio