<

Encontrar a Dios es tener su rostro revelado en su corazón. Porque Dios mora en el hombre.

Verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.
Apoc 22:4

  1. 1 Crónicas 16:11
    Buscad a Jehovah y su poder; añorad y buscad su rostro, estar en su presencia continuamente.

  2. 2 Corintios 4:6
    Porque Dios, quien mandó a que la luz resplandeciera de las tinieblas, ha resplandecido en nuestros corazones, para dar la luz del conocimiento de la gloria de Dios en el rostro de Jesucristo.1

  3. Salmos 11:7
    Porque Jehovah es justo y ama la justicia; los rectos contemplarán su rostro.

  4. Salmos 27:8
    Mi corazón ha dicho: "Buscad su rostro." ¡Tu rostro buscaré, oh Jehovah!

  5. Salmos 17:15
    En cuanto a mí, en justicia veré tu rostro; quedaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza.
      [David está hablando mientras mira la gloria de Dios en el rostro de Cristo Jesús, cuando se despierta. David vivió antes de la era cuando el reino estuvo disponible para los hombres. De modo que él no fue trasladado hacia el reino; pero fue iluminado, vio a Dios, él estuvo en comunicación con la inspiración y la dirección de Dios, y vio lo que el reino sería en el futuro para los santos en la tierra.]

  6. Salmos 80:19
    Oh Jehovah Dios de los Ejércitos, ¡restáuranos! Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

  7. Salmos 105:4
    Buscad a Jehovah y su poder; buscad continuamente su rostro.

  8. Hechos 2:25
    Porque David dice de él: Veía al Señor siempre delante de mí [rostro], porque está a mi derecha, para que yo no sea sacudido.

  9. 1 Corintios 13:12
    Ahora vemos oscuramente por medio de un espejo, pero entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré plenamente, así como fui conocido.

  10. 2 Corintios 3:18
    Por tanto, todos nosotros, mirando a cara descubierta, contemplamos como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, por el Espíritu del Señor.
  11. Génesis 140:13
    Ciertamente los justos darán gracias a tu nombre; los rectos morarán en tu presencia, (delante de tu misma cara).

  12. Génesis 4:13-14
    Caín dijo a Jehovah: --¡Grande es mi castigo para ser soportado!
    He aquí que me echas hoy de la faz de la tierra, y me esconderé de tu presencia. Seré errante y fugitivo en la tierra, y sucederá que cualquiera que me halle me matará.
  13. Génesis 32:30
    Jacob llamó el nombre de aquel lugar Peniel, diciendo: "Porque vi a Dios cara a cara y salí con vida."

  14. Génesis 33:10
    Y Jacob respondió: --No, por favor. Si he hallado gracia ante tus ojos, toma mi presente de mis manos, pues el ver tu cara ha sido como si hubiera visto el rostro de Dios, y me has mostrado tu favor.

  15. Éxodo 33:11
    Entonces Jehovah hablaba a Moisés cara a cara, como habla un hombre con su amigo.

  16. Números 6:25
    Jehovah haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia.

  17. Números 12:8
    Cara a cara hablo con él, en persona, y no por enigmas. Y él contempla la apariencia de Jehovah. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo, contra Moisés?

  18. Números 14:14
    Y lo contarán a los habitantes de esta tierra, los cuales han oído que tú, oh Jehovah, estás en medio de este pueblo; que te dejas ver cara a cara, oh Jehovah, y que tu nube está sobre ellos. Han oído que tú vas delante de ellos, de día en una columna de nube, y de noche en una columna de fuego.

  19. Salmos 30:7
    Tú, oh Jehovah, por tu buena voluntad estableciste mi monte con poder. Pero escondiste tu rostro, y quedé turbado.

  20. Deuteronomio 5:4
    Cara a cara habló Jehovah con vosotros en el monte, de en medio del fuego.

  21. Deuteronomio 34:10
    Nunca en Israel se levantó otro profeta como Moisés, a quien Jehovah conociera cara a cara.

  22. Jueces 6:22
    Dándose cuenta Gedeón de que era el ángel de Jehovah, exclamó: --¡Ay, Señor Jehovah! ¡Pues he visto cara a cara al ángel de Jehovah!

  23. 2 Crónicas 6:42
    Oh Jehovah Dios, no rechaces a tu ungido. Acuérdate de tu misericordia para con tu siervo David.

  24. Job 33:26
    Oraría a Dios, y le sería favorable. Vería su rostro con gritos de júbilo, y Dios restituiría al hombre su justicia.
  25. Isaías 30:20
    Aunque el Señor os dé pan de adversidad y agua de aflicción, tu Maestro no estará escondido, sino que tus ojos verán a tu Maestro.
  26. Salmos 27:9
    No escondas de mí tu rostro; no apartes con ira a tu siervo. Tú has sido mi ayuda; no me dejes ni me desampares, oh Dios de mi salvación.

  27. Salmos 67:1
    Dios tenga misericordia de nosotros y nos bendiga. Haga resplandecer su rostro sobre nosotros; (Selah)

  28. Salmos 80:3
    Oh Dios, ¡restáuranos! Haz resplandecer tu rostro1, y seremos salvos.
  29. Salmos 80:7
    Oh Dios de los Ejércitos, ¡restáuranos! Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

  30. Salmos 80:19
    Oh Jehovah Dios de los Ejércitos, ¡restáuranos! Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos.

  31. Salmos 13:1
    ¿Hasta cuándo, oh Jehovah? ¿Me olvidarás para siempre? ¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

  32. Salmos 88:14
    ¿Por qué desechas mi alma, oh Jehovah? ¿Por qué escondes de mí tu rostro?

  33. Salmos 143:7
    Respóndeme pronto, oh Jehovah, porque mi espíritu desfallece. No escondas de mí tu rostro, para que no sea yo como los que descienden a la fosa.

  34. Isaías 8:17
    Aguardaré, pues, a Jehovah, quien ha escondido su rostro de la casa de Jacob. En él esperaré.

  35. Isaías 54:8
    Al desbordarse mi ira, escondí de ti mi rostro por un momento; pero con misericordia eterna me compadeceré de ti, dice tu Redentor Jehovah.

  36. Lamentaciones 2:19
    Levántate y da voces en la noche, en el comienzo de las vigilias. Derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor. Levanta hacia él tus manos por la vida de tus pequeñitos, que han desfallecido por el hambre en las entradas de todas las calles

  37. Daniel 9:17
    Ahora pues, oh Dios nuestro, escucha la oración de tu siervo y sus ruegos, y por amor de ti mismo, oh Señor, haz que resplandezca tu rostro sobre tu santuario desolado.

  38. Miqueas 3:4
    Entonces clamaréis a Jehovah, pero él no os responderá. En aquel tiempo esconderá su rostro de vosotros, porque hicisteis obras malvadas.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.


Arriba | Quienes Somos | Inicio