<



Santo es nuestro Dios

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.

De la Palabra del Señor en el interior:
"Santo es nuestro Señor Dios, santo es su nombre."

Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos son mis caminos, dice Jehovah. Como son más altos los cielos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más altos que vuestros pensamientos. Isa 55:8-9

Si queremos conocer a nuestro Dios, tenemos que vislumbrar su santidad. No podemos disfrutar su comunión hasta que Él nos lleve a ser santos como Él es santo, porque su santidad y gloria son tan diferentes a la nuestra. Pero esas vislumbres nos acercan a Él, nos hacen celosos para dejar nuestra vida carnal, para esperar silenciosamente en Él quien está dentro de nosotros de modo que nos pueda cambiar, y para vivir nuestras vidas dedicadas a Él – porque Él es nuestra vida.

Tuyos son, oh Jehovah, la grandeza, el poder, la gloria, el esplendor y la majestad; porque tuyas son todas las cosas que están en los cielos y en la tierra. Tuyo es el reino, oh Jehovah, y tú te enalteces como cabeza sobre todo. 1 Cron 29:11

Por lo cual, ¡Salid de en medio de ellos, y apartaos! dice el Señor. No toquéis lo impuro, y yo os recibiré; 2 Cor 6:17
Para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino [vivir] a la voluntad de Dios. 1 Ped 4:2

Procurad la paz con todos, y la santidad sin la cual nadie verá al Señor. Heb 12:14
Porque Dios no nos ha llamado a la impureza, sino a la santificación. 1 Tes 4:7

Gloriaos en su santo nombre; alégrese el corazón de los que buscan a Jehovah. Buscad a Jehovah y su poder; buscad continuamente su rostro. Sal 105:3-4
Me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis con todo vuestro corazón. Jer 29:13

Y sin fe es imposible agradar a Dios. Porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él es, y que es galardonador de los que le buscan diligentemente. Heb 11:6

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Santiago 4:8

Te rogamos que nos muestres su santa gloria — sin embargo, cuando te vislumbramos, sobre nuestro rostro debemos caer.

Vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime; y el borde de sus vestiduras llenaba el templo. Por encima de él había serafines. Cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. El uno proclamaba al otro diciendo: --¡Santo, santo, santo es Jehovah de los Ejércitos! ¡Toda la tierra está llena de su gloria!…Entonces dije: --¡Ay de mí, pues soy muerto! Porque siendo un hombre de labios impuros y habitando en medio de un pueblo de labios impuros, mis ojos han visto al Rey, a Jehovah de los Ejércitos. Entonces voló hacia mí uno de los serafines trayendo en su mano, con unas tenazas, un carbón encendido tomado del altar. Y tocó con él mi boca, diciendo: --He aquí que esto ha tocado tus labios; tu culpa ha sido quitada, y tu pecado ha sido perdonado. Isa. 6:1-7

Porque tú eres un pueblo santo para Jehovah tu Dios; Jehovah te ha escogido de entre todos los pueblos que hay sobre la faz de la tierra, para que le seas un pueblo especial. Deut 14:2

Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente por buenas obras. Tit 2:14

Yo soy el Alfa y la Omega", dice el Señor Dios, "el que es, y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Apoc 1:8

Jorge Fox tocó esa santidad y nos muestra parte de lo que él vio en la Carta Número 292:

Él es el Dios viviente que viste la tierra con pasto y hierbas,
y hace que los árboles crezcan, y produzcan comida para ustedes,

y hace que los peces del mar respiren y vivan,
y hace que las aves del aire se reproduzcan, y hace que el corzo y el venado,
y las criaturas, y todas las bestias de la tierra produzcan,
por medio de lo cual ellas pueden ser alimento para ustedes.
Él es el Dios viviente, quien hace que las estrellas brillen en la noche, para darles luz,
y la luna salga para ser una luz en la noche.
Él es el Dios viviente, quien hace que el sol les de calor,
para abrigarlos cuando ustedes tienen frío.
Él es el Dios viviente, quien hace que la nieve y la escarcha se derritan,
y hace que la lluvia riegue las plantas.
Él es el Dios viviente, quien hizo el cielo y la tierra, y las nubes,
y hace que los manantiales salgan de las rocas,
y dividió el gran mar de la tierra,
y dividió la luz de la oscuridad,
por lo cual es llamado día, y la oscuridad noche,

y dividió las grandes aguas de la tierra, y las reunió,
y a estas grandes aguas él les llama mar, y la tierra seca, tierra;

él debe ser adorado, el que hace esto.
Él es el Dios viviente, quien les da aliento, y vida, y fortaleza,
y les da bestias y ganado, por medio de lo cual ustedes pueden ser alimentados y vestidos.
Él es el Dios viviente, y él debe ser adorado.
Y aquello que los hace sensibles a él, y a conocerle,
es aquello que los convenció en sus corazones de pecado e injusticia.

Por lo tanto todos los dioses que son hechos de piedra, ladrillos, madera, plata, bronce, hierro y oro,
no son el Dios viviente, sino que están hechos con mano de hombre;
y el Dios viviente es aquel quien les da vida, y aliento, y fortaleza,
y todas las cosas que son buenas,
y quiere que ustedes lo sientan y lo sigan,
con aquello que los aleja del pecado y del mal;
y quiere que ustedes lo adoren en espíritu, y le sirvan a él quien es santo y justo,
y vivan en paz;

Los hombres santos de antaño también vieron que esa gloria santa y nos hablan de su majestad y justicia:

Entonces se le apareció el ángel de Jehovah en una llama de fuego en medio de una zarza. Él observó y vio que la zarza ardía en el fuego, pero la zarza no se consumía… Dios le dijo: --No te acerques aquí. Quita las sandalias de tus pies, porque el lugar donde tú estás tierra santa es. Exo 3:2-5

Moisés dijo a Dios: --Supongamos que yo voy a los hijos de Israel y les digo: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros." Si ellos me preguntan: "¿Cuál es su nombre?", ¿qué les responderé? Dios dijo a Moisés: --YO SOY EL QUE SOY. --Y añadió--: Así dirás a los hijos de Israel: "YO SOY me ha enviado a vosotros." Exo 3:13-14

Les dijo Jesús: --De cierto, de cierto os digo que antes que Abraham existiera, Yo Soy. Juan 8:58

Entonces Moisés dijo: --Por favor, muéstrame tu gloria. Y le respondió: --Yo haré pasar toda mi bondad delante de ti y proclamaré delante de ti el nombre de Jehovah. Tendré misericordia del que tendré misericordia y me compadeceré del que me compadeceré. --Dijo además--: No podrás ver mi rostro, porque ningún hombre me verá y quedará vivo. Sucederá que cuando pase mi gloria, yo te pondré en una hendidura de la peña y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado. Después apartaré mi mano, y verás mis espaldas. Pero mi rostro no será visto…Entonces descendió Jehovah en la nube, y se presentó allí a Moisés; y éste invocó el nombre de Jehovah. Jehovah pasó frente a Moisés y proclamó: --¡Jehovah, Jehovah, Dios compasivo y clemente, lento para la ira y grande en misericordia y verdad, Exo 33:18-21,34:5-6

¿Quién como tú, oh Jehovah, entre los dioses? ¿Quién como tú, majestuoso en santidad, temible en hazañas dignas de alabanza, hacedor de maravillas? Exo 15:11

Aconteció al tercer día, al amanecer, que hubo truenos y relámpagos, una densa nube sobre el monte, y un fuerte sonido de corneta. Y todo el pueblo que estaba en el campamento se estremeció. Todo el monte Sinaí humeaba, porque Jehovah había descendido sobre él en medio de fuego. El humo subía como el humo de un horno, y todo el monte se estremeció en gran manera…Todo el pueblo percibía los truenos, los relámpagos, el sonido de la corneta y el monte que humeaba. Al ver esto, ellos temblaron y se mantuvieron a distancia…Y dijeron a Moisés: --Habla tú con nosotros, y escucharemos. Pero no hable Dios con nosotros, no sea que muramos. Exo 19:16-18, Exo 20:18-19

Porque Jehovah vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores. Es Dios grande, poderoso y temible. Deut 10:17

Una vez que vi esa maravilla, una apertura hacia algo que no se puede ver, sólo se puede percibir; porque era espíritu – y tan puro y tan glorioso y tan poderoso y tan Santo que está más allá de toda descripción. Y yo oí una voz decir “Nuestro terrible, gran Dios".

Temible eres, oh Dios, en tu santuario. El Dios de Israel es quien da poder y vigor a su pueblo. ¡Bendito sea Dios! Sal 68:35

Cantad a la gloria de su nombre; dadle la gloria en la alabanza. Decid a Dios: "¡Cuán admirables son tus obras! Por tu gran poder se someterán a ti tus enemigos. ¡Toda la tierra te adorará y cantará a ti! ¡Cantarán a tu nombre! Sal 66:2-4

Y supe cuando probé esa pureza el por qué tenemos que ser puros. Pero también supe que el poder, que era de Él, era tan ilimitado y mucho más allá de cualquier cosa que comprendemos, que nuestra recreación de la pureza era sin esfuerzo para él.  

Así que, los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Rom 8:8

Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Cor 7:1

¿No lo has sabido? ¿No has oído que Jehovah es el Dios eterno que creó los confines de la tierra? No se cansa ni se fatiga, y su entendimiento es insondable. Isa. 40:28

Tema a Jehovah toda la tierra; témanle todos los habitantes del mundo. Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió. Sal 33:8-9

¿Por qué preguntas por mi nombre? Es Admirable. Jueces 13:18

Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él [Jesús] también es puro. 1 Juan 3:3

William Penn también vio las maravillas de Él, y alabó su nombre:

MUCHAS han sido las dispensaciones de Dios desde la creación del mundo hacia los hijos de los hombres; pero el gran fin de todas ellas ha sido el prestigio de su propio nombre excelente en la creación y la restauración del hombre. El hombre restaurado, emblema de sí mismo, como un dios en la tierra, y gloria de todas sus obras. El mundo comenzó con inocencia. En aquel entonces todo lo que el buen Dios había hecho era bueno; y a medida que él bendijo la obra de sus manos, sus naturalezas y su armonía magnificaron a su Creador. Entonces las estrellas de la mañana cantaron juntas con gozo, y todas las partes de su obra dijeron amén a su ley. No había discordia en todo el orden de cosas; sino el hombre en el paraíso, las bestias del campo, las aves en el aire, los peces en el mar, las luces en los cielos, los frutos de la tierra. Sí, el aire, la tierra, el agua, y el fuego adoraron, alabaron y exaltaron su poder, su sabiduría y su bondad. ¡Oh santo día de reposo! ¡Oh santo día del Señor! William Penn

Dad a Jehovah la gloria debida a su nombre. Adorad a Jehovah en la hermosura de la santidad. Sal 29:2

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4

Acordaos de las cosas del pasado que son desde la antigüedad, porque yo soy Dios, y no hay otro. Yo soy Dios, y no hay nadie semejante a mí. Yo anuncio lo porvenir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no ha sido hecho. Digo: 'Mi plan se realizará, y haré todo lo que quiero. Isa. 46:9-10

Y alabado sea su santo nombre, se agradó en enviar a su Hijo a nosotros para que podamos llegar a ser su pueblo:
capaz de verlo, de ser como Él
, incluso ser uno con Él.

Toda buena dádiva y todo don perfecto proviene de lo alto y desciende del Padre de las luces, en quien no hay variación, ni hecha sombra cuando se da vuelta. Santiago 1:17

¡Bendice, alma mía, a Jehovah! Jehovah, Dios mío, ¡qué grande eres! Te has vestido de gloria y de esplendor. Tú eres el que se cubre de luz como de vestidura, que extiende los cielos como una tienda, Sal 104:1-2

En él [Cristo] estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:4

Respondió el ángel y le dijo: --El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra, por lo cual también el santo Ser que nacerá será llamado Hijo de Dios. Lucas 1:35


Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el gobierno estará sobre sus hombros. Se llamará su nombre admirable, consejero, dios, fuerte, eterno, príncipe de paz. Isaías 9:6


Y el Verbo se hace carne y habita en nosotros, y contemplamos su glorioso esplendor, el glorioso esplendor del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14

¡Gracias a Dios por su don inefable! 2 Cor 9:15

Los apóstoles también dieron testimonio de la gloria del Señor cuando Él estaba en la tierra:

La vida fue manifestada, y la hemos visto; y os testificamos y anunciamos la vida eterna que estaba con el Padre y nos fue manifestada. 1 Juan 1:2

Y fue transfigurado delante de ellos. Su cara resplandeció como el sol, y sus vestiduras se hicieron blancas como la luz. Mat 17:2

Ahora pues, Padre, glorifícame tú en tu misma presencia, con la gloria que yo tenía en tu presencia antes que existiera el mundo. Juan 17:5

Jesús … se adelantó y les dijo: --¿A quién buscáis? Le contestaron: --A Jesús de Nazaret. Les dijo Jesús: --Yo soy. Cuando les dijo, "Yo soy", volvieron atrás y cayeron a tierra. Juan 18:4-6

Pero Jesús clamó otra vez a gran voz y entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló, y las rocas se partieron. Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de hombres santos que habían muerto se levantaron; y salidos de los sepulcros después de la resurrección de él, fueron a la santa ciudad y aparecieron a muchos. Mat 27:50-53

Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra. Heb 2:9

Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad; Col 2:9

Porque en ti descansa toda la gloria – toda la gloria pasada, presente y por venir. Llévanos a ser tu pueblo en esta vida, en este tiempo,
en este mundo. Queremos buscarte con todo nuestro corazón seguirte para siempre.
Para hacer esto también debemos sufrir una muerte espiritual de nuestra naturaleza carnal en la cruz — para que Él sea resucitado en nosotros. Cuando esperamos silenciosamente en la luz para vernos a nosotros mismos, y arrepentirnos para que Él nos cambie y escriba sus caminos en nosotros — en vez de nuestros caminos carnales — entonces llegaremos a esta promesa. (Vea Cómo Esperar en Dios y Beneficiarse de Su Poder Purificador para ver más información acerca de morir al yo.)
Así podemos ser guiados por Él, cambiados por Él, enseñados por Él, y llegar a conocerlo.
para que busquen a Dios, si de alguna manera, palpasen y le hallasen. Aunque, a la verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros; porque "en él vivimos, nos movemos y somos"; Hechos 17:27-28

Les daré un corazón para que me conozcan, pues yo soy Jehovah. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios, porque volverán a mí de todo corazón. Jer 24:7

Porque no te postrarás ante otro dios, pues Jehovah, cuyo nombre es Celoso, es un Dios celoso. Exo 34:14
Escuché mientras esperaba en Dios: "Mantente enfocado sólo en mi"

Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:27

Por lo tanto niéguese a sí mismo y "tome su cruz y sígale." Lucas 9:23

Porque Jesús dijo: "si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente." Lucas 13:3,5

Despertad a la justicia, y no pequéis más, porque algunos tienen ignorancia de Dios. Para vergüenza vuestra lo digo. 1 Cor 15 :34

Procurad la paz con todos, y la santidad  sin la cual nadie verá al Señor. Heb 12:14. (Mientras esperábamos en Dios se nos dio entendimiento que parte de buscar la paz con todo hombres es nunca decir nada para criticar a ninguna persona o grupo — sin embargo, ellos tal vez lo pueden realmente merecer; déjelo sin decir. Esto entrena la mente para ser tolerante y por lo tanto más pacífica con otros. Cuando somos completados con discernimiento espiritual, el Señor nos puede guiar a cualquier crítica que él sienta que es necesaria.)

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anunciéis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz maravillosa. 1 Ped 2:9

Velad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. 1 Cor 16:13

Jorge Fox amaba al Señor grandemente y le sirvió de manera magnífica. Lo siguiente es de la carta número 293:

Para quienes es mi amor en el Señor Jesucristo,
por medio de quien todas las cosas fueron hechas, y por medio de quien consisten todas las cosas, 
y quien llena todas las cosas, y sostiene todo por su palabra y poder; 
quien es el primero y el último, la santa cabeza de su santa iglesia,
y la puerta hacia el camino santo, para que su santo pueblo camine por ella, 
y el que establece una santa adoración en el santo espíritu y verdad, 
para adorar en ella al Santo Dios; 
y el que establece una santa religión, para proteger de las manchas del mundo; 
y esta religión es pura ante su vista. 

Porque si hemos de adorarle como Él desea, o incluso llegar a ser uno con Él, demos ser santos.

Porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo. 1 Ped 1:16

Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente por buenas obras. Tito 2:14. Para concedernos que, una vez rescatados de las manos de los enemigos, le sirvamos sin temor, en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días. Lucas 1:74-75

Quita mi pecado ... y seré limpio; lávame, y seré más blanco que la nieve. Salmo 51:7

"BIENAVENTURADOS LOS DE LIMPIO CORAZÓN, PORQUE ELLOS VERÁN A DIOS". Mateo 5:8

Oh, tu bondad, que Tú nos permitas luchar contigo para producir este nuevo nacimiento, esta nueva creación; fuera de la oscuridad a una vida pura y sin pecado, de modo que no hay nada que nos separe de Ti. Porque en Ti no hay oscuridad. Tú eres todo pureza y poder, y nada puede estar entre nosotros otra vez — porque seremos uno.

El eterno Dios es tu refugio, y abajo están los brazos eternos. Él echará de delante de ti al enemigo, diciendo: '¡Destruye!'. Deut 33:26-27. Para esto es revelado el Hijo de Dios: para deshacer las obras del diablo. 1 Juan 3:8

Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. 2 Ped 1:4

Yo soy la luz del mundo
. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

Gloriaos en su santo nombre; alégrese el corazón de los que buscan a Jehovah. Sal 105 :3

Grande es Jehovah y digno de suprema alabanza. Su grandeza es inescrutable. Hablarán del esplendor de tu gloriosa majestad, y meditaré en tus maravillas. Sal 145:3, 5

Por lo cual también Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que es sobre todo nombre; Fil 2:9

¿Qué acuerdo puede haber entre un templo de Dios y los ídolos? Porque nosotros somos templo del Dios viviente, como Dios dijo: Yo habitaré en ellos y andaré en ellos; y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 2 Cor 6:16

Regocíjense, porque han dejado "la puerta ancha" y han encontrado la "el camino angosto que lleva a la VIDA que pocos encuentran". Mat 7:13

En palabra de verdad, en poder de Dios, por medio de armas de justicia a derecha y a izquierda. 2 Cor 6:7

El Padre lo ha exaltado sobre todos los otros, y si lo hemos de llamar nuestro Señor debe ser en hechos — no sólo en palabras. Vemos la hermosa, nueva, santa creación que él ha producido con amante acción de gracias y asombro sin aliento. Él debe ser Señor de nuestra existencia, controlándonos.


Mientras esperaba en Dios, vi que después que Él nos ha llevado a ser puros y santos, nos podemos mezclar con su esencia - como dos alientos uniéndose como Uno. Entonces veremos como Él ve, y lo sentiremos siempre con nosotros, nunca aparte. Todavía estamos allí, pero hacemos lo que sea que Él ve que hay que hacer - y lo adoramos como Él verdaderamente es.

Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas. Apoc 4:11

Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, en la tierra y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre. Fil 2:10-11
¿Por qué me llamáis: 'Señor, Señor', y no hacéis lo que digo? Lucas 6:46

Pero a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios, Juan 1:12

Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz con los que los de corazón puro invocan al Señor. 2 Tim 2:22. y los que disfrutan de este mundo, aunque no son absorbidos por él ni por la indiferencia. Porque el orden presente de este mundo está pasando. 1 Cor 7:31

Con Cristo he sido juntamente crucificado; y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Lo que ahora vivo en la carne, lo vivo por la fe en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gál 2:20

De modo que lo podemos ver como Él es, ser santos para Él, y arrojarnos ante su gloria.

Y cada uno de los cuatro seres vivientes tiene seis alas, y alrededor y por dentro están llenos de ojos. Ni de día ni de noche cesan de decir: "¡Santo, Santo, Santo es el Señor Dios Todopoderoso, que era y que es y que ha de venir!" Y cada vez que los seres vivientes dan gloria, honra y alabanza al que está sentado en el trono y que vive por los siglos de los siglos, los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono y adoran al que vive por los siglos de los siglos; y echan sus coronas delante del trono, diciendo: "Digno eres tú, oh Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria, la honra y el poder; porque tú has creado todas las cosas, y por tu voluntad tienen ser y fueron creadas." Apoc. 4:8-11

Mientras esperaba en Dios, Él me mostró el océano, y se extendió sobre él — y todo, incluyéndome a mí, estaba dentro de Él. Y no era sólo que Él había creado todo, sino que Él era todo.


En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era dios. Él era en el principio con Dios. Todas las cosas fueron hechas por medio de él, y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:1-4.
Y la tierra estaba sin orden y vacía. Había tinieblas sobre la faz del océano, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Gen 1:2

Él es el que está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos habitantes le son como langostas. Él despliega los cielos como un velo y los extiende como una tienda para habitar. Isaías 40:22

Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación; porque en él fueron creadas todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o poderes. Todo fue creado por medio de él y para él. Él antecede a todas las cosas, y en él todas las cosas subsisten... por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, Col 1:15-19

Porque "en él vivimos, nos movemos y somos". Hechos 17:28

Para que desde el nacimiento del sol y hasta el occidente se sepa que no hay nadie más que yo. Yo soy Jehovah, y no hay otro. Isa 45:6

Por tanto, al Rey de los siglos, al inmortal, invisible y único Dios, sean la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Amén. 1 Tim 1:17

Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:27

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino


Arriba | Quienes Somos | Inicio