<



Por eso, aunque antes Dios pasó
por alto los tiempos de la ignorancia,
en este tiempo manda a todos los hombres,
en todos los lugares, que se arrepientan
.
Hechos 17:30


El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se pueden presionar para obtener la escritura correspondiente.

  1. Lucas 5:32
     32 No he venido a llamar a justos sino a pecadores para que se arrepientan.
  2. Lucas 24:46-47
    46y les dijo: --Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese y resucitase de los muertos al tercer día;
    47y que en su nombre se predicase el arrepentimiento y la liberación de la esclavitud [remisión] del pecado en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.1
  3. Isaías 30:15
    Porque así ha dicho el Señor Jehovah, el Santo de Israel: "En arrepentimiento y en reposo seréis salvos; en la quietud y en la confianza estará vuestra fortaleza. Pero no quisisteis".

  4. Lucas 13:3 
    Os digo que no; más bien, si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.1

  5. Lucas 13:5
    Os digo que no; si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente."

  6. 2 Pedro 3:9
    El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento.

  7. Mateo 3:2
    Decía: "Arrepiéntanse, [piense de manera diferente, cambie de opinión, lamentándose por sus pecados y cambiando su conducta] porque el reino de los cielos está cerca."
  8. Proverbios 1:23
    ¡Si os arrepentís con mi reprensión: he aquí, derramaré mi espíritu sobre vosotros, os haré conocer mis palabras!
      [Pero si tienes "tratado todo consejo mío como nada y habéis ignorado mi reprensión, yo también me reiré en vuestra calamidad. Me burlaré cuando os llegue lo que teméis". Cada hombre y mujer tiene su día de visitación del Señor, cuando él razona anónimamente con nosotros. Él razona claramente con lógica irrefutable, pero nosotros ignoramos su consejo, reprensión, y razonamiento porque somos tercos e insistentes de nuestros propios fines egoístas. Si lo ignoramos, entonces él nos ignora hasta que sincera y humildemente nos volvemos a él, (si alguna vez lo hacemos), buscando su guía en la vida. Él permanece con los brazos abiertos para amarnos y guiarnos, pero nosotros pasamos a un lado de él sin siquiera darnos cuenta. Si usted ignora y no obedece las palabras que oye a Cristo hablarle a usted, esas palabras serán su juez cuando usted muera. Juan 12:47-48

      Si fracasamos en ser purificados en esta vida y en experimentar el poder de Dios para librarnos del pecado, cuando morimos, pasaremos por el día del Señor, cuando veamos al Señor aparecer en nosotros, y nos veamos a nosotros mismos comparados con él. Si morimos todavía pecando, será un dia temible y terrible, porque sabremos lo impíos que realmente somos; cuando estemos contemplando la santidad y pureza, repentinamente veremos la verdad de nuestro yo egoísta y terrible. Aunque durante el tiempo de su visitación, nosotros olvidamos rápidamente la reprensión del Señor, las recordaremos en el juicio y seremos profundamente avergonzados porque ignoramos las súplicas de nuestro amante creador. Querremos correr, pero no podremos. Tendremos que pasar por el dolor de ver las acciones, palabras y pensamientos de nuestra vida expuestos ante la luz resplandeciente de Dios. Esta luz es un fuego consumidor, y quemará todo lo impío en nosotros, destruyendo nuestro cuerpo y nuestra alma, dejando sólo nuestro espíritu. Tuvimos nuestra oportunidad en la tierra para hacer la paz con Dios y para ser liberados de todo pecado, pero escogimos vivir nuestra vida de la manera que nosotros quisimos; él no tendrá compasión de nuestra situación.

      ]

  9. Lucas 3:8-14
    8 Producid, pues, fruto digno de arrepentimiento y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: "A Abraham tenemos por padre." Porque os digo que aun de estas piedras Dios puede levantar hijos a Abraham. 9También el hacha ya está puesta a la raíz de los árboles. Por lo tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.3 10Las multitudes le preguntaban diciendo: --Pues, ¿qué haremos?
    11Respondiendo les decía: --El que tiene dos túnicas dé al que no tiene, y el que tiene comida haga lo mismo.
      [Comparta de su exceso con cualquiera a carezca de las necesidades básicas de la vida.]
    12También fueron unos publicanos para ser bautizados y le preguntaron: --Maestro, ¿qué haremos?
    13Él les decía: --No cobréis más de lo que os está ordenado.
    14También unos soldados le preguntaban diciendo: --Y nosotros, ¿qué haremos? Él les dijo: --No hagáis extorsión ni denunciéis falsamente a nadie, y contentaos con vuestros salarios.4
  10. Mateo 3:8-9
    8Producid, pues, frutos dignos de arrepentimiento;
    9y no penséis decir dentro de vosotros: 'A Abraham tenemos por padre.' Porque yo os digo que aun de estas piedras Dios puede levantar hijos a Abraham.
  11. Mateo 3:10-12
    10El hacha ya está puesta a la raíz de los árboles. Por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.2 11Yo, a la verdad, os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene después de mí, cuyo calzado no soy digno de llevar, es más poderoso que yo. Él os bautizará en el Espíritu Santo y fuego. 12Su aventador está en su mano, y limpiará su era. Recogerá su trigo en el granero y quemará la paja en el fuego que nunca se apagará."3
  12. Mateo 4:17
    Desde entonces comenzó Jesús a predicar: "Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca."

  13. Hechos 26:20
    Más bien, primeramente a los que estaban en Damasco, y en Jerusalén y por toda la tierra de Judea, y a los gentiles, les he proclamado que se arrepientan y se conviertan a Dios, haciendo obras dignas de arrepentimiento.
  14. Mateo 11:20 
    20Entonces Jesús comenzó a reprender a las ciudades en las cuales se realizaron muchos de sus hechos poderosos, porque no se habían arrepentido:
    21"¡Ay de ti, Corazín! ¡Ay de ti, Betsaida! Porque si se hubieran realizado en Tiro y en Sidón los hechos poderosos que se realizaron en vosotras, ya hace tiempo se habrían arrepentido en saco y ceniza.
    22Pero os digo que en el día del juicio el castigo para Tiro y Sidón será más tolerable que para vosotras.
    23Y tú, Capernaúm, ¿serás exaltada hasta el cielo? ¡Hasta el Hades serás hundida! Porque si entre los de Sodoma se hubieran realizado los hechos poderosos que se realizaron en ti, habrían permanecido hasta hoy.
    24Pero os digo que en el día del juicio el castigo será más tolerable para la tierra de Sodoma, que para ti."

  15. Ezequiel 33:11
    Diles: ¡Vivo yo, que no quiero la muerte del impío, sino que el impío se aparte de su camino y viva!, dice el Señor Jehovah. ¡Apartaos, apartaos de vuestros malos caminos! ¿Por qué moriréis, oh casa de Israel?

  16. Ezequiel 18:30-32
    Arrepentíos y volved de todas vuestras transgresiones, para que la iniquidad no os sea su ruina.
    Echad de vosotros todas vuestras transgresiones que habéis cometido, y adquirid un corazón nuevo, una mente nueva y un espíritu nuevo. ¿Por qué habréis de morir, oh casa de Israel?
    Ciertamente, yo no quiero la muerte del que muere,
    dice el Señor Jehovah. "Volveos [de vuestros malos caminos] y vivid."

  17. Marcos 1:15 
    Se ha cumplido el tiempo --decía--.

    El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!"

  18. Mateo 12:41 
    Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio contra esta generación y la condenarán, porque ellos se arrepintieron ante la proclamación de Jonás. ­Y he aquí uno mayor que Jonás está en este lugar!

  19. Mateo 21:31-32
    31Y Jesús les dijo: --De cierto os digo que los publicanos y las prostitutas entran delante de vosotros en el reino de Dios. 32Porque Juan vino a vosotros en el camino de justicia, y no le creísteis; pero los publicanos y las prostitutas le creyeron. Y aunque vosotros lo visteis [el camino de la justicia (rectitud) por el arrepentimiento], después os arrepentisteis ni le creísteis.
  20. Marcos 1:4 
    Como está escrito en el profeta Isaías: He aquí envío mi mensajero delante de ti, quien preparará tu camino.
    Voz del que proclama en el desierto: "Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas."
    Así Juan el Bautista apareció en el desierto predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón [liberación de la esclavitud] de pecados.1

  21. Marcos 6:12
    Entonces ellos salieron y predicaron que la gente se arrepintiese.

  22. Lucas 3:3 
    Entonces él anduvo por toda la región alrededor del Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón [liberación de la esclavitud] de pecados,1

  23. Lucas 5:32 
    No he venido a llamar a justos, sino a pecadores al arrepentimiento.

  24. Lucas 15:3-10
    3 Entonces él les refirió esta parábola, diciendo:
    4 --¿Qué hombre de vosotros, si tiene cien ovejas, y pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto y va tras la que se ha perdido, hasta hallarla?
    5 Y al hallarla, la pone sobre sus hombros gozoso,
    6 y cuando llega a casa reúne a sus amigos y vecinos, y les dice: "Gozaos conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido."
    7 Os digo que del mismo modo habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.
    8 ¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende una lámpara, barre la casa y busca con empeño hasta hallarla?
    9 Cuando la halla, reúne a sus amigas y vecinas, y les dice: "Gozaos conmigo, porque he hallado la dracma que estaba perdida."
    10 Os digo que del mismo modo hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

  25. Lucas 16:19-31
    19 "Cierto hombre era rico, se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.
    20 Y cierto pobre, llamado Lázaro, estaba echado a su puerta, lleno de llagas,
    21 y deseaba saciarse con lo que caía de la mesa del rico. Aun los perros venían y le lamían las llagas.
    22 "Aconteció que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham. Murió también el rico, y fue sepultado.
    23 Y en el Hades, estando en tormentos, alzó sus ojos y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
    24 Entonces él, dando voces, dijo: 'Padre Abraham, ten misericordia de mí y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.'
    25 "Y Abraham dijo: 'Hijo, acuérdate que durante tu vida recibiste tus bienes; y de igual manera Lázaro, males. Pero ahora él es consolado aquí, y tú eres atormentado.
    26 Además de todo esto, un gran abismo existe entre nosotros y vosotros, para que los que quieran pasar de aquí a vosotros no puedan, ni de allá puedan cruzar para acá.'
    27 "Y él dijo: 'Entonces te ruego, padre, que le envíes a la casa de mi padre
    28 (pues tengo cinco hermanos), de manera que les advierta a ellos, para que no vengan también a este lugar de tormento.'
    29 Pero Abraham dijo: 'Tienen a Moisés y a los Profetas. Que les escuchen a ellos.'
    30 Entonces él dijo: 'No, padre Abraham. Más bien, si alguno va a ellos de entre los muertos, se arrepentirán.'
    31 Pero Abraham le dijo: 'Si no escuchan a Moisés y a los Profetas,3 tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos.'
  26. Lucas 17:3-4 
    Mirad por vosotros mismos: Si tu hermano peca, repréndele; y si se arrepiente, perdónale.
    Si siete veces al día peca contra ti, y siete veces al día vuelve a ti diciendo: "Me arrepiento", perdónale.


  27. Hechos 2:38
    Pedro les dijo: --Arrepentíos y sea bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.

  28. Hechos 3:19-20 
    Por tanto, arrepentíos y convertíos para que sean borrados vuestros pecados; de modo que de la presencia del Señor vengan tiempos de refrigerio
    y que él puede que envíe al Cristo, [la unción] os fue previamente designado - que es Jesús.1
  29. Hechos 5:31 
    A éste, lo ha enaltecido Dios con su diestra como Príncipe y Salvador, para dar a Israel arrepentimiento y liberación de la esclavitud del pecado.3

  30. Hechos 8:22
    Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad y ruega a Dios, si quizás te sea perdonado el pensamiento de tu corazón;

  31. Hechos 11:18 
    Al oír estas cosas, se calmaron y glorificaron a Dios diciendo: --¡Así que también a los gentiles Dios ha dado arrepentimiento para vida!

  32. Hechos 13:24 
    Antes de presenciar su venida, Juan predicó el bautismo de arrepentimiento a todo el pueblo de Israel.

  33. Hechos 17:30
    Pues bien, Dios pasó por alto aquellos tiempos de tal ignorancia, pero ahora manda a todos, en todas partes, que se arrepientan.

  34. Hechos 19:4 
    Y dijo Pablo: --Juan bautizó con el bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en el que había de venir después de él, es decir, en Jesús.

  35. Hechos 20:21 
    testificando a los judíos y a los griegos acerca del arrepentimiento para con Dios y la fe en nuestro Señor Jesús.

  36. Romanos 2:4 
    ¿O menosprecias las riquezas de su bondad, paciencia y magnanimidad, ignorando que la bondad de Dios te guía al arrepentimiento?

  37. 2 Corintios 7:9-10
    Ahora me gozo, no porque hayáis sentido tristeza, sino porque fuisteis entristecidos hasta el arrepentimiento; pues habéis sido entristecidos según Dios, para que ningún daño sufrierais de nuestra parte.
    Porque la tristeza que es según Dios genera arrepentimiento que lleva a la salvación, de que no hay que lamentarse; pero la tristeza del mundo produce muerte.

  38. 2 Corintios 12:21 
    Temo que, cuando vuelva, Dios me humille entre vosotros y yo tenga que llorar por muchos que antes han pecado y no se han arrepentido de los actos de impureza, inmoralidad sexual y libertinaje que han cometido.

  39. 2 Timoteo 2:23-25 
    Pero evita las discusiones necias e ignorantes, sabiendo que engendran contiendas.4
    Pues el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar y sufrido;
    corrigiendo con mansedumbre a los que se oponen, por si quizás Dios les conceda que se arrepientan para comprender la verdad,
    y se escapen de la trampa del diablo, quien los tiene cautivos a su voluntad.

  40. Hebreos 6:1-6
    1 Por tanto, dejando las doctrinas elementales de Cristo, sigamos adelante hasta la perfección, sin poner de nuevo el fundamento del arrepentimiento de obras muertas,1 de la fe en Dios,
    2 de la doctrina de bautismos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.
    3 Y esto haremos si es que Dios lo permite.
    4 Porque es imposible que los que fueron una vez iluminados, que gustaron del don celestial, que llegaron a ser participantes del Espíritu Santo,
    5 que también probaron la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero,
    6 y después recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento; puesto que crucifican de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y le exponen a vituperio.2

  41. 2 Pedro 3:9 
    El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; más bien, es paciente para con vosotros, porque no quiere que nadie se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento.

  42. Apocalipsis 2:5 
    Recuerda, por tanto, de dónde has caído. ¡Arrepiéntete! Y haz las primeras obras. De lo contrario, yo vendré pronto a ti y quitaré tu candelero de su lugar, si no te arrepientes.2

  43. Apocalipsis 2:16
    Por tanto, ¡arrepiéntete! Pues de lo contrario vendré pronto a ti y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

  44. Apocalipsis 2:21-22
    Le he dado tiempo para que se arrepienta, y no quiere arrepentirse de su inmoralidad.
    He aquí, yo la echo en cama, y a los que con ella adulteran, en muy grande tribulación, a menos que se arrepientan de las obras de ella.


  45. Apocalipsis 3:3 
    Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído. Guárdalo y arrepiéntete.2 Si no despiertas y velas, vendré como ladrón; nunca sabrás a qué hora vendré a ti.

  46. Apocalipsis 3:19 
    Yo castigo [reprendo, disciplino] a todos los que amo. Sé, pues, celoso y arrepiéntete.

  47. Apocalipsis 9:20-21 
    Los demás hombres que no fueron muertos con estas plagas ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, para dejar de adorar a los demonios y a las imágenes de oro, y de plata, y de bronce, y de piedra, y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni caminar.
    Tampoco se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su inmoralidad sexual, ni de sus robos.

  48. Apocalipsis 16:9-11 
    Los hombres fueron quemados con el intenso calor y blasfemaron el nombre del Dios que tiene autoridad sobre estas plagas, pero no se arrepintieron para darle gloria.
    El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia, y su reino fue convertido en tinieblas. Se mordían las lenguas de dolor
    y blasfemaron al Dios del cielo por sus dolores y sus llagas, pero no se arrepintieron de sus obras.1

  49. Reyes 17:13
    Jehovah advertía a Israel y a Judá por medio de todos los profetas y de todos los videntes, diciendo: "Volveos de vuestros malos caminos y guardad mis mandamientos y mis estatutos, conforme a toda la ley que mandé a vuestros padres y que os envié por medio de mis siervos los profetas."

  50. Zacarías 1:4
    No seáis como vuestros padres, a quienes los antiguos profetas proclamaron diciendo que así ha dicho Jehovah de los Ejércitos: 'Volveos de vuestros malos caminos y de vuestras malas obras'; pero no me escucharon ni me atendieron, dice Jehovah.

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.


Arriba | Quienes Somos | Inicio