<


AME A SU PRÓJIMO COMO A SÍ MISMO

(El texto en azul claro se puede presionar para ir a el versículo o las otras escrituras que confirman el texto.)

Cristo es la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo. Juan 1:9

Cristo es la Luz en cada persona, encadenado y esperando a ser liberado, de manera que cuando usted da a alguien, le da a Él que está en prisión.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:3-4

Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó. Gen. 1:27

'De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.’ Mat 25:40

De modo que mi prójimo fue hecho por Dios, así como yo; y mi prójimo tiene a Cristo dentro de él así como yo. De modo que mi prójimo y yo somos igual.

El que me hizo a mí en el vientre, ¿no lo hizo también a él? ¿No nos formó uno mismo en la matriz? Job 31:15

El segundo (mandamiento) es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo". No hay otro mandamiento mayor que estos dos." Marcos 12:31
Así que, todo lo que queráis que los hombres hagan por vosotros, así también haced por ellos, porque esto es la Ley y los Profetas. Mat 7:12

El primer mandamiento es amar a Dios con todo el corazón, toda el alma, y toda la fuerza, y cuando nos acerquemos al final de nuestro camino hacia Él, seremos capaces de amarlo con todo. Pero hasta que lleguemos a ese momento, podemos practicar amar a nuestros enemigos como a nosotros mismos. Así podemos cumplir la ley a medida que caminamos hacia Él, para el beneficio y el gozo de nuestras propias almas; pero también para el beneficio de otros y aún para la liberación de Cristo en otros. Nuestros buenos caminos son vistos y apreciados por Cristo dentro de ellos. Aún las sonrisas a otros son sonrisas para Cristo dentro de esas personas. Lo que hacemos por otros, lo hacemos para Cristo.

‘Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; estuve desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; estuve en la cárcel, y vinisteis a mí.' Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ... Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis. Mat 25:35-37, 40

Si alguien dice: «Yo amo a Dios», pero odia a su hermano, es mentiroso. Porque el que no ama a su hermano a quien ha visto, no puede amar a Dios a quien no ha visto. 1 Juan 4:20

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros, pues el que ama al prójimo ha cumplido la Ley. Porque los mandamientos--no cometerás adulterio, no cometerás homicidio, no robarás, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento -- se resumen en esta sentencia: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el amor es el cumplimiento de la ley. Rom. 13:8-10 Pero hasta que ustedes estén llenos de amor, no podrán amar completamente a su prójimo como a sí mismos, aunque mueran al yo, ni podrán cumplir la ley, todavía.

Jorge Fox dice en la carta 53:
Usted no puede alcanzar el espíritu de Dios en otros, ni ganárselos para Dios con su conversación casta y conducta piadosa, sin decir nada acerca de Dios.

El amor tiene paciencia y es bondadoso. El amor no tiene envidia. El amor no es jactancioso, ni se hace arrogante. No se comporta indecorosamente, ni busca lo suyo propio [no insiste en imponerse, ni busca su propio placer], no se enoja, ni lleva cuentas del mal. No se goza de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. 1 Cor 13:4-7

Una enseñanza CLAVE que nosotros recibimos de Él mientras esperamos en el Señor es: deferir (ceder sus deseos) a otros — a nuestros hijos, nuestros esposos, nuestras esposas, nuestros amigos. Sólo el practicar esto puede resultar en un progreso espiritual importante. Usted debería hacer esto en todas los casos, a menos que sea inmoral, peligroso, o de consecuencias mayores. Esto debería ser especialmente fácil para las esposas que deben ser sumisas con sus esposos, y para los hijos que deben obedecer a sus padres. A nosotros, los que somos de Él, se nos encarga que nos pongamos a nosotros mismos en el último lugar. Esposos y padres y amigos — esta es su oportunidad de deferir los unos a los otros. Y al hacer esto, le damos muerte a nuestra voluntad egoísta, que quiere que nos pongamos en primer lugar. En cambio , le ponemos a Él y sus caminos primero. El amor nunca demanda lo suyo.

El amor No se comporta indecorosamente, ni busca lo suyo propio [no insiste en imponerse, ni busca su propio placer], no se enoja, ni lleva cuentas del mal. 1 Cor 13:5


Entonces se sentó, llamó a los doce y les dijo: --Si alguno quiere ser el primero, deberá ser el último de todos y el siervo de todos. Marcos 9:35

no considerando cada cual solamente los intereses propios, sino considerando cada uno también los intereses de los demás. Fil 2:4

Pues bien, si yo, el Señor y el Maestro, lavé vuestros pies, también vosotros debéis lavaros los pies los unos a los otros. Juan 13:14

Hemos llegado al gratificante servicio de hacer el bien. Esto no es una carga una vez que se comienza a practicar, porque alimenta al espíritu que está adentro, como también el espíritu de su prójimo. Él nos dice como soltarnos y dar, y sentir el gozo de hacerlo.

Pero cuando tú hagas obras de misericordia, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha. Mat 6:3

La religión pura e incontaminada delante de Dios el Padre es ésta: visitar a los huérfanos y a las viudas en su necesidad, y guardarse sin mancha del mundo. Santiago 1:27

Entendí mientras esperaba en el Señor que mientras más una persona entienda el amor, aunque sea sólo recibiéndolo, más fácil se hace la purificación en esta vida o en la próxima, así que la bendición espiritual es tanto para el dador como para el receptor.

¿No consiste, más bien, el ayuno que yo escogí, en desatar las ligaduras de impiedad, en soltar las ataduras del yugo, en dejar libres a los quebrantados y en romper todo yugo?
¿No es acaso el ayuno compartir tu pan con el hambriento y dar refugio a los pobres sin techo, vestir al desnudo
¿No consiste en compartir tu pan con el hambriento y en llevar a tu casa a los pobres sin hogar? ¿No consiste en cubrir a tu prójimo cuando lo veas desnudo, y en no esconderte de quien es tu propia carne?
Entonces despuntará tu luz como el alba
, y tu recuperación brotará con rapidez. Tu justicia irá delante de ti, y la gloria de Jehovah irá a tu retaguardia.
Entonces invocarás, y Jehovah te escuchará. Clamarás, y él dirá: '¡Aquí estoy!'
"Si quitas de en medio de ti el yugo, el acusar con el dedo y el hablar vilezas;
si tu alma provee para el hambriento y sacias al alma humillada, 
tu luz irradiará en las tinieblas, y tu oscuridad será como el mediodía.
Jehovah te guiará siempre y saciará tu alma en medio de los sequedales. Él fortalecerá tus huesos,
y serás como un jardín de regadío y como un manantial de aguas cuyas aguas nunca faltan.
Isa 58:6-11

¿Pero como puede el amor de Dios morar en alguien que tiene bienes de este mundo, ve que su hermano padece necesidad y cierra sus sentimientos de compasión por él? 1 Juan 3:17

Jorge Fox también tiene una carta hermosa acerca de dar. La carta 321 de Jorge Fox.

El Señor me ha dicho mientras esperaba en Dios “La salvación es no juzgar,” de manera que esto siempre ha sido algo precioso para mí. Se hace un gran daño cuando se juzga el espíritu o el camino de otra persona. Nos debemos edificar los unos a los otros; no considerando que nada se haya perdido ni desesperándose por causa de nadie.

La caña cascada no quebrará, y la mecha que humea no apagará, hasta que saque a triunfo el juicio. Mat 12:20. De modo que él no se da por vencido acerca de nosotros, no importa cuán débiles seamos; y somos desafiados a sentir lo mismo acerca de otros como Cristo lo hace.

Jorge Fox dijo en su Diario:
Mi deseo es que ustedes vivan y caminen en esta verdad apacible, y que muestren evidencia de que son hijos de la luz y de la verdad; porque la sabiduría celestial, suave y apacible es justificada en sus hijos. Pero el debate, la contienda, la obstinación, el estar abierto en la desnudez y la debilidad de los otros, no es la práctica de los hijos de la sabiduría celestial, (pero sí la de Cam), ni del espíritu de Cristo; ni los tales tampoco se muerden ni se despedazan los unos a los otros; esto proviene de un espíritu devorador, no del espíritu de Jesús, el cual cubre aquello que es inapropiado, y puede perdonar. (vea también su carta #47 con respecto a juzgar)

En vez de juzgar se nos da el encargo amante de perdonar, para que podamos continuar dando a su espíritu que está en la prisión.

Pero yo os digo: Amen a sus enemigos, bendigan aquellos que los maldicen, háganle bien a aquellos que los aborrecen, y oren por aquellos que los ultrajan y los persiguen; de modo que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, porque él hace salir su sol sobre malos y buenos, y hace llover sobre justos e injustos. Mat 5:44-45

Entonces Pedro se acercó y le dijo: Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí y yo le perdonaré? ¿Hasta siete veces? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino hasta setenta veces siete. Mat 18:21-22
(Él me mostró que no puedo juzgar a otra persona porque él no vive dentro de ellos. Yo no sé por lo que ellos han pasado en la vida.)

Y oren por sus enemigos, para que el Señor los abra a ellos y a sus corazones, y que ellos se vean a sí mismos y a usted.
Jorge Fox, Carta 30.

Más bien, sed bondadosos y misericordiosos los unos con los otros, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo. Efe 4:32


El Señor también me dijo recientemente: “Así como tus ojos están cerrados para no ver los pecados de otros, así doblemente están mis ojos cerrados a los tuyos.” Esto sería suficiente incentivo para cumplir con su mandamiento, pero también nos muestra lo importante que es para Él el bienestar del espíritu de otras personas así como el nuestro. Para poder amar a su prójimo, usted tiene que pasar por alto sus fallas, el daño que le hayan hecho en el pasado, y sus malos hábitos; para poder hacer esto, usted tiene que perdonar; y para perdonar, usted tiene que mostrarles misericordia, reconociendo que ellos no están más mal de lo que usted estuvo en alguna ocasión. Y ya que Dios lo perdona a usted, usted perdona a su prójimo, mostrándole la misma misericordia que Dios le muestra a usted.

¡Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno! ¿Qué requiere de ti Jehovah? Solamente hacer justicia, amar misericordia y caminar humildemente con tu Dios. Miqueas 6:8

Id, pues, y aprended lo que significa: "Misericordia quiero y no sacrificio". Mat 9:13
Porque misericordia quiero yo, y no sacrificios; y conocimiento de Dios, más que holocaustos. Oseas 6:6

El odio despierta contiendas, pero el amor cubre todas las faltas. Pro 10:12


Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba diciendo: --¡Señor Jesús, recibe mi espíritu! Y puesto de rodillas clamó a gran voz: --¡Señor, no les tomes en cuenta este pecado! Y habiendo dicho esto, durmió [en la muerte]. Hechos 7:59-60

El discernimiento del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa. Prov 19:11
Sabed, mis amados hermanos: todo hombre sea pronto para oír, lento para hablar, y lento para la ira. Santiago 1:19

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos recibirán misericordia. Mat 5:7

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, vuestro Padre celestial también os perdonará a vosotros. Pero si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas. Mat 6:14-15
Y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todos los que nos ofenden. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal. Lucas 11:4

Jorge Fox ha dicho: "El perdón es más que con la boca."

William Penn ha dicho: "Cuando su prójimo le ofenda, no le guarde rencor; más bien téngale piedad por su falta de sabiduría y entendimiento que impedirían sus actos injustos. Deberíamos tener más apuro para hacer el bien al prójimo, que lo que tenemos para hacerle el mal; y en lugar de ser vengativos, debemos dejarlo para que sea juez a su propia satisfacción o insatisfacción con sus actos injustos."

Ahora el amor crea amor, su propia naturaleza e imagen; y cuando la misericordia y la verdad se encuentran, ¡qué gozo el que existe! La misericordia triunfa sobre el juicio; y el amor y la misericordia llevan el juicio del mundo con paciencia. Del Diario de Jorge Fox

Pablo explica en Tito cuál es el propósito del Señor, por qué es que él vino. El quería una clase diferente de personas para hacerlos de él. Un pueblo como Él, lleno de amor, para llenar el mundo alrededor de ellos con amor.

quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad [infracción de la ley, pecado] y purificar para sí un pueblo propio, ferviente por buenas obras. Tito 2:14. Que, una vez rescatados de las manos de los enemigos, le sirvamos sin temor, en santidad y en justicia delante de él todos nuestros días. Lucas 1:74-75

Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, como él también es puro. 1 Juan 3:3

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Juan 15:13


En esto hemos conocido el amor: en que él puso su vida por nosotros. También nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. 1 Juan 3:16

Para amar a otros completamente como a nosotros mismos, debemos estar llenos de amor, y para estar llenos de amor, debemos perder nuestra vida carnal. Cuando hacemos esto, estamos dando nuestra vida por Cristo, el Padre, y por supuesto, por nuestros amigos que están alrededor nuestro; para que podamos ver la maravilla, la gloria, y el amor de Dios — con la esperanza de que ellos también puedan llegar a experimentarlo a ÉL. Para perder nuestra vida carnal, debemos morir al yo en la cruz.

  • buscar el Reino de Dios, como su primera prioridad, es un acto de arrepentimiento y una cruz para su voluntad egoísta
  • alejarse del mal, como usted lo entienda, es un acto de arrepentimiento y una cruz para su voluntad egoísta
  • usted no quiere sentarse silenciosamente cada día para escuchar y velar, pero si lo hace — es una cruz para su voluntad egoísta
    Este es un camino en el que debemos ser guiados por Él, cambiados por Él, enseñados por Él, y en el que llegaremos a conocerle
  • usted no quiere obedecer los mandamientos que oye de él, pero si usted se arrepiente — es una cruz para su voluntad egoísta
  • usted no quiere perdonar las injusticias que le han sido hechas, pero usted se arrepiente y perdona — una cruz para su yo airado
  • usted no quiere admitir y se lamenta de lo que la Luz le enseña que es su condición, pero si usted se arrepiente — es una cruz para su voluntad
  • usted no quiere darle a otros de su exceso, pero si usted se arrepiente de su egoísmo y da — es una cruz para su voluntad
  • usted no quiere deferir a otros, sino que insiste en seguir sus propios caminos, pero usted se arrepiente y lo hace — es una cruz para su voluntad egoísta
    De modo que niéguese a sí mismo y "tome su cruz cada día y sígalo."
    Lucas 9:23


Y cualquiera que no lleva su propia cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:27

Regocíjese, usted ha dejado "el camino ancho" y ha encontrado "el camino angosto que lleva a la VIDA, la cual pocos encuentran. Mat 7:13

Así que, amados, ya que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda impureza de cuerpo y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Cor 7:1

Y los que disfrutan de este mundo, aunque no son absorbidos por él ni por la indiferencia. Porque el orden presente de este mundo está pasando. 1 Cor 7:31

Huye, pues, de las pasiones juveniles y aspira y sigue la justicia [rectitud], la fe, el amor y la paz con los que de corazón puro invocan al Señor. 2 Tim 2:22

Porque está escrito, Sed santos, porque yo soy santo. 1 Ped 1:16

Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Sant 4:8

Velad; estad firmes en la fe; sed valientes y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor. 1 Cor 16:13-14

Si no tengo amor no nada soy ... Si reparto todos mis bienes, y si entrego mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me sirve. 1 Cor 13:2-4

Entonces se nos dará la bendición de ser libres del dolor, la servidumbre, la culpa, y la angustia del pecado, y habremos ganado AMOR, PAZ, GOZO, y ser libres de la separación del Señor.

Y entonces, "y una vez libertados del pecado, habéis sido hechos siervos de la justicia." Rom 6:18

Cristo nos ha creado a cada uno de nosotros a Su imagen con su espíritu dentro de nosotros, y si nosotros queremos ser como él, atesoraremos a cada persona como a él, y les daremos todo el amor, la misericordia, y la esperanza que tenemos para dar. Así podremos ser como nuestro Padre que da a todos y ama a todos. El propósito de este mundo es crear amor; y el amor perfecto es creado dentro del mayor logro de la creación de Cristo — el hombre restaurado nuevamente al espíritu de Dios en el interior, para dejar de ser hombres y mujeres nacidos en el pecado, alejados de la oscuridad, hacia la vida — la vida de Cristo en amor — hijos de Dios.

Os daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de vosotros. Quitaré de vosotros el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Eze 36:26

 Procurad la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Hebr 12:14 (Mientras esperábamos en el Señor se nos dio el entendimiento de que parte de buscar la paz con todos los hombres es nunca decir nada crítico de nadie o de ningún grupo — no importa cuánto ellos realmente lo merezcan; déjelo sin decir. Esto entrena la mente para ser tolerante y por lo tanto más pacífica con otros. Cuando seamos completados, con discernimiento espiritual, el Señor nos podrá guiar hacia cualquier crítica que él sienta que sea necesaria.)

n mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros. Como os he amado, amaos también vosotros los unos a los otros. Juan 13:34
Sobre todo, tened entre vosotros un ferviente amor, porque el amor cubre una multitud de pecados. 1 Pedro 4:8

Les daré un corazón para que me conozcan, pues yo soy Jehovah. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios, porque volverán a mí de todo corazón. Jer 24:7

AMOR

Cuando vemos a otra gente
no los vemos para que nos sirvan
sino que buscamos
ser serviciales a ellos.

Antes mirábamos con lujuria
para que ellos hicieran por nosotros.

Ahora miramos con amor
para nosotros hacer por ellos.

Porque en ellos te vemos a Ti,
y un espejo de nosotros mismos,
y queremos ayudar
en vez de recibir ayuda.

Gracias Padre nuestro
gracias mi Salvador,
por darte a ti mismo por mí,
para que yo pudiera dar de Ti a ellos.


VENGAN Y AMEMOS A NUESTRO PRÓJIMO

El propósito de este sitio es enseñar cómo vivir
libre de pecado
al beneficiarse de poder de Dios que produce cambio por medio de la cruz
que lleva a la unión con Dios en su Reino.


Arriba | Quienes Somos | Inicio