<

Venga, escuche, oiga, obedezca


Todo aquel que viene a mí
y oye mis palabras habladas,
y las hace [las practica y las obedece]

edifica una casa espiritual que sobrevive.
Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca.
Y cuando vino una inundación, el torrente golpeó con ímpetu contra aquella casa,
y no la pudo sacudir, porque estaba fundada sobre una roca.
Pero el que oye y no hace es semejante a un hombre que edificó su casa sobre tierra,
sin cimientos. El torrente golpeó con ímpetu contra ella;
en seguida cayó, y fue grande la ruina de aquella casa
Lucas 6:46-49

Los versículos bíblicos en azul claro se pueden presionar para ir a la Biblia en línea y leer el versículo.

De la Palabra del Señor en el interior:
"Mi palabra está en tu corazón y en tu boca.
El Señor debe ser escuchado y seguido.
Escucha la palabra del Señor que viene de adentro.
¿Qué es necesario para la salvación? —obediencia a los mandatos que has oído."

Cuando usted oiga un mandamiento familiar de la Biblia, éste es dado para que usted comience a obedecer ese mandamiento inmediatamente.
Cuando el Señor le de un mandamiento, él también le dará la habilidad para obedecerlo.
Usted hace 10%, Él hace 90%. Pero usted debe hacer lo mejor que pueda para obedecer; él hará el resto para asegurar que usted pueda.

De la Palabra del Señor en el interior:
"Aquel que obedece mis enseñanzas, experimentará muchos resultados:
santificación y limpieza; perfección y el fruto del espíritu; el amor de Dios;
llegar a ser un hijo de Dios; guiado por el Espíritu de Dios;
ser hecho libres del pecado".

"santificación y limpieza"

"perfección y el fruto del espíritu"

A él anunciamos nosotros, amonestando a todo hombre y enseñando a todo hombre con toda sabiduría, a fin de que presentemos a todo hombre, perfecto en Cristo Jesús. Col 1:28

Y cuando hayáis padecido por un poco de tiempo, el Dios de toda gracia, quien os ha llamado a su eterna gloria en Cristo Jesús, los perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá después de un breve sufrimiento. 1 Ped 5:10

Pero que la paciencia tenga su obra completa para que seáis perfectos y cabalesno quedando atrás en nada. Sant 1:4

Y el Dios de paz, que por la sangre del pacto eterno levantó de entre los muertos a nuestro Señor Jesús, el gran Pastor de las ovejas, os haga perfectos en toda buena obra para hacer su voluntad, obrando él en ustedes lo que es agradable delante de él por medio de Jesucristo, a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Heb 13:20-21

para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti,
que también ellos lo sean una en nosotros,
Yo en ellos y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno; Juan 17:21,23

hasta que todos alcancemos la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfectohasta la medida de la estatura de la plenitud de Cristo. Efe 4:13

Ha perfeccionado para siempre a aquellos que son santificados. Heb 10:14

Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Mat 5:48.

En la parábola del sembrador y la semilla, Jesús nos habla más acerca del beneficio de escuchar la Palabra y obedecer:

La semilla es la Palabra de Dios. Y la [semilla] que cayó entre los espinos, éstos son los que oyeron; pero mientras siguen su camino, son ahogados por las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, y no llevan fruto para perfección. Pero en cuanto a la parte [la semilla] que cayó en buena tierra, éstos son los que, al oír con corazón bueno y recto, retienen la palabra oída; y llevan fruto con firme resistencia. Lucas 8:14-15.

De modo que si usted retiene la palabra oída, la obedece, y las recuerda, entonces usted producirá fruto de perfección.

Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento. Mat 3:8

El que permanece en mí y yo en él, éste lleva mucho fruto, Juan 15:5; y el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz (quietud y confianza segura para siempre), paciencia (incluyendo longanimidad, constancia y perseverancia), amabilidad (incluyendo moralidad e integridad), bondad, fe, benignidad (incluyendo mansedumbre y humildad), y dominio propio (dominio de los apetitos sensuales, pasiones y deseos). Contra tales cosas no hay ley.

Para producir bueno fruto, (que es amor, gozo, paz, paciencia, bondad, fe, benignidad, etc.), usted debes librarte de inmoralidad sexual (incluyendo la fornicación y el adulterio), impureza, lujuria, idolatría (incluyendo la codicia), hechicería, odio, discutiendo, celos, ira, ambición, divisiones, facciones (incluyendo hacer sectas), envidia, borrachera, fiestas (con fuertes cantos, bailes, y bebidas alcohólicas) etc.

Por lo tanto, usted debe crucificar su naturaleza pecaminosa para producir buen fruto.
Y bueno fruto es la evidencia de un verdadero seguidor de Cristo:
Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y mostráis que sois verdaderamente mis discípulos. Juan 15:8

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Juan 15:1
Permaneced [morar, continuar] en mí, y yo en vosotros.
Como la rama no puede llevar fruto por sí sola, si no permanece en la vid,
así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Juan 15:4

El que permanece en mí y yo en él,
este lleva mucho fruto. Pero separados de mí, nada podéis hacer. Juan 15:5

Las obras sin nuestra obediencia amorosa a los mandatos de Dios no cuentan para nada. 1 Cor 13:3
Producir fruto es haber obedecido muchos de los mandatos que Dios le da a usted.

Si alguien no permanece en mí, es echado fuera como rama... y las echan en el fuego. Juan 15:6

Pero ahora voy a ti y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo completo en sí mismos
— para que ellos puedan experimentar el cumplimiento en mi deleite en ellos, para que mi gozo pueda ser perfeccionado en sus propias almas, para que ellos puedan tener mi alegría dentro de ellos llenando sus corazones. Juan 17:13

"el amor de Dios"

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

Pablo cita este versículo en 1 Corintios: "Más bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman." La diferencia clave: Isaías dice "espera," 1 Cor 2:9 dice "aman".

Por lo tanto, amar a Dios es esperarlo:
lo esperamos a Él para oír sus palabras que nos enseñan, nos convencen, nos animan, y nos guían — eso es amar a Dios. Usted puede mostrar su respeto y amor por Dios al esperar en Él en humilde silencio y después obedecer lo que él le ordene.

Pero en el que guarda su palabra, verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado en él. Por esto sabemos que estamos en él.
El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. 1 Juan 2:5-6


El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él. Respondió Jesús y le dijo: -- El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas]. Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él. Juan 14:21,23

para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti,
que también ellos lo sean una en nosotros
para que el mundo crea que tú me enviaste.
Yo en ellos y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno;
y para que el mundo conozca que me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado.
Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía,
para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo en ellos. Juan 17:21,23,26

"llegar a ser un hijo de Dios, guiado por el Espíritu de Dios"

a causa de la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que la luz de la aurora [la estrella de la mañana, Jesucristo] nos ha visitado de lo alto; para alumbrar a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte, para encaminar nuestros pies por caminos de paz. Lucas 1:78-79

Porque si vivís conforme a la carne [la naturaleza pecaminosa], habéis de morir; pero si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. Rom 8:13-14
Ser guiado es oír la voz de Cristo con órdenes directas con respecto a qué hacer y cuándo hacerlo.
Él no lo deja para adivinar acerca de un sentimiento, una llamada, una opinión, una carga, un deseo, o una "puerta abierta" para caminar por ella.

a causa de la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que la luz de la aurora [la estrella de la mañana, Jesucristo] nos ha visitado de lo alto; para alumbrar a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte, para encaminar nuestros pies por caminos de paz. Lucas 1:78-79

[Yo el Señor] Te instruiré y te enseñaré el camino en que debes andar.
Te guiaré con mis ojos
. Salmos 32:8

Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley. Gálatas 5:18

creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Juan 12:36. (Porque "Dios es luz". 1 Juan 1:5,  y   "el Padre de luces". Santiago 1:17)

El que venciere [la naturaleza pecaminosa, por medio del arrepentimiento diario en la cruz interna de la negación propia] heredará todas las cosas, y yo seré su Dios y él será mi hijo. Apoc 21:7

De la Palabra del Señor en el interior:

"ser hecho libres del pecado"

Si vosotros permaneciereis en mi palabra, Juan 8:31
y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres. Juan 8:32
Así que, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres. Juan 8:36

Y una vez libertados del pecado, habéis sido hechos siervos de la justicia.
Pero ahora, siendo libres del pecado y habiendo llegado a ser siervos de Dios,
tenéis por vuestro fruto [recompensa] a la santidad, y al fin la vida eterna. Rom 6:18,22

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando;
más bien, Dios protege a aquel a quien ha engendrado,
y el maligno no le toca. 1 Juan 5:18

Todo aquel que permanece en él, no peca.
Todo aquel que peca, no lo ha visto ni lo ha conocido.
1 Juan 3:6

Todo aquel que ha nacido de Dios no comete el pecado, porque la simiente de Dios [Cristo] permanece en él, y no puede seguir pecando, porque ha nacido de Dios. 1 Juan 3:9

Puesto que Cristo ha padecido en la carne por nosotros, armaos también vosotros con la misma mentalidad, porque el que ha padecido en la carne ha terminado con el pecado, para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino [vivir] a la voluntad de Dios. 1 Ped 4:1-2

El regalo de Dios es Él mismo — llegar a ser uno con Dios

De la Palabra del Señor en el interior:
"Si usted pone atención y obedece, resulta en la unión con Dios.
Él se une con nuestra naturaleza purificada".

El que me ama, mi palabra guardará [me obedecerá, practicará mis enseñanzas].
Y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos nuestra morada con él.

[una vivienda el el corazón de aquellos que obedecen]
En aquel día [cuando él aparezca en usted] vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre,
y vosotros en mí, y yo en vosotros.

Vendré otra vez,
y os tomaré conmigo; para que donde yo esté, vosotros también estéis. Juan 14:3

para que todos sean una cosa, así como tú, oh Padre, en mí y yo en ti, que también ellos lo sean uno en nosotros
Yo les he dado la gloria que tú me has dado, para que sean una cosa, así como también nosotros somos una cosa.
Yo en ellos y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno;
Yo les he dado a conocer tu nombre y se lo daré a conocer todavía, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y
yo en ellos. Juan 17:21-23,26

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Juan 15:4

Pero el que se une con el Señor, un solo espíritu es. 1 Cor 6:17

Pablo dijo: Con Cristo he sido juntamente crucificado, y ya no vivo yo sino que Cristo vive en mí. Gál 2:20

Yo habitaré en ellos y andaré en ellos; y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 5:1

Y cuando estábamos muertos en nuestros pecados, nos dio vida en unión y comunión con Cristo. Efe 2:5

Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. 2 Ped 1:4

Porque somos hechos partícipes de Cristosi de veras retenemos firme el principio de nuestra confianza hasta el fin, Heb 3:14

Con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. Col 1:12

Pues tanto el que santifica como los que son santificados [no en proceso, sino habiéndolo completado], todos provienen de uno. Heb 2:11

Oír la voz

De la Palabra del Señor en el interior:
"¿Qué es necesario para la salvación? —obediencia a los mandatos que has oído.
Escucha mi voz
, y yo seré tu pastor. Escucha la palabra del Señor que viene de adentro.
Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios y obedecen".

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Apoc. 3:20

De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la oigan vivirán. Juan 5:25.

Mis ovejas oyen mi voz y yo las conozco, y me siguen. Juan 10:27

Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz. Juan 18:37

También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también debo llamar para guiarlas, y oirán mi voz. Así habrá un solo rebaño y un solo pastor. Juan 10:16

Escuchad, y vivirá vuestra alma. Isa 55:3

Considerad lo que oís: Con la medida con que medís, será medido para vosotros y os será añadid. Mar 4:24-25

Más bien, ¿qué dice? "La palabra está cerca de ti, en tu boca y en tu corazón [para que la puedas oír y obedecer];" esta es la palabra de fe que predicamos. Rom 10:8

Por esto, la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios. Rom 10:17

Bienaventurados son los que oyen la palabra de Dios [dentro de su corazón] y la guardan [la practican, obedecen. Lucas 11:28

Mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la palabra de Dios y obedecen. Lucas 8:21

Hoy si oís hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones. Hebreos 4:7

Acuérdate, puesde lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete. Apoc 3:2-3

Mirad que no rechacéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que en la tierra rechazaron al que habló, mucho más seremos nosotros responsables si nos apartamos del que habla desde el cielo. Hebreos 12:25

Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre.
El que tiene oídos [para oír], que oiga, y contemple, discierna, y entienda al oír. Mat 13:43

Usted debe venir a Él

De la Palabra del Señor en el interior:
Vengan a mí, y yo les hablaré a sus almas.
Ven a mí, y yo guiaré al manso y al humilde.
Ven a mí con la esperanza de hablar y actuar con rectitud.

Inclinad vuestros oídos, y venid a mí; escuchad, y vivirá vuestra alma. Isa 55:3

Vosotros escudriñáis las Escrituras, porque os parece que en ellas tenéis vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí. Juan 5:38-9
Pero vosotros no queréis venir a mí para que tengáis vida. Juan 5:38-40


Yo os mostraré a qué es semejante todo aquel que viene a mí y oye mis palabras habladas, y las hace [las practica y las obedece]. Es semejante a un hombre que al edificar una casa cavó profundo y puso los cimientos de manera segura sobre una roca. Lucas 6:46-48

Venid a mí, ...  Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí. Mat 11:28-29

Dejad a los niños venir a mí y no les impidáis, porque de los tales es el reino de Dios. Lucas 18:16

Debemos ir a él como niños pequeños, con confianza, con humildad; con fe para escuchar en silencio, y fe para obedecer lo que oímos.

Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré reposar. Mat 11:28

Jesús les dijo: --Yo soy el pan de vida. El que a mí viene nunca tendrá hambre, y el que en mí cree no tendrá sed jamás. Juan 6:35

Todo lo que el Padre me da vendrá a mí; y al que a mí viene, jamás lo echaré fuera. Juan 6:37

Nadie puede venir a mí, a menos que el Padre que me envió lo traiga y le de el hambre para venir a mí; y yo lo resucitaré en el día final. Juan 6:44

"María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada." Aprender a los pies de Jesús. Lucas 10:39-42

Y espérelo en Dios

De la Palabra del Señor en el interior:
"La salvación viene a aquellos que esperan.
Espera
, exponte a sus mandamientos, y oye".

Esperar a Dios es sentarse con persistencia y paciencia en humilde silencio, escuchar su voz y sus palabras, velar sus revelaciones, oír sus mandatos, y después obedecerle; sólo aquellos que le hacen caso y le obedecen reciben salvación eterna.

Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Pero los que esperan en Jehovah renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. Isaías 40:31

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis entradas cada día, esperando en los postes de mis puertas.
Porque el que me halla, halla la vida; y él obtiene el favor de Jehovah. Prov 8:34-35


Se dirá en aquel día:"¡He aquí, éste es nuestro Dios! En él hemos esperado, y él nos salvará: ¡Éste es Jehovah! En él hemos esperado. ¡Gocémonos y alegrémonos en su salvación!" Isa 25:9

De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Salmo 62:1

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

Tú, pues, vuélvete a tu Dios; practica la lealtad y el derecho, y espera siempre en tu Dios. Oseas 12:6

Encamíname en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación. Te espero durante todo el día.
Salmos 25:5

Bueno es Jehovah para los que en él esperan, para el alma que le busca. Lam 3:25

¡Tome nota! Esperarle a él es buscarle. Leer la Biblia e ir a los servicios de las sectas no es buscar a Dios.

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido,
ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

Pablo cita el versículo recién mencionado en 1 Corintios: "Cosas que ojo no vio ni oído oyó, que ni han surgido en el corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman." La diferencia clave: Isaías dice espera, y 1 Cor 2:9 dice aman. Por lo tanto amar a Dios es esperarle: nosotros le esperamos para oír sus palabras que nos enseñan, nos convencen, nos animan, y nos guían — eso es amar a Dios.

Y aparecerá una segunda vez, ya no para llevar el pecado, sino para traer completa salvación a los que le esperan persistente y pacientemente. Heb 9:28

Esperar persistente y pacientemente es presenciar a Jesús trayéndole su salvación; lo que usted oye usted debe hacer caso y obedecer para obtener la salvación: habiendo sido perfeccionado, [Jesús] llegó a ser Autor y fuente de eterna salvación para todos los que presten atención y le obedezcan, Heb 5:9; es por gracia que a usted se le enseña y es cambiado para llegar a ser puro. Tit 2:11-14. Pero si esperamos lo que aun no vemos, entonces lo aguardamos [la salvación] con paciente perseverancia, Rom 8:25.

...los que esperan en Jehovah heredarán la tierra. Salmos 37:9

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Mat 5:5. Bienaventurados son los que han sido cambiados por el Espíritu de Dios para llegar a ser humildes, amables, y en control de sus emociones, porque ellos heredarán una tierra nueva porque por su persistente y paciente espera en el Señor, Él le cambia para que llegue a ser manso con gran dominio propio. De la Palabra del Señor en el interior: "Los que esperan en el Señor heredarán una tierra nueva."

Usted debe esperar, velar, escuchar, oír, obedecer... esperar, velar, escuchar, oír, obedecer..... buscar, escuchar, obedecer. Ustedes deben soportar hasta el fin, cuando Cristo traiga la salvación.

Y vele

De la Palabra del Señor en el interior:
Velen y sean humildes. Espera, vela, escucha.
Debes estar alerta y siempre vigilante.
Debe haber una vigilia día a día en la caminata".

Volvió luego a sus discípulos y los halló durmiendo, y dijo a Pedro:--¿Así que no habéis podido velar ni una hora conmigo? Mat 26:40

Mirad, velad y orad, porque no sabéis cuándo será el tiempo. Mar 13:33


Bienaventurados aquellos siervos a quienes el señor les encuentre velando cuando llegue. De cierto os digo que se ceñirá y hará que se sienten a la mesa a comer, y viniendo les servirá. Aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los halla así, ¡bienaventurados aquellos siervos! Luc 12:37-38

Velad,
pues, en todo tiempo, orando que seáis contados como dignos de escapar todas estas cosas que han de suceder, y para estar en pie delante del Hijo del Hombre. Lucas 21:36

Velad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos. 1 Cor 16:13

Por tanto, no durmamos como los demás, sino vigilemos y seamos sobrios. 1 Tes 5:6

Oh Jehovah, de mañana oirás mi voz; yo dirigiré mi oración a ti en la mañana, y esperaré y velaré. Salmos 5:3

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis puertas cada día, esperando en los postes de mis puertas. Porque el que me halla, halla la vida; y él obtiene el favor de Jehovah. Prov 8:34

¿Con qué limpiará el joven su camino? Al hacer caso y velar por tu palabra. Salmo 119:9

Él está en usted, y siempre ha estado

De la Palabra del Señor en el interior:
"Mi palabra está en tu corazón y en tu boca.
En todo corazón está la gracia que purifica el corazón y el alma.
Tú no tienes que ir al cielo ni ir a las profundidades,
porque Él está en tu corazón
, esperando pacientemente poder enseñarte".

Entonces, si alguien os dice: "He aquí, aquí está el Cristo", o "He allí, allí está", no le creáis. Mar 13:21

Pablo nos dice: ¿O no conocéis en cuanto a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros? 2 Cor 13:5

A éstos, Dios ha querido dar a conocer cuáles son las riquezas de la gloria de este misterio entre las naciones, el cual es: Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:27

El Espíritu de Dios ha sido derramado sobre toda carne. Hechos 2:17

Lo que se conoce acerca de Dios se revela en ellos, Rom 1:19
(Nota: Pablo está diciendo que cualquier cosa que se puede aprender, mostrar, ver y experimentar de Dios, debe ser revelado dentro del hombre.)

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era dios.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
aquél era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo. Juan 1,4,9

Pero a cada hombre le es dada manifestación del Espíritu para el bien de todos. 1 Cor 12:7

Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres, Tito 2:11

¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? 1 Cor 3:16

Jorge Fox escribo: "El Padre está en todos ustedes, Cristo está en ustedes, y el reino de los cielos está en ustedes; allí, en su corazón, es donde los encontrará a todos ellos. Véanlo allí escudriñando sus corazones, y encuéntrenlo allí probando nuestras mentes y corazones; inclinen sus oídos, y denle oído a él allí, quien dará a cada uno conforme a sus palabras y sus obras, sean buenas o malas."

Él te enseñará a ti

De la Palabra del Señor en el interior:
"He venido a enseñar todas las cosas.
He venido a guiar hacia toda la verdad
.
Debes aprender a salvar tu alma.
Aprende de mí
. El Espíritu enseña por gracia".

Jesús dijo: Escrito está en los Profetas: "Y todos serán enseñados por Dios". Así que, todo aquel que oye y aprende del Padre viene a mí. Juan 6:45

Juan nos dice:
la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:27


El discípulo no es superior a su maestro, mas todo el que fuere perfeccionado será como su maestro. Lucas 6:40

Las promesas de Jesús son: El Espíritu Santo o Consolador o Espíritu de Verdad le enseñará acerca del pecado y la justicia, lo llevará a toda verdad, y le enseñará todas las cosas — si usted está en silencio, escucha, piensa en el nombre de Jesús, oye, y obedece. Usted puede memorizar la Biblia entera, y no conocerá la verdad porque la Biblia sólo testifica acerca de la verdad; la Biblia no es la verdad, Jesús es la verdad, y la Biblia no es Jesús. Si usted no oye su voz, usted todavía está perdido en sus pecados.

Si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros. Y si yo voy, os lo enviaré.
Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados [reprobará a todos los hombres] con respecto al pecado, y la justicia y el juicio.
En cuanto a pecado, porque no creen en mí;
en cuanto a justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis más;
y en cuanto a juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido condenado. Juan 16:7-11

Si no me voy, el Consolador no vendrá a vosotros. Y si yo voy, os lo enviaré.
Cuando él venga, probará al mundo que están equivocados [reprobará a todos los hombres] con respecto al pecado, y la justicia y el juicio. Juan 16:7-8
[Si el hombre va al Espíritu Santo, para oír en silencio, él eventualmente oirá, después debe obedecer — para aprender todas las cosas y toda la verdad.]

En cuanto a pecado, porque no creen en mí; Juan 16:9
[A medida que todo hombre han tenido su día de visitación del Espíritu Santo, han oído el consejo del Señor y lo han rechazado con incredulidad; por lo tanto continúan en el pecado. Cuando el hombre va a escuchar, el Espíritu Santo le muestra al hombre los pecados secretos de su corazón. El Espíritu Santo tiene que enseñarle al hombre acerca del pecado; hasta entonces, su corazón está velado, sin idea de cuan profundo él está esclavizado al pecado. La misma gracia que le muestra al hombre sus pecados, limpia y purifica sus pecados.]

en cuanto a justicia, porque me voy al Padre, y no me veréis más;
Juan 16:10
[La justicia de Jesús nos es revelada por el Espíritu Santo de manera que nosotros practicamos la justicia, así como Jesús la practica: nadie os engañe. El que practica justicia es justo, como él es justo. 1 Juan 3:7.]

y en cuanto a juicio, porque el príncipe de este mundo ha sido condenado. Juan 16:11
[El Espíritu de Satanás está en el corazón de cada hombre, haciendo al hombre un esclavo del pecado, hasta que el Señor purifica al hombre gradualmente; y después durante su segunda venida en su corazón, cuando él trae la salvación a aquellos que le esperan, él aplasta a Satanás debajo de vuestros pies, y lo destruye con el resplandor de su venida. 2 Cor 4:6. Heb 9:28, Rom 16:20, 2 Tes 2:8]

Y cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad.
.. y os hará saber las cosas que han de venir....
Juan 16:13:14
[Si usted oye y obedece la voz de la verdad, su alma es purificada por la obediencia a la verdad. 1 Ped 1:22.]

Pero el Consolador, quien es el Espíritu Santo, y a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas. Juan 14:26


Y en cuanto a vosotros, la unción que habéis recibido de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que alguien os enseñe. Pero, como la misma unción os enseña acerca de todas las cosas, y es verdadera y no falsa, así como os enseñó, permaneced en él. 1 Juan 2:27


Eventualmente usted llegará a saber todas las cosas: vosotros tenéis la unción de parte del Santo y conocéis todas las cosas. 1 Juan 2:20

Es una cruz para la voluntad del hombre el sentarse en silencio, luchando para evitar que su mente ande vagando; es una cruz para la voluntad del hombre obedecer lo que él nos manda y nos enseña por medio del Espíritu Santo; esta es la cruz con la que usted debe negarse a sí mismo y cargarla cada día para así seguir a Jesús. Seguir es obedecer. Usted no puede ser su discípulo a menos que usted tome su cruz diariamente y siga sus órdenes. La salvación sólo es recibida por aquellos que siguen al cordero dondequiera que él vaya — quienes obedecen completamente la voz del Señor, en lo que sea que él les manda.

Pablo dijo: Esto digo e insisto en el Señor: que no os conduzcáis más como se conducen los gentiles, en la vanidad de sus mentes, teniendo el entendimiento entenebrecido, alejados de la vida de Dios por la ignorancia que hay en ellos, debido a la dureza de su corazón. Una vez perdida toda sensibilidad [remordimiento de conciencia], se entregaron a la sensualidad para cometer ávidamente toda clase de impurezas. Pero vosotros no habéis aprendido así de Cristo, asumiendo que ustedes realmente le habéis oído y habéis sido enseñados por él, así como la verdad está en Jesús. Despojaos de la vieja naturaleza que controlaba vuestra conducta; la cual se corrompe a sí misma por medio de lujuria y deseos que surgen del engaño; pero renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos de la naturaleza que es creada nuevamente [de Cristo] que ha sido creado a la imagen de Dios en justicia y santidad de verdad. Efe 4:17-24. ¿Está usted comenzando a ver que es crítico que usted oiga, y aprenda de la verdad, de parte de Jesús mismo?

Bueno y recto es Jehová; por eso él enseñará a los pecadores el camino.
Dirige a los mansos en lo que es justo y enseñará a los humildes su camino. Sal 25:8-9

Te instruiré y te enseñaré el camino en que debes andar. Te guiaré con mis ojos. Sal 32:8

Para que nosotros, que primero hemos esperado en Cristo, seamos para la alabanza de su gloria. En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad [la palabra de la verdad no es un libro], el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo que había sido prometido, Efe 1:12-13

Porque la gracia de Dios que trae salvación se ha manifestado a todos los hombres, enseñándonos a negar la impiedad y los deseos mundanales, y cómo vivir sobria, justa y piadosamente en este mundo presente, Tito 2:11-12
Esta es la base del arrepentimiento y el cambio, ser enseñados personalmente por la gracia lo que debemos negar y como vivir.

¡Venid! Ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. Juan 4:29

Dios lo purificará y circuncidará su corazón

Y recibimos la esperanza bienaventurada, la manifestación gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado] y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente por buenas obras. Tit 2:13-14

¿Quién podrá resistir el día de su venida? o ¿quién podrá mantenerse en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador y como lejía de lavanderos. Él se sentará para afinar y purificar la plata, porque purificará a los hijos de Leví [sacerdotes]. Los afinará como a oro y como a plata, y ofrecerán a Jehovah ofrenda en justicia. Malaquías 3:2-3

En él también fuisteis circuncidados con una circuncisión no hecha con manos, al despojaros del cuerpo de los pecados de la carne mediante la circuncisión que viene de Cristo. Col 2:11

El que comete el pecado es del diablo, porque el diablo peca desde el principio. Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8

Jehovah tu Dios circuncidará tu corazón y el corazón de tus descendientes, para que ames a Jehovah tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma, a fin de que vivas. Deu 30:6

Sino más bien, es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, por el espíritu. Rom 2:29

si por el Espíritu hacéis morir las prácticas de la carne, viviréis. Rom 8:13

el Dios de paz aplastará en breve a Satanás debajo de vuestros pies. Romanos 16:20

Y entonces él le protege

Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios no sigue pecando; más bien, Dios protege a aquel a quien ha engendrado, y el maligno no le toca. 1 Juan 5:18

No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del maligno. Juan 17:15

Mi Padre que me las ha dado, es mayor que todos; y nadie las puede arrebatar de las manos del Padre. Juan 10:29

Porque con una sola ofrenda ha limpiado completamente y perfeccionado para siempre a aquellos que son santificados. Hebreos 10:14

Usted debe estar en silencio y escuchar

Él está en usted, pero para oírlo, usted tiene que escuchar. ¿De qué otra manera usted puede escuchar a no ser que esté en silencio para oír?
Después de decir el Padre Nuestro, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no os hagáis semejantes a ellos, porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad antes que vosotros le pidáis. Mat 6:7-8.

Estad quietos y reconoced que yo soy Dios.
Salmo 46:10


Calle toda carne delante de Jehová. Zac 2:13

Callad ante la presencia del Señor Jehová. Sof 1:7

Jehová está en su santo templo; ¡guarde toda la tierra silencio en su presencia! Hab 2:20

De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Sal 62:1

El Señor aborrece los planes de los malvados,
pero le agradan las palabras puras. Pro 15:26


Los pensamientos del injusto son una abominación (repugnante, asqueroso) a Jehovah,
pero las palabras de los puros son palabras agradables. Pro 15:8

Cómo pueden las oraciones hechas en sus mentes carnales ser agradables para Dios, cuando la mente carnal es enemistad contra Dios.

No te precipites con tu boca, ni se apresure tu corazón a proferir palabra delante de Dios. Porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras.
Pues de la mucha preocupación viene el soñar; y de las muchas palabras, el dicho del necio.
Ecl 5:2-3

De la Palabra del Señor en el interior:
"Debemos continuar esperando, velando, y escuchando;
entonces nuestros corazones estarán en silencio por medio de la gracia.
Sentarse en silencio esperando al Señor es llevar la cruz,
en vez de pensar cómo puede agradar a otros".

Las palabras del Señor es buena, amable, pura, fácil de entender, fácil de aceptar, pacífica, completa, siempre moralmente correcta, alentadora — nunca con ni siquiera una pizca de sarcasmo, amargura o condenación — nunca es incompleta, dejándolo a que usted adivine lo que él quiere; más bien sus palabras están llenas de amor mismo — su espíritu de Amor — porque él es Amor. Su voz siempre será también la misma voz. Hay muchas otras voces que oír; pero ellas son amargas, sarcásticas, incompletas, confusas, condenadoras, burlonas, cuestionadora — la voz del Señor no es así. Todo lo que viene de él también será moral correcto cuando se pruebe en contra de las escrituras de la Biblia. Él me dijo: "Saber lo que la Biblia dice incorrectamente es digno; todos mis grandes hombres conocieron las escrituras."

Después de un tiempo de obediencia a la palabra hablada,
la luz de Dios se levanta en sus corazones

De la Palabra del Señor en el interior:
"La luz viene de la fe en la voz.
Escucha bien mis palabras; pon atención a ellas.
Y a aquellos que obedecen, él aparecerá como una estrella magnífica en su corazón".

También tenemos la palabra profética que es aun más firme. Hacéis bien en estar atentos a ella, como a una luz que alumbra en lugar oscuro, hasta el día esclarezca y el lucero de la mañana se levante en vuestros corazones. 2 Ped 1:19

Porque así como el relámpago sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre. Mat 24:27. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. Apoc 22:16. Al que venza, ..yo le daré la estrella de la mañana. Apoc 2:26-28

Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo. 2 Cor 4:6.
Cristo es revelando en su corazón; usted ve la gloria de Dios, y tiene conocimiento de la gloria de Dios.

Pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros y la sangre su Hijo Cristo Jesús, nos limpia de todo pecado. 1 Juan 1:7

Dios es luz, y en él no hay ningunas tinieblas. 1 Juan 1:5

Yo he venido al mundo [a cada hombre] como luz, para que todo aquel que cree [depende, confía, obedece] en mí no permanezca en las tinieblas. Juan 12:46

El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

Mientras tenéis la luz, creed [depender, confiar y obedecer] en la luz, para que seáis hijos de luz. Juan 12:36

Entonces para convertirse en una nueva criatura, en el reino de los cielos
— paraíso sobre la tierra y para siempre

Ser una Criatura Enteramente Nueva

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Cor 5:17   

Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión ni la incircuncisión valen nada, sino la nueva criatura. Gál 6:15

Y os habéis revestido del nuevo hombre, quien es renovado en conocimiento, conforme a la imagen de aquel que lo creó. Col 3:10 

pero, renovaos en el espíritu de vuestra mente y vestíos de la naturaleza que es creada nuevamente [de Cristo] que ha sido creado a la imagen de Dios en justicia y santidad de verdad. Efe 4:23-24

Pues, por el bautismo fuimos sepultados juntamente con él en la muerte, para que así como Cristo fue resucitado de entre los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros deberíamos andar en novedad de vida. Rom 6:4

Porque es necesario que esto corruptible sea vestido de incorrupción y que esto mortal sea vestido de inmortalidad. 1 Cor 15:53

Trasladado al Reino de los Cielos

Con gozo damos gracias al Padre que os hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. El nos ha liberado de la autoridad de las tinieblas y nos ha trasladado al reino de su Hijo amado; Col 1:12-13

Y si voy y os preparo lugar, vendré otra vez y os tomaré conmigo; por que donde yo este, vosotros también estéis. Padre, quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. Juan 14:3, 17:24 

Y nos resucitó juntamente [con Cristo], y nos hizo sentaen los lugares celestiales en Cristo Jesús, Efe 2:6  

Y cuando los fariseos le preguntaron acerca de cuando había de venir el reino de Dios, les respondió diciendo:-- El reino de Dios no vendrá con señales externas que se puedan observar. No dirán: ¡“Mirad aquí esta”!  O ¡“Allí está”! Porque el reino de Dios está dentro y alrededor de vosotros. Lucas 17:20-21

De la Palabra del Señor en el interior:

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.


Arriba | Quienes Somos | Inicio