<



TU SANTA VOLUNTAD

"El don de mi voluntad es un don de MI"

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente.
.

Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;
tu buen Espíritu me guíe a tierra de rectitud.

Sal 143:10

La voluntad de nuestro glorioso Dios es que nosotros le conozcamos, para buscarle como nuestra prioridad más importante, y ser sacados de la oscuridad por nuestro amor a Él. Para renunciar vivir para nuestra voluntad y morir al yo. Para dar a otros como si hacia Él. Para creer en la Luz que es Él, y esperarlo silenciosamente, quien está dentro de cada uno de nosotros, para que Él pueda recrearnos para ser puros como Él es puro, y llevarnos a verlo en su gloria. Para adorar para siempre, y ser sus hijos, en unión total con Él — de modo que todos nuestros pensamientos, palabras y acciones sean controladas por las impresiones de Dios — su voluntad, no la nuestra.

Buscarlo como nuestra prioridad más importante

Más bien, buscad primeramente el reino de Dios y su justicia [rectitud], y todas estas cosas os serán añadidas. Mat 6:33

Buscar a Dios, encontrarle, y estar unidos con él es el único propósito de la vida. De uno solo ha hecho toda raza de los hombres, para que habiten sobre toda la faz de la tierra. Él ha determinado de antemano el orden de los tiempos y los límites de su habitación, para que busquen a Dios, si de alguna manera, palpasen y le hallasen. Aunque, a la verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros; porque "en él vivimos, nos movemos y somos". Un solo Dios y Padre de todos, quien es sobre todos, a través de todos y en todos vosotros. Hechos 17:26-28, Efe 4:6

Sigan buscando y encontrarán. Mat 7:7

Pero cuando desde allí busques a Jehovah tu Dios, lo hallarás, si lo buscas con todo tu corazón y con toda tu alma.
Deu 4:29

Hacer la voluntad del Padre para no ser excluidos del cielo.
"No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos,
sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:21

Incluso aquellos que piensan que son cristianos serán excluidos, a menos que hagan la voluntad del Padre.

Para ir a Jesús, escuchar en silencio, oírle hablarle a usted, y después obedecer sus mandatos.
Este es mi Hijo amado; a él oíd [crean y obedezcan]. Lucas 9:35

Creer en la luz – la cual es Él
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:4

Él sacará a la luz las cosas ocultas de las tinieblas y expondrá las intenciones de los corazones. 1 Cor 4:5

Mientras tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis
hijos de luz. Juan 12:36
[Mientras estén en la Luz, a medida que ella les muestre su condición y los motivos de su corazón, y les enseñe,
crean en la luz —porque la Luz es Cristo, quien es la Luz;
para que ustedes puedan llegar a ser hijos de la Luz
. Por en Cristo está la Vida, la luz de todos los hombres. Y Dios es Luz.]

En su Diario, Jorge Fox habló de volverse a la Luz interna:
Yo les mostré la verdadera adoración que Cristo había establecido, y distinguido a Cristo, el camino verdadero, de todos los caminos falsos, abriéndoles las parábolas a ellos, y llevándolos de la oscuridad a la luz verdadera, para que por ella puedan verse a si mismos, sus pecados, y Cristo, su salvador; para que al creer en él ellos puedan salvos de sus pecados.

Yo soy la luz del mundo [de cada hombre]. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. Juan 8:12

Renunciar a vivir para nuestra propia voluntad y morir al yo, para que podamos vivir por su voluntad
En la carta número 45, Jorge Fox dijo:
Y aquellos que eran del segundo nacimiento eran enseñados por Dios,
y no necesitaban un hombre para enseñarles
; y habían venido al pacto eterno.
Y ellos son el segundo nacimiento,
quienes han nacido otra vez de la simiente inmortal por la voluntad de Dios, y no por la voluntad del hombre.

Porque la carne desea lo que es contrario al Espíritu, y el Espíritu lo que es contrario a la carne. Ambos se oponen mutuamente, así usted no puede hacer las cosas que desea hacer. Gál 5:17

Dejar los placeres y deseos de esta vida y volvernos a Él
para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino [vivir] a la voluntad de Dios. 1 Ped 4:2

Porque está escrito: los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Rom 8:8

Volverse al interior y esperarlo a Él en silencio para recrearnos para ser puros como Él
Como Jorge Fox escribió en su carta número 56:
Por lo tanto, hagan caso a eso, y pónganle atención a aquello que llama a sus mentes 
para salir de los afectos viles, y los deseos del mundo, para que sean renovados;
estas mismas cosas harán que sus mentes se vuelvan a Dios,
y la misma luz pondrá sus afectos en las cosas de arriba,
y los llevará a esperar a la sabiduría pura de Dios de lo alto,
para que pueda ser justificada.
Esperen todos en aquello que llama a sus mentes hacia el interior, y las lleva hacia Dios;
y así es testificada la cruz,
para que la mente pueda alimentarse de nada más que la luz pura de Dios,
y del alimento viviente que viene del Dios viviente.

Quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado] y purificar para sí mismo un pueblo propio, ferviente por buenas obras. Tito 2:14
. Para concedernos que, una vez rescatados de las manos de los enemigos, le sirvamos sin temor, en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días. Lucas 1:74-75

De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Sal 62:1

Sea tu misericordia, oh Señor, sea en proporción a nuestra espera y la esperanza en ti. Sal 33:22

Dar a otros como si estuviéramos dando a Él, porque Él está en cada persona:
'De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.’ Mat 25:40

No debáis a nadie nada, salvo el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo ha cumplido la ley... El amor no hace mal al prójimo; así que el amor es el cumplimiento de la ley. Rom 13:8-10 [Pero a menos que usted esté lleno de amor, al morir al yo, usted no puede amar completamente a su prójimo como a si mismo, ni puede cumplir la ley todavía.]

Diferir—ceder nuestra voluntad a otros—como una práctica para hacer que nuestra voluntad disminuya. Deberíamos hacer esto en todos los casos, a menos que sea inmoral, peligroso, o de consecuencias importantes.
Entonces se sentó, llamó a los doce y les dijo: --Si alguno quiere ser el primero, deberá ser el último de todos y el siervo de todos. Mar 9:35

No considerando cada cual solamente los intereses propios, sino considerando cada uno también los intereses de los demás. Fil 2:4

Pues bien, si yo, el Señor y el Maestro, lavé vuestros pies, también vosotros debéis lavaros los pies los unos a los otros. Juan 13:14


Adorarlo a él en Espíritu y verdad
Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre busca a tales que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran, deben adorarle en espíritu y en verdad. Juan 4:23-24

Deberíamos, ciertamente, entregar todo nuestro ser a Cristo; y cesar de vivir por más tiempo en nosotros mismos, estamos perdidos en él; y esto puede ser efectuado sólo por la aniquilación del yo, que siendo la verdadera oración de adoración, rinde a "Dios, y al Cordero, bendición, y honor, y gloria, y poder, por los siglos de los siglos”.
Esta es la oración de verdad: es “adorar a Dios en espíritu y verdad" porque así llegamos a conocer el Espíritu para ayudar nuestras debilidades, y hacer intercesión por nosotros; y siendo así influenciados por el espíritu puro de Dios, somos sacados y liberados de nuestra manera carnal y corrupta de orar [a la de esperar en silencio]. Podemos darle el honor debido al Todopoderoso sólo en nuestra propia aniquilación que apenas es lograda él, quien nunca sufre un vacío en la naturaleza, instantáneamente nos llena de si mismo. Fuente: Guía a la Verdadera Paz

El Espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y dan vida. Juan 6:63

Jorge Fox en su Diario habla acerca de esta adoración de silencio:
Para que todos puedan venir a beber en ese espíritu único, que los bautiza y los circuncida, sumergiendo y quitando el cuerpo de pecados de la carne, que se ha levantado en el hombre y la mujer por su transgresión de los mandatos de Dios. De modo que en este espíritu puro y santo todos puedan servir y adorar al Dios puro en espíritu y en verdad.

Él nos ha dado libre albedrío de modo que tengamos la posibilidad de darle a Él algo precioso: el don de nuestra voluntad.
Y Él me dijo a mi: “El don de mi voluntad es un don de mi”
El que tiene mis mandatos y los obedece, él es quien me ama. Y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él. Juan 14:21

Deberíamos entregar nuestra existencia entera a Dios, desde la convicción fuerte y positiva que mientras estamos fielmente esforzándonos en seguirlo, la ocurrencia de cada momento es conforme a su voluntad inmediata y permiso, y tal como lo requiere nuestro estado. Fuente: Una Guía a la Verdadera Paz

Encamíname en tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios de mi salvación. Te espero durante todo el día. Sal 25:5

Podemos confiar la voluntad de nuestro Señor de completar su unión con nosotros porque él conoce todo, todo sabiduría, todo amor:

Él lo sabe todo – Él camina fuera del tiempo –ve todo lo que ha sucedido y todo lo que sucederá, y puede cambiarlo cuando sea bueno hacerlo. Él puede cambiar el universo para sus fines.

Aquello que fue ya es, y lo que ha de ser ya fue. Dios recupera lo que ya pasó. Ecl 3:15

¿Quién es como yo? ¡Que lo proclame! Que declare y relate delante de mí las cosas que han sucedido desde que establecí al pueblo antiguo, y declaren las cosas por venir. Isa 44:7

Por la fe comprendemos que el universo fue constituido por la palabra de Dios, de modo que las cosas visibles no fueron hechas de ninguna cosa que se pueda ver. Heb 11:3

Acercaos a mí y oíd esto: Desde el principio no he hablado en secreto; desde que las cosas sucedieron, allí he estado yo." Y ahora me ha enviado el Señor Jehovah y su Espíritu. Isa 48:16

Acordaos de las cosas del pasado que son desde la antigüedad, porque yo soy Dios, y no hay otro. Yo soy Dios, y no hay nadie semejante a mí. "Yo anuncio lo porvenir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no ha sido hecho. Digo: 'Mi plan se realizará, y haré todo lo que quiero.' Isa 46:9-10

"Yo soy el Alfa y la Omega", dice el Señor Dios, "el que es, y que era y que ha de venir, el Todopoderoso." Apoc 1:8

Él es sabiduría – Él ve cuando y cómo la existencia debería ser cambiada – para que así ser guiados por Él debería ser nuestra esperanza apreciada.

Él hizo la tierra con su poder; estableció el mundo con su sabiduría y extendió los cielos con su inteligencia. Jer 10:12

No existe cosa creada que no sea manifiesta en su presencia. Más bien, todas están desnudas y expuestas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Heb 4:13

¡Oh la profundidad de las riquezas, y de la sabiduría y del conocimiento de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios e inescrutables sus caminos! Rom 11:33

¿No lo has sabido? ¿No has oído que Jehovah es el Dios eterno que creó los confines de la tierra? No se cansa ni se fatiga, y su entendimiento es insondable. Isa 40:28

Jehovah me poseyó en el comienzo de su camino, antes que sus hechos más antiguos. Desde la eternidad fui establecido, desde el principio, antes que la tierra fuera formada....Con él estaba yo como uno que fue criado por él, y era su delicia de día en día, regocijándome siempre ante él. Prov 8:22-31

[Y Jesús, en su sabiduría dijo], que el arrepentimiento y la liberación de la esclavitud del pecado deberían ser predicados en su nombre a todas las naciones. Lucas 24:47

Él es santa bondad, fidelidad y amor – por lo tanto él ve de la perspectiva de la generosidad desinteresada, de la pureza – lo que es mejor para cada persona, cada momento.

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros: en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo para que vivamos por él.
1 Juan 4:9

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor. Y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él. 1 Juan 4:16


Vi el cielo abierto, y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llama Fiel y Verdadero. Apoc 19:11
Fiel es el que os llama, quien también lo logrará. 1 Tes 5:24

Por lo cual estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lo presente, ni lo porvenir, ni poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús, Señor nuestro. Rom 8:38-39

No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino. Lucas 12:32
¿Acaso no se venden dos pajaritos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin el consentimiento de vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajaritos. Mat 10:29-31

Somos ciegos a lo que es mejor —incluso a lo que está sucediendo — por lo tanto, tener su voluntad que conoce todo es un tesoro.
Conduciré a los ciegos por un camino que no han conocido, y por sendas que no han conocido les guiaré. Delante de ellos transformaré las tinieblas en luz, y los lugares escabrosos en llanuras. Estas cosas haré por ellos y no los desampararé. Isa 42:16

Él es la Verdad

Cuando se encuentre en dificultades, fallas, dudas, sequedad, culpa, tentación, temor, deseos arrójese hacia su voluntad, y él la perfeccionará.
Él es un escudo para cubrirnos y protegernos cuando confiamos en su inspiración en nuestra vida.

El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Todopoderoso. Diré yo a Jehovah: "¡Refugio mío y castillo mío, mi Dios en quien confío!"
Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas te refugiarás; escudo y defensa es su verdad. Sal 91:1-2,4


Guárdame como a la niña [pupila] de tu ojo; escóndeme bajo la sombra de tus alas. Sal 17:8

Probada es toda palabra de Dios; él es escudo a los que en él se refugian. Pro 30:5

Echad sobre él toda vuestra ansiedad [todas sus ansiedades, todas sus problemas, todas sus preocupaciones, de una vez para siempre] , porque él tiene cuidado de vosotros. 1 Ped 5:7


El eterno Dios es tu refugio, y abajo están los brazos eternos. Él echará de delante de ti al enemigo, diciendo: '¡Destruye!' Deut 33:27

Para esto es revelado el Hijo de Dios [en nosotros]: para deshacer [en nosotros] las obras [pecado] del diablo. 1 Juan 3:8


No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré. También te sustentaré con la diestra de mi justicia.' Isa 41:10


¡No temáis! Estad firmes y veréis la liberación que Jehovah hará a vuestro favor... Jehovah combatirá por vosotros, y vosotros os quedaréis en silencio. Ex 14:13-14

Mientras esperaba en el Señor, le oí a Él decir: "Tú estás con el Poder del universo"

Ustedes tienen a su guardador, el poder de Dios, que no se duerme ni se adormece, y los guardará hasta ese día. Carta de Jorge Fox #265 , 1 Ped 4:5, Sal 121:5
Yo, Jehovah, la guardo. A cada momento la riego; y para que nadie la dañe, de día y de noche la guardo. Isa 27:3

... todas están desnudas y expuestas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta. Heb 4:13

Pero aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis. Lucas 12:7


Porque no tenemos un sumo sacerdote que no puede compadecerse de nuestras debilidades, pues él fue tentado en todo igual que nosotros, pero sin pecado. Heb 4:15
Si no negamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda injusticia. 1 Juan 1:9

Mi Dios, pues, suplirá toda necesidad vuestra, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús. Fil 4:19

Cuando seguimos, lo que viene
es de Él. Él me mostró como esperar, y Él traería su voluntad a mi.

Pero los que esperan en Jehovah renovarán sus fuerzas; levantarán las alas como águilas. Correrán y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. Isa 40:31


Jorge Fox escribió acerca del apoyo del Señor cuando él esperó su ayuda:
Pero el Señor fijó mis deseos sobre si mismo, de quien vino mi ayuda, y mis cuidados fueron echados sólo sobre él. Por lo tanto, esperen todos pacientemente al Señor, cualquiera sea su condición. [de modo que podamos orar para que Él nos haga desearle y que Él nos ancle a Él]

Pero que la paciencia tenga su obra completa para que seáis perfectos y cabales, no quedando atrás en nada. Santiago 1:4
Porque: Por vuestra firme y paciente perseverancia ganaréis la Vida verdadera de vuestras almas. Lucas 21:19

Bienaventurado el hombre que me escucha, velando ante mis entradas cada día, esperando en los postes de mis puertas. Prov 8:34

Nuestra alma espera en Jehovah: Él es nuestra ayuda y nuestro escudo. Sal 33:20

Aguarda y espera en Jehovah. Esfuérzate, y que tu corazón esté confiado. ¡Sí, espera en Jehovah! Sal 27:14

¡Jehovah, Dios de los Ejércitos, Jehovah es su nombre! Tú, pues, vuélvete a tu Dios; practica la lealtad y el derecho, y espera siempre en tu Dios. Oseas 12:5-6

Y sabemos que Dios hace que todas las cosas ayuden para bien a los que le aman, esto es, a los que son llamados conforme a su propósito. Rom 8:28
Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti, que actúe a favor del que en él espera. Isa 64:4


De cierto en Dios espera en silencio mi alma; de él proviene mi salvación. Sal 62:1

Cuando seguimos su voluntad y somos guiados fuera del mundo hacia Él, Él nos ha prometido cosas que están casi más allá de la comprensión. Para ser sus hermanos, para compartir la naturaleza divina, y para ser unidos con Él eternamente.

Mediante ellas nos han sido dadas preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas seáis hechos participantes de la naturaleza divina, después de haber huido de la corrupción que hay en el mundo debido a las bajas pasiones. 2 Ped 1:4

De la carta número 260 de Jorge Fox:

La verdad nos hace libres de todo esto; y nos hace libres para ser partícipes de Cristo Jesús, 
de su sangrey su espíritu, y mente
quien es el príncipe de paz, y príncipe de vida
y nos hace libre para ser partícipes de la naturaleza divina y fe preciosa; 

Porque cualquiera que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre. Mat 12:50

Mientras esperaba al Señor, vi que después que Él nos ha llevado a ser puros y santos, podemos mezclarnos con su dos alientos como esencias que se unen como Uno. Entonces veremos como Él ve, y sentiremos que Él está siempre con nosotros, para nunca separarnos. Todavía estamos allí, pero hacemos cualquier cosa que Él ve que debe hacerse, y lo adoramos como Él es verdaderamente.

Yo les he dado la gloria que tú me has dado, para que sean una cosa, así como también nosotros somos una cosa. Yo en ellos y tú en mí, para que sean hechos perfectos en uno; y para que el mundo conozca que tú me has enviado y que los has amado, como también a mí me has amado. Juan 17:22-23

"BIENAVENTURADOS LOS DE LIMPIO CORAZÓN, PORQUE ELLOS VERÁN A DIOS." Mat 5:8

El Señor se refiere la voluntad de su Padre como "tu buena voluntad", y "bueno ante tu vista". Él atesoró y exaltó la bondad de su voluntad. De esa manera también nosotros deberíamos atesorar su voluntad para nosotros.

En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu Santo y dijo: "Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has escondido estas cosas de los sabios y inteligentes y las has revelado a los niños. Sí, Padre, porque así te agradó. Lucas 10:21

Él nos ha dado a conocer el misterio de su voluntad, según el beneplácito que se propuso en Cristo. Efe 1:9

Porque Dios es el que produce en vosotros tanto la voluntad y las obras, según su buen placer. Fil 2:13 [de modo que podemos orar que Él nos haga desear hacer su voluntad]

Él es el Señor del universo, e incluso Él no hizo su propia voluntad.

Entonces dije: "¡Heme aquí para hacer, oh Dios, tu voluntad!" como en el rollo del libro está escrito de mí. Heb 10:7

El Hijo no puede hacer nada de sí mismo [por su propia voluntad], sino sólo hace lo que ve hacer al Padre. Porque todo lo que él hace [el Padre], esto también lo hace el Hijo de igual manera. Juan 5:19
 Yo no puedo hacer nada de mí mismo. Juzgo sólo según lo que oigo [las palabras de juicio del Padre]; y mi juicio es justo, porque no busco la voluntad mía, sino la voluntad del Padre que me envió. Juan 5:30. [Por lo tanto, incluso Cristo no hizo sus propias decisiones. Note, Jesús dijo que él sólo hizo la voluntad del Padre, no la de él. En Mat. 7:21, Jesús dijo: No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Entonces aquí Jesús nos dice lo que es necesario para ir al cielo —hacer nada por nosotros mismos—sólo decir lo que oímos al Padre decirnos que digamos- sólo hacer lo que el Padre nos muestra que hagamos—sólo juzgar de la manera que el Padre nos dice que juzguemos. Por lo tanto, no debemos pensar por nosotros mismos —sólo debemos seguir las impresiones del Padre. Debemos tener nuestra mente carnal destruida hasta el punto en que hablamos y actuamos a partir de las impresiones del Espíritu de Dios; este es el fin de la obediencia —pensar, hablar y actuar de acuerdo a las impresiones que vienen de Dios.]

Porque yo no hablo de mí mismo (no de mis propias palabras), sino que el Padre que me envió, él mismo me manda lo que debo decir y lo que debo hablar. Y sé que [obedecer] su mandatos es vida eterna. Así que, lo que yo hablo, lo hablo tal y como el Padre me dice que hable." Juan 12:49-50

El que habla de sí mismo [por sus propias palabras] busca su propia gloria; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y en él no hay injusticia.' Juan 7:18

Ahora está turbada mi alma. ¿Qué diré: "Padre, sálvame de esta hora"? ¡Al contrario, para esto he llegado a esta hora!
Padre, glorifica tu nombre. Entonces vino una voz del cielo: "¡Ya lo he glorificado y lo glorificaré otra vez!" Juan 12:27-28


Diciendo: --Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Lucas 22:42


Entonces Jesús dijo a Pedro: --Mete tu espada en la vaina. ¿No he de beber la copa que el Padre me ha dado? Juan 18:11

Pero para que el mundo conozca que yo amo al Padre, yo sólo hago exactamente lo que el Padre me instruye. Levantaos. ¡Vamos de aquí! Juan 14:31

Yo te he glorificado en la tierra, habiendo acabado la obra que me has dado que hiciera. Juan 17:4

El Señor es el patrón que debemos copiar y seguir. Él nos muestra cómo morir para que podamos llegar a estar reconciliados con Dios. Para dar nuestra vida en la carne como el máximo don.

Porque yo he descendido del cielo, no para hacer la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió. Juan 6:38

Porque el que me envió, conmigo está. El Padre no me ha dejado solo, porque yo hago siempre lo que le agrada a él. Juan 8:29

No todo el que me dice 'Señor, Señor' entrará en el reino de los cielos, sino [sólo] el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Mat 7:21

Por lo tanto toda la gente puede ver por las palabras de Cristo mismo, que el hecho que hablen y digan acerca de Dios y Cristo, y sus profetas y apóstoles, no significa nada, a menos que ellos hagan su
voluntad; es decir, practicarla, y ser obediente a lo que él manda y requiere. (De la carta 321 de Jorge Fox.

He aquí que para ellos tú eres como una hermosa canción de alguien que tiene una voz agradable y que toca bien su instrumento, porque ellos oyen tus palabras, pero no las ponen por obra [obedecen]. Eze 33:32
Pero sed hacedores de la palabra, y no solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos. Santiago 1:22

Si guardáis mis mandatos [los mandatos que usted le oye a él hablarle desde el interior de su corazón], permaneceréis en mi amor; como yo también he guardado los mandatos de mi Padre [que Jesús oyó que se le hablaron a él], y permanezco en su amor. Juan 15:10

Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Juan 15:13-14

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: --Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Mat 16:24. Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todas las cosas que posee, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:27,33. El que no toma su cruz y sigue en pos de mí no es digno de mí. Mat 10:38

Por lo tanto, niéguese a sí mismo y tome su cruz y sígalo. Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por causa de mí, la salvará. Lucas 9:23-24

Él murió en la cruz para mostrarnos cómo morir en nuestra cruz espiritual.
Él es el Hijo modelo, para mostrarnos cómo morir espiritualmente al yo.
Y la cruz para nosotros no es nada comparada con la de él. Es fácil y ligera.
Cuando nos sentamos y lo esperamos a Él y velamos por lo menos una hora, nuestra voluntad es levantarnos y hacer algo más.
Cuando Él nos muestra nuestra condición, nuestra voluntad es correr y negar que somos tan malos.
Cuando Él nos ordena a renunciar a hacer ciertas cosas, nuestra voluntad es seguir haciéndolas.
Entonces cuando hacemos lo opuesto a nuestra voluntad y
nos arrepentimos, estamos en la cruz, muriendo al yo.
Este es el proceso del arrepentimiento.
Así podemos ser guiados por Él, limpiados por Él, enseñados por Él, y llegamos a conocerle a Él.
Nuestra muerte es una muerte espiritual.
Para compartir la cruz con Cristo, no importa cuán ligera sea la nuestra.
Para compartir la muerte con Cristo, no importa cuán fácil sea la nuestra.
Para compartir la resurrección con Cristo, ambas para su gloria.
Vemos los efectos de los cambios en nosotros-en asombro sin aliento y amorosa acción de gracias,
y comenzamos a comprender por qué el vino y lo que él está haciendo.


Porque Jesús dijo: "si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente." Lucas 13:3,5

Si hubiera alguna otra manera que no fuera llevar la cruz, y morir a su propia voluntad, que hubiera podido redimir al hombre del estado caído y corrupto, Jesús la hubiera enseñado, y la hubiera establecido por su ejemplo. (Fuente: Guía a la Verdadera Paz)

Haya en vosotros esta manera de pensar que hubo también en Cristo Jesús: Aunque era uno con Dios y en la forma de Dios, él no consideró el ser igual a Dios como algo a qué aferrarse; sino que se despojó a sí mismo de su reputación, tomando forma de siervo, haciéndose semejante a los hombres; y hallándose en condición de hombre, y siendo hallado en semejanza al hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! Fil 2:5-8

Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo y aceptable para Dios, que es vuestro servicio espiritual y adoración. Rom 12:1

Venid a mí, todos los que estáis fatigados y cargados, y yo os haré reposar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y [entonces] hallaréis reposo para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga. [Mientras estaba esperando al Señor, vi que tomar su yugo sobre nosotros es ser entrenado, y sufrir el proceso de purificación hasta el punto de tener su voluntad en vez de la nuestra. Entonces el yugo y la carga es fácil y tenemos reposo.] Mat 11:28-30

Velad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos
. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. 1 Cr 16:13-14
En palabra de verdad, en poder de Dios, por medio de armas de justicia a derecha y a izquierda. 2 Cor 6:7

Estar dedicados a la oración, velando con acción de gracias. Col 4:2

Él murió para llevaron a un estado completamente resucitado, con su Espíritu y poder que nos guía.
También, para que nosotros podamos entonces ayudar a otros a morir al yo y crecer hacia la madurez en Él. Este su jardín del amor – hacer crecer el amor al elegir dar y amar, en vez de la voluntad propia.

Y Jesús les respondió diciendo: --Ha llegado la hora para que el Hijo del Hombre sea glorificado. De cierto, de cierto os digo que a menos que el grano de trigo caiga en la tierra y muera, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la pierde; pero el que odia su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estoy, allí también estará mi siervo. Si alguno me sirve, el Padre le honrará. Juan 12:23-26

Del Diario de Jorge Fox:
…y la hoja tierna de Dios, que brota de su semilla de vida, quien la riega con su agua celestial y palabra de vida cada momento, para que ellos puedan crecer y ser fructíferos ... Mis estimados amigos, mi deseo es que su semilla celestial, que hiere la cabeza de la serpiente tanto en el interior como el exterior, pueda ser la corona y la vida de ustedes, y ustedes en él sean la corona y gozo los unos de los otros, para la alabanza del Señor Dios sobre todo, bendito para siempre.

De la carta de Jorge Fox número 24:
sino que crezcan en el hombre interior, (dejando de lado el hombre antiguo con sus obras), 
como árboles de justicia, los cuales el Señor ha plantado, 
creciendo en sabiduría y entendimiento para hacer la voluntad de Dios, 
y no su propia voluntad.
El que hace la voluntad de Dios habita en aquello que permanece para siempre,

Procurad la paz con todos, y la santidad sin la cual nadie verá al Señor. Heb 12:14 (Mientras esperábamos al Señor, se nos dio entendimiento de que parte de buscar la paz con todo hombre es nunca decir nada crítico acerca de alguien o algún grupo —no importa cuánto ellos lo merezcan; déjelo sin decir. Esto entrena la mente a ser tolerante y por lo tanto más pacífica con otros. Cuando somos completados con discernimiento espiritual, el Señor nos puede llevar a cualquier crítica que considere necesaria.)

Como dijo Jorge Fox en su diario: por los frutos de ustedes él es glorificado (como Cristo dijo) al ustedes producir mucho fruto, frutos de justicia, santidad, piedad, virtud, verdad y pureza; Si vosotros producís mucho fruto, mi Padre es honrado y glorificado, y mostráis que sois verdaderamente mis discípulos. Juan 15:8

La gracia y la salvación de Dios son proporcionadas para crear un pueblo dedicado a hacer su voluntad en obras ordenadas por él — para mostrar el amor de Dios al mundo.

El propósito de la gracia ...purificar un pueblo propio, ferviente por buenas obras." Tito 2:11-14

Para que andéis como es digno del Señor, a fin de agradarle en todo; de manera que produzcáis fruto en toda buena obra .. Col 1:10

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, de modo que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Mat 5:16

Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para hacer las buenas obra, Efe 2:10

Y el Dios de paz... os haga perfectos en toda buena obra para hacer su voluntad, obrando él en ustedes lo que es agradable delante de él por medio de Jesucristo, Heb 13:20-21

Ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado, como instrumentos de injusticia; sino más bien presentaos a Dios como aquellos que son resucitados vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Rom 6:13

Porque Dios es el que produce en vosotros tanto la voluntad (para trabajar) y las obras (como son ordenadas,) según su buen placer. Fil 2:13

Mientras buscamos con todo nuestro corazón, entregando nuestra voluntad a la tuya como una cruz para nuestra voluntad, podemos aceptar con seguridad cualquier cosa que venga. Brinda tanta confianza tener tus órdenes para nuestra búsqueda y caminata y vida – y para tener la promesa de tu guía cuando lleguemos a ser puros. Tú ordenas el universo de modo que todas las cosas ayuden para bien a aquellos que aman a Dios. Mientras más entreguemos nuestra voluntad a la tuya, más fácil es guiarnos.

Encomienda a Jehovah tu camino; confía en él, y él hará. Él exhibirá tu justicia como la luz, y tu derecho como el mediodía. Sal 37:5-6

De parte de Jehovah es esto; es una maravilla a nuestros ojos. Sal 118:23

Y el mundo está pasando y desapareciendo, junto con sus deseos y su lujuria; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 1 Juan 2:17

Para ser liberado de esta oscuridad donde nosotros existimos, tenemos que seguir a nuestro guía y nuestro Señor, pero ¿por qué no queremos hacerlo? Él es la gloria, el poder, la sabiduría, el amor del universo, y Él nos quiere unidos como uno con Él. Para llevarnos fuera de la lujuria a un estado sin pecado; para tener su naturaleza divina, para compartir su existencia, para adorarle —e incluso para darle gloria a su nombre.

Él me dijo una vez "Esta es la cosa más difícil — es lo única cosa."

No es una cosa fácil, esta redirección de nuestro mismo ser, pero es el gozo, la esperanza, la razón de la vida.*

Y él me dijo: "El Dios de nuestros padres te ha designado de antemano para que conozcas su voluntad y veas al Justo, y oigas la voz de su boca. Hechos 22:14

En esto sabemos que nosotros le hemos conocido: en que guardamos [obedecemos] sus mandatos. 1 Juan 2:3. Y los que pertenecen a Cristo Jesús han crucificado la carne [la naturaleza pecaminosa] con sus pasiones y deseos [concupiscencias y afectos]. Gál 5:24

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Santiago 4:8

Una vez, mientras oraba para que Él me llevara a lo más que Él quisiera que yo fuera, entonces lo vi de pie cerca de mi en tal poder y majestad y pureza y esplendor, que yo no podía respirar. Y Él me miró y me dijo “quiero que tú seas yo". Y yo sabía que Él quería decir: a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo, Efe 4:13.” Vi que Él estaba tan lejos arriba de nosotros que era indescriptible, y yo sabía que SOLO Él me podía llevar a eso. Pero también supe inmediatamente que todo es posible con Él, y por lo tanto, puedo aceptar que Él puede hacer ese cambio cataclísmico. Y en ese conocimiento mi fe en Él creció, y una esperanza aún más experiencial del cumplimiento de su grande y maravillosa promesa. Debemos ser verdaderamente llevados a ser santos como Él es santo – hacia la belleza, y majestad, y la naturaleza divina que es Él —para que podamos ser Uno con Él para siempre.
Oh, la bondad – que Él se comparta así con nosotros.


Cristo en vosotros, la esperanza de gloria. Col 1:27


'Habla, Señor, porque tu pobre siervo escucha'? ¡Ah! ¡que se haga tú voluntad, tu gran, tu buena y santa voluntadasí en la tierra como en el cielo! Hazla en nosotros, hazla sobre nosotros, haz lo que quieras con nosotros; porque somos tuyos, y deseamos glorificarte, nuestro Creador, como nuestro Creador y porque eres nuestro Redentor. Porque nos estás redimiendo de la tierra, de las vanidades y las corrupciones de ella, para ser un pueblo peculiar para ti. William Penn

Cuanto más renunciamos a nuestra voluntad y damos la bienvenida a la de él, más nos inclinamos a ver que todo lo que está en frente de nosotros es controlado y dirigido por Él. Cada paso es dirigido, nuestros ojos como los de él ven. Hay tal paz en este conocimiento. Hay una infusión de seguridad —que la realización de nuestro sueño, nuestra búsqueda, está asegurada.

No os conforméis a este mundo; más bien, transformaos por la renovación de vuestro entendimiento, de modo que comprobéis cuál sea la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.
Rom 12:2


Así que, si el Hijo os hace libres, seréis verdaderamente libres.
Juan 8:36


Regocíjese, usted ha dejado "el camino ancho"
y ha encontrado el camino estrecho que lleva a la VIDA que pocos encuentran.
Mat 7:13-14

Desde la fundación del mundo no se ha escuchado, 
ni el oído ha percibido, ni el ojo ha visto a ningún Dios fuera de ti,
que actúe a favor del que en él espera.
Isa 64:4


Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios;
tu buen Espíritu me guíe a tierra de rectitud.
Sal 143:10


Si alguien quiere hacer su voluntad,
conocerá si mi doctrina proviene de Dios o si yo hablo por mi propia cuenta.
Juan 7:17

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.


Arriba | Quienes Somos | Inicio