<

Profecías de Jesús años antes de su nacimiento que se cumplieron
en su vida

El texto en azul claro o azul claro “en negrita” se puede presionar para obtener la escritura correspondiente o detalles en los escritos.
Cuando usted haya entrado en el sitio de la Biblia en línea,
usted puede cambiar y actualizar el pasaje para ver cualquier versión de la Biblia que usted prefiera.

Todas las profecías a continuación fueron escritas entre 400 a 750 años antes del nacimiento de Cristo

[Los profetas del tiempo antiguo] escudriñaban para ver qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos,
quien predijo las aflicciones que habían de venir a Cristo y las glorias después de ellas. 1 Pedro 1:11

Profecías del Antiguo Testamento Registro del cumplimiento de las profecías

dice: "Poca cosa es que tú seas mi siervo para levantar a las tribus de Israel y restaurar a los preservado de Israel. Yo te pondré como luz para las naciones, a fin de que seas mi salvación hasta el extremo de la tierra.' Isaías 49:6. [Isaías vivió 778 años antes de Cristo]

Yo, Jehovah, te he llamado en justicia, y te asiré de la mano. Te guardaré y te pondré como pacto para el pueblo, y como luz para las naciones, Isaías 42:6


Entonces las naciones vendrán a tu luz, y los reyes al resplandor de tu amanecer. Isaías 60:3

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era dios.
Él era en el principio con Dios.
Todas las cosas fueron hechas por medio de él, y sin él no fue hecho nada de lo que ha sido hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.
     [Él es Jesús, la vida y la luz de los hombres]
La luz resplandece en las tinieblas, y las tinieblas no la comprendieron.
Hubo un hombre, enviado por Dios, que se llamaba Juan.
     [Juan el bautista, quien preparó el camino para la Luz.]
Él vino como testimonio, a fin de dar testimonio de la luz, para que todos creyesen por medio de él.
No era él la luz, sino que vino para dar testimonio de la luz.
     [Juan el bautista fue el testigo de la Luz, Jesús.]
Aquel era la luz verdadera que alumbra a todo hombre que viene al mundo. Juan 1:1-9

     [Jesús es la verdadera Luz que alumbra a todo hombre en el mundo.]

Jesús les habló otra vez a los fariseos diciendo: --"Yo soy la luz del mundo. El que me sigue nunca andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida." Juan 8:12

He aquí mi siervo, a quien sostendré; mi escogido [Jesucristo] en quien se complace mi alma. Sobre él he puesto mi Espíritu, y él traerá justicia a las naciones. Isaías 42:1

[Isaías vivió 778 años antes que Cristo naciera.]


Así ha dicho el Señor Jehovah: "He aquí, yo alzaré mi mano hacia las naciones, y levantaré mi bandera a los pueblos. Ellos traerán en su seno a tus hijos, y tus hijas serán traídas en hombros. Isaías 49:22


Entonces lo verás y resplandecerás. Tu corazón se estremecerá y se ensanchará, porque la abundancia del mar se habrá vuelto a ti, y la riqueza de las naciones te será traída. Isaías 60:5

Tus puertas estarán abiertas continuamente. No se cerrarán ni de día ni de noche, para que sean traídas a ti las riquezas de las naciones, y te sean conducidos sus reyes. Isaías 60:11

Entonces las naciones verán tu justicia; y todos los reyes, tu gloria. Y te será dado un nombre nuevo, que la boca de Jehovah otorgará. Isaías 62:2

Acontecerá en aquel día que las naciones buscarán a aquel que es la raíz de Isaí y que estará en pie como un estandarte para los pueblos, y su reposo será glorioso. Isaías 11:10

Porque desde donde nace el sol hasta donde se pone, es grande mi nombre en medio de las naciones, y en todo santuario se ofrece a mi nombre incienso y ofrenda pura. Porque grande es mi nombre entre las naciones, ha dicho Jehovah de los Ejércitos. Malaquías 1:11

TODOS SABEMOS QUE JESÚS HA SIDO AMPLIAMENTE ACLAMADO POR LOS GENTILES, pero las cartas de Pablo y Juan en las escrituras del Nuevo Testamento confirman que sucedió a través de Asia y el imperio romano, escribiendo a iglesias en Corintio, Colosas, Éfesos, Roma, Galacia, Filipos, Tesalónica, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia, y Laodicea.

También tengo otras ovejas que no son de este redil. A ellas también debo llamar para guiarlas, y oirán mi voz. Así habrá un solo rebaño y un solo pastor. Juan 10:16


Este hombre [Pablo] me es un instrumento escogido para llevar mi nombre ante los gentiles, los reyes y los hijos de Israel. Hechos 9:15

Yo [Pablo] te libraré del pueblo [judío] y de los gentiles, a los cuales ahora yo [Jesús] te envío para abrir sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban perdón de pecados, una liberación de la esclavitud del pecado y una herencia entre los santificados y purificados por la fe en mi. Hechos 26:17-18

Pedro dijo: sino que en toda nación el que le teme y obra justicia, le es acepto. Hechos 10:35

He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. Isaías 7:14

El nacimiento de Jesucristo fue así: Su madre María estaba desposada con José; y antes de que se unieran, se halló que ella había concebido del Espíritu Santo. Mat 1:18

un ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: "José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que ha sido engendrado en ella es del Espíritu Santo. He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarán su nombre Emanuel, que traducido quiere decir: Dios con nosotros.” Mat 1:20-23

Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el gobierno estará sobre sus hombros. Se llamará su nombre admirable, consejero, dios, fuerte, eterno, príncipe de paz. Lo dilatado de su dominio y la paz no tendrán fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afirmarlo y fortalecerlo con derecho y con justicia, desde ahora y para siempre. El celo de Jehovah de los Ejércitos hará esto. Isaías 9:6-7 Entonces el ángel le dijo: --¡No temas, María! Porque has hallado gracia ante Dios. He aquí concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús. Éste será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de su padre David. Reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y de su reino no habrá fin. Lucas 1:30-33
Pero tú, oh Belén Efrata, aunque eres pequeña entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será el gobernante [Jesús] de Israel, cuyo origen es antiguo, desde los días de la eternidad. Miqueas 5:2 Jesús nació en Belén de Judea, en días del rey Herodes. Y he aquí unos magos vinieron del oriente a Jerusalén, Mateo 2:1 
 Así ha dicho Jehovah: "Voz fue oída en Ramá; lamento y llanto amargo. Raquel lloraba por sus hijos, y no quería ser consolada por sus hijos, porque perecieron." Jeremías 31:15 Entonces Herodes, al verse burlado por los magos, se enojó sobremanera y mandó matar a todos los niños varones en Belén y en todos sus alrededores, de dos años de edad para abajo, conforme al tiempo que había averiguado de los magos. Entonces se cumplió lo dicho por medio del profeta Jeremías, diciendo: Voz fue oída en Ramá; grande llanto y lamentación. Raquel lloraba por sus hijos, y no quería ser consolada, porque perecieron.
Mateo 2:16-18
Cuando Israel era muchacho, yo lo amé; y de Egipto llamé a mi hijo. Oseas 11:1 Entonces José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto. Mateo 2:1
Pues el celo por tu casa me ha consumido, y las afrentas de los que te afrentan han caído sobre mí. Salmo 69:9 Halló en el templo a los que vendían vacunos, ovejas y palomas, y a los cambistas sentados. Y después de hacer un látigo de cuerdas, los echó a todos del templo, junto con las ovejas y los vacunos. Desparramó el dinero de los cambistas y volcó las mesas. A los que vendían palomas les dijo: --¡Quitad de aquí estas cosas y no hagáis más de la casa de mi Padre casa de mercado! Entonces se acordaron sus discípulos que estaba escrito: El celo por tu casa me consumirá. Juan 2:14-17
Abriré mi boca en parábolas; evocaré las cosas escondidas del pasado, Salmo 78:2 Entonces se acercaron los discípulos y le dijeron: --¿Por qué les hablas por parábolas?
Y él respondiendo les dijo: --Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido. Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. Por esto les hablo por parábolas; porque viendo [con la vista natural] no ven [espiritualmente], y oyendo [naturalmente] no oyen [espiritualmente], ni tampoco entienden. Mateo 13:10-13

Entonces comenzó a hablarles en parábolas: --Un hombre plantó una viña. La rodeó con una cerca, cavó un lagar, edificó una torre, la arrendó a unos labradores y se fue lejos. Marcos 12:1
¡Alégrate mucho, oh hija de Sion! ¡Da voces de júbilo, oh hija de Jerusalén! He aquí, tu rey viene a ti, justo y salvador, humilde y montado sobre un asno, sobre un borriquillo, hijo de asna. Zacarías 9:9 

tomó ramas de palmera y salió a recibirle, y le aclamaban a gritos: "¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!" Habiendo encontrado Jesús un borriquillo, montó sobre él, como está escrito:
Juan 12:13-14

Luego me hizo volver hacia la puerta exterior del santuario, la cual da al oriente, y estaba cerrada. Entonces Jehovah me dijo: "Esta puerta ha de permanecer cerrada. No será abierta, ni nadie entrará por ella, porque Jehovah Dios de Israel ha entrado por ella. Por eso permanecerá cerrada.   Eze 44:1-2 

El Domingo de Ramos, Jesús entró en Jerusalén a través de la Puerta Dorada. Cuando vaya a Jerusalén, déle una mirada a la Puerta Dorada. Está cerrado con piedra y cemento, y con un cementerio musulmán en el frente, a través del cual nunca pasará un Mesías judío.

Aun mi amigo íntimo, en quien yo confiaba y quien comía de mi pan, ha levantado contra mí el talón. Salmo 41:9 Jesús se conmovió en espíritu y testificó diciendo: --De cierto, de cierto os digo que uno de vosotros me ha de entregar...Y mojando el bocado, lo tomó y se lo dio a Judas hijo de Simón Iscariote. Juan 13:21-26
Entonces Judas Iscariote, uno de los doce,
[un discípulo por un tiempo de tres años] fue a los principales sacerdotes para entregárselo. Marcos 14:10 
Y les dije: "Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo." Y pesaron por salario mío treinta piezas de plata. Zacarías 11:12 y les dijo: --¿Qué me queréis dar? Y yo os lo entregaré [a Jesús]. Ellos le asignaron treinta piezas de plata; Mateo 26:15 
Entonces Jehovah me dijo: "Échalo al tesoro. ¡Magnífico precio con que me han apreciado!" Yo tomé las treinta piezas de plata y las eché en el tesoro, en la casa de Jehovah. Zacarías 11:13 Los principales sacerdotes, tomando las piezas de plata, dijeron: --No es lícito ponerlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre. Y habiendo tomado acuerdo, compraron con ellas el campo del Alfarero, para sepultura de los extranjeros. Mateo 27:6-7
Cuando sea juzgado, que resulte culpable, y que su oración sea tenida por pecado. Sean pocos sus días, y tome otro su oficio. Salmo 109:7-8 Entonces orando dijeron: "Tú, Señor, que conoces el corazón de todos, muestra de estos dos cuál has escogido para tomar el lugar de este ministerio y apostolado del cual Judas se extravió para irse a su propio lugar." Echaron suertes sobre ellos, y la suerte cayó sobre Matías, quien fue contado con los once apóstoles. Hechos 1:24-26
No me entregues a la voluntad de mis adversarios, porque contra mí se han levantado testigos falsos que respiran violencia. Salmo 27:12  Pero no lo hallaron, a pesar de que se presentaron muchos testigos falsos. Por fin se presentaron dos, y dijeron: --Éste dijo: "Puedo derribar el templo de Dios y edificarlo en tres días."Mateo 26:60-61
Él fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca. Como un cordero, fue llevado al matadero; y como una oveja que enmudece delante de sus esquiladores, tampoco él abrió su boca. Isaías 53:7 

Pero Jesús callaba. Y el sumo sacerdote le dijo: --¡Te conjuro por el Dios viviente que nos digas si tú eres el Cristo, el Hijo de Dios! Mateo 26:63

Y siendo acusado por los principales sacerdotes y por los ancianos, no respondió nada. Entonces Pilato le dijo: --¿No oyes cuántas cosas testifican contra ti? Él no le respondió ni una palabra, de manera que el procurador se maravillaba mucho. Mateo 27:12-14

Entró en el Pretorio otra vez y dijo a Jesús: --¿De dónde eres tú? Pero Jesús no le dio respuesta. Juan 19:9

Herodes le preguntaba con muchas palabras, pero Jesús no le respondió nada. Lucas 23:9


 Entregué mis espaldas a los que me golpeaban, y mis mejillas a los que me arrancaban la barba. No escondí mi cara de las afrentas ni de los esputos. Isaías 50:6
Algunos comenzaron a escupirle, a cubrirle la cara y a darle de bofetadas, diciendo: --¡Profetiza! También los guardias le recibieron a bofetadas. Marcos 14:65
De la manera que muchos se horrorizaron ante ti, así fue desfigurada su apariencia, que ya no parecía hombre;  Isaías 52:14 También le golpeaban la cabeza vez tras vez con una vara, le escupían y puestos de rodillas le rendían homenaje. Marcos 15:19
Y escupiendo en él, tomaron la vara y le golpeaban la cabeza repetidamente. Mat 27:30
Los hombres que tenían bajo custodia a Jesús se burlaban de él y le golpeaban. Y cubriéndole le preguntaban diciendo: --¡Profetiza! ¿Quién es el que te golpeó? Lucas 22:63-64

Fue despreciado y desechado por los hombres, varón de dolores y experimentado en el sufrimiento. Y como escondimos de él el rostro, lo menospreciamos y no lo estimamos. Isaías 53:3

Así ha dicho Jehovah, el Redentor de Israel y el Santo suyo, al de alma menospreciada, al abominado por las naciones, al siervo de los tiranos: "Los reyes lo verán y se levantarán; también los príncipes, y se postrarán, a causa de Jehovah, quien es fiel, y por el Santo de Israel, el cual te escogió." Isaías 49:7

Pero yo soy un gusano y no un hombre, objeto de la afrenta de los hombres y despreciado del pueblo. Salmo 22:6

Entonces les dijo: --Mi alma está muy triste, hasta la muerte. Mateo 26:38

En el mundo estaba, y el mundo fue hecho por medio de él, pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, pero los suyos no le recibieron. Juan 1:10-11

Jesús, tomando a los doce, les dijo: --He aquí subimos a Jerusalén, y se cumplirán todas las cosas que fueron escritas por los profetas acerca del Hijo del Hombre. Porque será entregado a los gentiles, y será escarnecido, injuriado y escupido. Después que le hayan azotado, le matarán; pero al tercer día resucitará. Lucas 18:31-33

Los que me aborrecen sin causa se han aumentado; son más que los cabellos de mi cabeza. Se han fortalecido mis enemigos que me destruyen sin razón. ¡He tenido que devolver lo que no había robado! Salmo 69:4
l que me aborrece, también aborrece a mi Padre. Si yo no hubiese hecho entre ellos obras como ningún otro ha hecho, no tendrían pecado. Y ahora las han visto, y también han aborrecido tanto a mí como a mi Padre. Pero esto sucedió para cumplir la palabra que está escrita en la ley de ellos: Sin causa me aborrecieron. Juan 15:23-25
Reparten entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echan suertes. Salmo 22:18 Después de crucificarle, repartieron sus vestidos, echando suertes, para que se cumpliese lo dicho por el profeta: Partieron entre sí mis vestidos, y sobre mi ropa echaron suertes. Mateo 27:35
Los perros me han rodeado; me ha cercado una pandilla de malhechores, y horadaron mis manos y mis pies. Salmo 22:16

Mirarán al que traspasaron, Zacarías 12:10
Después de crucificarle, .. Y sentados, le guardaban allí.  Mateo 27:35-36

[Tomás] les dijo: --Si yo no veo en sus manos la marca de los clavos, y si no meto mi dedo en la marca de los clavos y si no meto mi mano en su costado, no creeré jamás. Ocho días después sus discípulos estaban adentro otra vez, y Tomás estaba con ellos. Y aunque las puertas estaban cerradas, Jesús entró, se puso en medio y dijo: --¡Paz a vosotros! Luego dijo a Tomás: --Pon tu dedo aquí y mira mis manos; pon acá tu mano y métela en mi costado; y no seas incrédulo sino creyente. Entonces Tomás respondió y le dijo: --¡Señor mío, y Dios mío!
Juan 20:25-28

derramó su vida hasta la muerte y fue contado entre los transgresores, Isaías 53:12 

Entonces crucificaron con él a dos ladrones, uno a la derecha y otro a la izquierda. Mateo 27:38

Mi vigor se ha secado como un tiesto, y mi lengua se ha pegado a mi paladar. Me has puesto en el polvo de la muerte. Salmo 22:15 Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo se había consumado, para que se cumpliera la Escritura, dijo: --Tengo sed. Juan 19:28
Además, me dieron hiel en lugar de alimento, y para mi sed me dieron de beber vinagre. Salmo 69:21 le dieron a beber vinagre mezclado [sacuden] con ajenjo; pero cuando lo probó, no lo quiso beber. Mateo 27:34
Él guardará todos sus huesos; ni uno de ellos será quebrantado. Salmo 34:20 Luego los soldados fueron y quebraron las piernas al primero, y después al otro que había sido crucificado con él. Pero cuando llegaron a Jesús, como le vieron ya muerto, no le quebraron las piernas; pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y salió al instante sangre y agua. Juan 19:32-34

Pero yo soy un gusano y no un hombre, objeto de la afrenta de los hombres y despreciado del pueblo. Todos los que me ven se burlan de mí. Estiran los labios [hacen muecas] y mueven [sacuden] la cabeza diciendo: "En Jehovah confió; que él lo rescate. Que lo libre, ya que de él se agradó." Salmo 22:7-8

Los que pasaban le insultaban, meneando sus cabezas y diciendo: --Tú que derribas el templo y en tres días lo edificas, ¡sálvate a ti mismo, si eres Hijo de Dios, y desciende de la cruz! De igual manera, aun los principales sacerdotes junto con los escribas y los ancianos se burlaban de él, y decían: --A otros salvó; a sí mismo no se puede salvar. ¿Es rey de Israel? ¡Que descienda ahora de la cruz, y creeremos en él! Ha confiado en Dios. Que lo libre ahora si le quiere, porque dijo: "Soy Hijo de Dios." También los ladrones que estaban crucificados con él le injuriaban de la misma manera. Mateo 27:39-44
Mirarán al que traspasaron, Zacarías 12:10 pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza.
Juan 19:34
¡Dios mío, Dios mío! ¿Por qué me has desamparado? ¿Por qué estás tan lejos de mi salvación y de las palabras de mi clamor? Salmo 22:1  Como a la hora novena Jesús exclamó a gran voz diciendo: --¡Elí, Elí! ¿Lama sabactani? --que significa: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?-- Mateo 27:46
Ciertamente él llevó nuestras penas [enfermedades y debilidades] y sufrió nuestros dolores. Nosotros le tuvimos por azotado, como herido por Dios, y afligido. Pero él fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestros pecados. El castigo [necesario] que nos trajo paz fue sobre él, y por sus heridas fuimos nosotros sanados. Isaías 53:4-5 Al atardecer, trajeron a él muchos endemoniados. Con su palabra echó fuera a los espíritus y sanó a todos los enfermos, de modo que se cumpliese lo dicho por medio del profeta Isaías, quien dijo: Él mismo tomó nuestras debilidades y cargó con nuestras enfermedades. Mateo 8:16-17 
Se dispuso con los impíos su sepultura, pero con los ricos estuvo en su muerte. Aunque nunca hizo violencia, ni hubo engaño en su boca, Isaías 53:9 Al atardecer, vino un hombre rico de Arimatea llamado José, quien también había sido discípulo de Jesús. Éste se presentó a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese. José tomó el cuerpo, lo envolvió en una sábana limpia y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña. Luego hizo rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, y se fue.
Mateo 27:57-60
con todo eso, Jehovah quiso quebrantarlo, y le hirió. Isaías 53:10
después de haber azotado a Jesús.  Mat 27:26
le golpearon repetidamente en el rostro. Lucas 22:64

Entonces les dijo: --Mi alma está muy triste, hasta la muerte... Mateo 26:38

Cuando se haya puesto su vida como sacrificio por la culpa, Isaías 53:10

Jehovah cargó en él el pecado de todos nosotros. Isaías 53:6

Al día siguiente, Juan vio a Jesús que venía hacia él y dijo: --¡He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo! Juan 1:29

Entonces uno de ellos, Caifás, que era sumo sacerdote en aquel año, les dijo: --Vosotros no sabéis nada; ni consideráis que os conviene que un solo hombre muera por el pueblo, y no que perezca toda la nación. Pero esto no lo dijo de sí mismo; sino que, como era el sumo sacerdote de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación; Juan 11:49-51
Heriré al pastor, y se dispersarán las ovejas, y volveré mi mano contra los pequeños.
Zacarías 13:7
Todos os escandalizaréis de mí; porque escrito está: Heriré al pastor, y serán dispersadas las ovejas. Pero Pedro le dijo a él: Aunque todos sean escandalizados, yo no. Después de la negación:
Pedro se acordó de la palabra, como Jesús le había dicho: "Antes que cante el gallo dos veces, tú me negarás tres veces." Y pensando en esto, lloraba. Marcos 14:27-72
 
Él nos dará vida después de dos días; al tercer día nos levantará, y viviremos delante de él. Oseas 6:2 No está aquí; más bien, ha resucitado. Acordaos de lo que os habló cuando estaba aún en Galilea, como dijo: "Es necesario que el Hijo del Hombre sea entregado en manos de hombres pecadores, y que sea crucificado y resucite al tercer día." Lucas 24:6-7
Tus muertos volverán a vivir; los cadáveres se levantarán. ¡Despertad y cantad, oh moradores del polvo! Porque tu rocío es como rocío de luces, y la tierra dará a luz a sus fallecidos. Isaías 26:19 Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de hombres santos que habían muerto se levantaron; y salidos de los sepulcros después de la resurrección de él, fueron a la santa ciudad y aparecieron a muchos. Mateo 27:52-53
Subiste a lo alto, tomaste cautivos. Tomaste tributos de los hombres, aun de los rebeldes, para que allí habitase Jehovah Dios. Salmo 68:18 Entonces él los llevó fuera hasta Betania, y alzando sus manos les bendijo. Aconteció que al bendecirlos, se fue de ellos, y era llevado arriba al cielo. Lucas 24:50-51
Dios dijo a mi Señor: "Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos como estrado de tus pies." Salmo 110:1 Quien al ser el resplandor de su gloria y la imagen exacta de su persona, quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, cuando él había preparado una limpieza de pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, Hebreos 1:3
"He aquí yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí. Y luego, repentinamente, vendrá a su templo el Señor a quien buscáis, el mensajero del pacto a quien vosotros deseáis. ¡He aquí que viene!, ha dicho Jehovah de los Ejércitos. Malaquías 3:1 

Juan respondió a todos, diciendo: --Yo, a la verdad, os bautizo en agua. Pero viene el que es más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado. Él os bautizará en el Espíritu Santo y fuego. Su aventador está en su mano para limpiar su era y juntar el trigo en su granero, pero quemará la paja en el fuego que nunca se apagará. Lucas 3:16-17

Al día siguiente, Juan vio a Jesús que venía hacia él y dijo: --¡He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo! Juan 1:29

He aquí yo envío al profeta Elías antes de que venga el día de Jehovah, grande y temible. Malaquías 4:5 Porque todos los Profetas y la Ley profetizaron hasta Juan. Y si lo queréis recibir, él es el Elías que había de venir. Mateo 11:13-14 
Yo declararé el decreto: Jehovah me ha dicho: "Tú eres mi hijo; yo te engendré hoy. Salmo 2:7  Y he aquí, una voz de los cielos decía: "Éste es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia." Mateo 3:17
En tiempos anteriores él humilló la tierra de Zabulón y la tierra de Neftalí; pero en tiempos posteriores traerá gloria a Galilea de los gentiles, camino del mar y el otro lado del Jordán. El pueblo que andaba en tinieblas vio una gran luz. Isaías 9:1-2 Y habiendo dejado Nazaret, fue y habitó en Capernaúm, ciudad junto al mar en la región de Zabulón y Neftalí, [la tierra de Galilea]. Mateo 4:13-16 
[Moisés dijo]: Jehovah tu Dios te levantará un profeta como yo de en medio de ti, de entre tus hermanos. A él escucharéis. Deuteronomio 18:15 Entonces, cuando los hombres vieron la señal que Jesús había hecho, decían: --¡Verdaderamente, éste es el profeta que ha de venir al mundo! Juan 6:14
Fue despreciado y desechado por los hombres,  Isaías 53:3
A lo suyo vino, pero los suyos no le recibieron.
Juan 1:11
Entonces serán abiertos los ojos de los ciegos, y los oídos de los sordos se destaparán. Isaías 35:5

El Espíritu del Señor Jehovah está sobre mí, porque me ha ungido Jehovah. Me ha enviado para anunciar buenas nuevas a los pobres, para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y a los prisioneros [en esclavitud del pecado] apertura de la cárcel, Isaías 61:1
Cuando los hombres vinieron a Jesús, le dijeron: --Juan el Bautista nos ha enviado a ti, diciendo: "¿Eres tú aquel que ha de venir, o esperaremos a otro?" En aquella hora Jesús sanó a muchos de enfermedades, de plagas y de espíritus malos; y a muchos ciegos les dio la vista. Y respondiendo les dijo: --Id y haced saber a Juan lo que habéis visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son hechos limpios, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres se les anuncia el evangelio. Lucas 7:30-22
Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar con la transgresión, para acabar con el pecado, para expiar la iniquidad, para traer la justicia eterna, para sellar la visión y la profecía, y para ungir el lugar santísimo.

Conoce, pues, y entiende que desde la salida de la palabra para restaurar y edificar Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas
[un total de 69 semanas]; y volverá a ser edificada con plaza y muro, pero en tiempos angustiosos. Daniel 9:24-25

69 semanas x 7 días/semana=483 días
(Num 14:33-34, Eze 4:4-6) nos muestra cómo un día es un año.
Daniel profetizó que el tiempo era 483 años.

El año judío tenía 360 días; de modo que al ajustar para nuestros calendarios, calculamos que el tiempo es: 483 años x 360 días/año=173,880 días/365.25 días/año=476 años.

El decreto de Artajerces del año 444 a. C. (465-425 a. C.) en el año 20 de su reino a Nehemías (vea Nehemías 2:1-8) autorizó la reconstrucción del muro. Contamos 443 años antes del nacimiento como los primeros de los 476 años porque no hay año 0; las fechas van del año 1 a. C. al año 1 d. C. Eso deja a la fecha profetizada para que sea alrededor de 476-443=33 d. C. "la venida del Mesías o Príncipe."

Sin embargo, hay un análisis muy convincente de la fecha exacta de la crucifixión de Jesús, la cual une el informe de las escrituras del eclipse solar a las fechas históricas del eclipse lunar: "Sólo hubo un eclipse lunar visible desde Jerusalén en el tiempo de la pascua en el período del año 26 al 36 d. C. Ocurrió el día viernes 3 de abril, del año 33 d. C. La luna salió sobre el horizonte en medio del eclipse y hubiera aparecido progresivamente como si se estuviera 'convirtiendo en sangre' a medida que continuó el eclipse."

Sabemos que el Mesías ha venido y no vendrá miles de años después; y Jesús es obviamente la única figura histórica que podría haber cumplido la profecía.

Seguir esperando al Mesías es etiquetar a Daniel como un falso profeta, quien obviamente fue un verdadero profeta, incluso reconocido por el rey pagano Nabucodonosor.

<<Haga clic aquí para ver la continuación de las profecías>>>>>>

Cómo Jesús cumplió las expectativas judías del Mesías

De acuerdo con las escrituras judías y creencias, el verdadero Mesías debe cumplir con los siguientes requisitos:

Cómo Jesús cumplió las expectativas del Mesías
Ser un hombre judío practicante, descendiente de la casa del rey David Antes que comenzara su ministerio, Jesús era tan respetado como un judío practicante que Él enseñaba de manera regular y leía las escrituras en las reuniones del día de reposo en la sinagoga.

Jesús era descendiente directo de David, tanto por parte de su padre como su madre; José por medio de Salomón (Mateo 1:7-15), heredando así los derechos legales al trono de David, y María por medio del hijo de David, Natán (Lucas 3:23-31), y así su línea llevó la simiente de David, ya que a la línea de Salomón se le había negado el trono debido al pecado de Joaquín.
Ser un ser humano ordinario (en comparación con el Hijo de Dios) Jesús era el Hijo de Dios, quien se humilló a sí mismo para llegar a ser un hombre ordinario y morir en la cruz. Era considerado sólo como el hijo de un carpintero, un hombre ordinario.
Traer paz al mundo Él trae paz a toda persona en el mundo que le acepta y le sigue hasta la cruz, para recibir paz como el fruto del espíritu.
Reunir a todos los judíos en Israel Él reúne a todos los verdaderos judíos, aquellos que tienen un corazón circuncidado, al Israel espiritual y celestial.
Reconstruir el antiguo templo en Jerusalén Él reconstruye el templo en la Nueva Jerusalén, la Jerusalén celestial y espiritual; Jesús y sus santos son el templo, y cada santo es una piedra viviente, cada vencedor del mundo y sus deseos es un pilar en el templo.
Unir a la humanidad en la adoración del Dios judío y la observancia del Torá Ciertamente Él une a los verdaderos creyentes de todas las naciones, particularmente los gentiles, en adoración al Dios judío. El Dios judío es reconocido como Dios por miles de millones sobre todo el mundo.

Jesús predicó la observancia de la ley, incluso fortaleció la ley.

Y así sus verdaderos creyentes, que han crucificado sus deseos y afectos en la cruz interna de la negación propia, observan la ley, aún excediendo la ley al caminar en la ley real de amor: Un hombre que camina en la ley real de amor, es ordenado y vigorizado por Dios, quien le dice qué decir y qué hacer, de manera que todas sus acciones y palabras sean provenientes de una obediencia amante a Dios; verdaderamente un hombre tal ama a Jehová su Dios con todo su corazón, y toda su alma, y todas sus fuerzas. Deut 6:4-5; un hombre así cumple la ley establece la ley, incluso grandemente sobrepasa la ley.


Los judíos condenaron a Jesús porque él admitió que era el Hijo de Dios. Por lo tanto ellos lo mataron porque dijeron que él había violado su ley y blasfemado, pero la verdadera razón era que ellos temían la pérdida de su religión y su nación. Aunque el Nuevo Testamento es claro en que hay un solo Dios, (a pesar del error de la mayoría del cristianismo); y aunque Jesús dijo, "el Padre es mayor que yo", Juan 14:28; y aunque Jesús dijo que él sólo hablaba y hacía lo que Dios le había dicho que hablara e hiciera; y aunque Jesús le dijo a María, "Suéltame, porque aún no he subido al Padre. Pero ve a mis hermanos y diles: 'Yo subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.'" Juan 20:17; los judíos dijeron que Jesús estaba reclamando igualdad con Dios al declarar que él era el Hijo de Dios, y afirmar la igualdad con Dios era blasfemia. Los judíos creían que el Mesías sería sólo un hombre, y ellos actuaban como si nunca hubieran oído acerca del Hijo de Dios, sin embargo sus propias Escrituras, del Antiguo Testamento, las seis a continuación hablan del Hijo:

El libro de Proverbios del Antiguo Testamento dice:

¿Quién ha subido al cielo y ha descendido? ¿Quién reunió los vientos en sus puños? ¿Quién contuvo las aguas en un manto? ¿Quién levantó todos los extremos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si lo sabes? Proverbios 30:4

En el libro de Salmos del Antiguo Testamento, el Rey David habló de manera muy, muy reverente del Hijo, atribuyéndole a él el poder de Dios:

Besad al hijo, no sea que se enoje y perezcáis en el camino; pues se enciende de pronto su ira. ¡Bienaventurados todos los que en él se refugian! Sal 2:12

En el libro de Daniel del Antiguo Testamento, aún el rey pagano de Babilonia, Nabucodonosor, pudo reconocer al hijo de Dios:

Y estos tres hombres, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo.
Entonces el rey Nabucodonosor se alarmó y se levantó apresuradamente. Y habló a sus altos oficiales y dijo: --¿No echamos a tres hombres atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: --Es cierto, oh rey.
Él respondió: --He aquí, yo veo a cuatro hombres sueltos que se pasean en medio del fuego, y no sufren ningún daño. Y el aspecto del cuarto es semejante a un hijo de los dioses. Daniel 3:23-25

Más adelante en el libro de Daniel del Antiguo Testamento, Daniel mismo vio a Jesús venir en las nubes de los cielos: Estaba yo mirando en las visiones de la noche, y he aquí que en las nubes del cielo venía alguien como un Hijo del Hombre. Dan 7:13

Jesús se refirió a sí mismo como el Hijo del Hombre:

Porque el Hijo del Hombre
y entonces recompensará a cada uno conforme a sus obras.
(No solamente una generación en particular.)
Hay algunos que están aquí, que no probarán la muerte hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino. Mat 16:27-8,Mar 8:38,9:1,Luc 9:26-27

Aquellos que no están purificados para ver la venida de Jesús (que aparece en sus corazones) antes de la muerte, lo ven cuando mueren, como todos los pueblos, todas las naciones, todas las generaciones lo hacen.

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá: aun los que le traspasaron. (También los judíos de hace 2.000 años atrás)
Todas las tribus de la tierra harán lamentación por él. ¡Sí, amén! Apoc 1:7
2.000 años atrás, al Sumo Sacerdote de los judíos y a los fariseos presentes en su juicio, Jesús, les dijo..
veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del Poder y viniendo con las nubes del cielo. Mar 14:62

En el libro del Antiguo Testamento original llamado el Libro de la Sabiduría (traducido aquí del inglés) hay una extraordinaria profecía de cómo el Hijo de Dios sería rechazado por los judíos debido a que su propia iniquidad los ha cegado, y ellos no conocieron los secretos de Dios:

Por que los impíos dijeron, razonando consigo mismos, pero no correctamente: "Nuestra vida es corta y tediosa, y en la muerte del hombre no hay remedio; ni tampoco se ha conocido a ningún hombre que haya regresado de la tumba.
Por lo tanto esperemos a la persona justa porque él no está por nosotros; él está en contra de nuestras acciones, nos reprende con transgresiones de la ley, y divulga en contra de nosotros los pecados de nuestra forma de vida.
Él se jacta de que tiene conocimiento de Dios, y se llama a sí mismo hijo de Dios.
Él ha llegado a ser un reprensor de nuestros pensamientos.
Es duro para nosotros aún contemplarlo, ya que su vida no es como la vida de otros hombres, y sus caminos son muy diferentes.
Él nos estima como frívolos, y se abstiene de nuestros caminos como suciedad, y prefiere el fin del justo y la gloria de que él tiene a Dios como su padre.

Veamos entonces si sus palabras son verdaderas, y probemos lo que va a suceder a él, y sabremos cual será su final.
Porque si él es el verdadero hijo de Dios, Dios lo defenderá y lo liberará de las manos de sus enemigos.

Examinémoslo con desprecio y tortura, para que podamos conocer su mansedumbre, y probar su paciencia.
Condenémoslo con una muerte vergonzosa porque por su propia palabra él será respetado."
Tales cosas ellos imaginaron, y fueron engañados porque su propia iniquidad los ha cegado.
Y ellos no conocieron los secretos de Dios, ni esperaron la paga de la justicia, ni estimaron el honor de las almas santas
. Sabiduría 2:12-22

Las acusaciones de los judíos eran infundadas. Sus propias escrituras del Antiguo Testamento testificaban en varios libros acerca de la existencia del Hijo de Dios y del Hijo del Hombre.

VERSÍCULOS SOBRE LA DIVINIDAD DE JESÚS

Dios es luz. Dios es fuego consumidor. Dios es espíritu. En el principio, Jesús salió de la luz, y el espíritu llamado Dios, para llegar a ser la representación visible de Dios como el hijo primogénito (Jesús) de toda la nueva creación, para que toda la plenitud de Dios pueda morar en él, (Jesús) y después por él (Jesús) todas las cosas que están en los cielos y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, dominios, principados o poderes. Todo fue creado por medio de él y para él. Él antecede a todas las cosas, y en él todas las cosas subsisten,... para que en todo él sea preeminente. Él es esencialmente uno con Dios y en la forma de Dios.

Sin embargo, para nosotros hay un solo Dios, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y nosotros vivimos para él; y un solo Señor, Jesucristo, mediante el cual existen todas las cosas, y también nosotros vivimos por medio de él. 1 Cor 8:6
.

Porque hay un solo Dios [el Padre], y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, él mismo [habiendo sido] hombre, 1 Timoteo 2:5

Habiendo hecho la paz mediante la sangre de su [Jesús] cruz, reconciliar por medio de él [Jesús] consigo mismo [el Padre] todas las cosas, tanto sobre la tierra como en los cielos, Col 1:5-20

Todos serán reconciliados con Dios: los pocos que son crucificados, purificados, y perfeccionados mientras están en la tierra con gran recompensa; y los muchos que son purificados en el infierno. "Y por medio de él [Jesús] reconciliar consigo mismo [el Padre] todas las cosas, tanto las cosas en la tierra y las cosas en los cielos, habiendo hecho la paz mediante la sangre de su cruz". Col 1:20

A continuación se muestra un extracto de una carta escrita por George Whitehead, el gran estadista de los primeros cuáqueros, quien interactuó brillantemente con cuatro reyes de Inglaterra en su largo servicio de 71 años como ministro de la Verdad. Esta porción de la carta aborda la Divinidad de Cristo:

Y ahora, estimados amigos, consideremos al único Hijo unigénito de Dios, nuestro bendito Señor Cristo Jesús, y qué confesiones y honor es dado a él en las santas Escrituras, respetando su Deidad eterna y perfecta hombría, y su venida en eso que se manifiesta a su debido tiempo, lo cual yo menciono para limpiar el nombre del pueblo llamado los cuáqueros, de las imputaciones injustas de nuestros adversarios, unas mientras negábamos la divinidad, otras negando la humanidad de Cristo, o ambas cosas, como algunos han hecho; y para prevenir todas las oportunidades de duda o disputas con respecto al mismo asunto, yo los refiero a ustedes y a todos con respecto a las siguientes escrituras:

Isa 7:14. Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo,(A) y llamará su nombre Emanuel. (escrito 750 años antes del nacimiento terrena de Cristo)

Una profecía de Jesucristo, con respecto a su nacimiento virginal, como un hombre niño, y que él era Emanuel, Dios con nosotros, o en nosotros.

Isa 9:6. Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. (escrito 700 años antes del nacimiento terrenal de Cristo)

Una excelente profecía y testimonio de Jesucristo, con respecto a su nacimiento como niño hombre, y su sabiduría divina y deidad, como Dios poderoso, el Padre Eterno, etc.

Mic 5:2, y Mat 1:23, 2:1. Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad. (Miqueas escribió esta profecía 750 años antes del nacimiento terrenal de Cristo)

Mostrando que Cristo existía, como a su Divinidad, antes que él naciera en Belén de Judá.

Juan 1:1-14. En el principio estaba el Verbo, y el Verbo era dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho, pero el mundo no le conoció. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros, (y vimos su gloria, gloria como la del unigénito del Padre,) lleno de gracia y de verdad.

Rom 1:3-4. Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne; que fue declarado Hijo de Dios con poder, según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los muertos: Y Rom 9:5. De quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos.

Por lo tanto, que Jesucristo siendo verdaderamente hombre y el hijo de Dios, y Dios sobre todo, declaró así; primero, respecto a su humanidad, se dice de él: Lucas 2. Y el niño crecía y se fortalecía y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios era sobre él. Y cuando tuvo doce años, le hallaron en el templo sentado en medio de los doctores de la ley, oyéndoles y preguntándoles, y todos los que le oían se maravillaban de su inteligencia y de sus respuestas, Lucas 2:40, 42, 46, 47, y Lucas 2:52. Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. ¡Oh maravilloso niño! ¡Y excelentísimo hombre celestial! Él nos dejó un bendito ejemplo, para poder seguirlo, y para crecer en su gracia y sabiduría, por la la ayuda de su Santo Espíritu y poder.

Consideren también, que por las maravillosas obras y milagros, que Cristo obró sobre la tierra por el poder de Dios, él tenía gran adoración y honor en muchos corazones; y así también sus grandes curas espirituales, por las cuales su luz divina y poder, él ha obrado y realizado en muchas almas en este día: gloria y honor a su nombre para siempre: Vea: Isa 42:6-7, Juan 11:25-26,42-44, Efe 2:1, y Sal 147:7 y Sal 103.

No hay causa para cuestionar a Cristo, el Hijo de Dios, a quien exaltó altamente, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que toda rodilla se doble ante él,... Fil 2:9. Por seguro, Dios poderoso o Dios sobre todo..., es un nombre, sí, un poder divino, sobre todo otro nombre.

Y de aclarar a todos cual sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas. Efe 3:9. Porque en él fueron creadas todas las cosas las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles, Col 1:16. ... Así como Dios creó todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, ... por medio de Jesucristo; esto habla de que él es la eterna Sabiduría, Poder, y Verbo de Dios, Apoc 19:13, Juan 1:3.

También vea Heb 1:1-2: Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos tiempos postreros nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo.

Entonces el Hijo de Dios existía antes que los mundos fueran hechos; con lo cual concuerda Heb 11:3: Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios.

Vea también, Juan 5:21-23. Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo, para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.

¿Como puede alguien honrar al Hijo, si lo consideran sólo un hombre? Juan 17:5. Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese. Estas eran las palabras y el testimonio de Cristo mismo, en su oración hacia el Padre. Vea 1 Juan 5:20. Como [el Dios verdadero y Vida Eterna] es atribuí do al Hijo como también al Padre, — quienes son uno: Juan 10:30. También se observa que los hijos de Israel fueron todos bautizados en Moisés en la nube y en el mar; y todos comieron del mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo. 1 Cor 10:2-4.

Y esto fue mucho antes que Cristo viniera en la carne; Cristo era y es la Roca Eterna, y Fundamento de muchas generaciones, tanto antes como después de su venida en la carne.

Ahora queridos y estimados amigos: Debido a que tanto como, desde que somos un pueblo, hemos creído en Cristo como la Luz verdadera y su venida en la carne, estas Escrituras que son testimonio de él, tanto de su divinidad como de su humanidad, son recitadas más bien en defensa de nuestra fe cristiana y santa profesión, como también en contra de nuestros adversarios que injustamente nos consideran como no cristianos, que para suponer cualquier deficiencia en nuestra parte concerniente a esto. El Señor esté con todos ustedes, y posea sus corazones en su gran amor y sabiduría divina en Cristo Jesús.

Jorge Whitehead

El propósito de este sitio es enseñar cómo llegar a estar
libre de pecado
al beneficiarse del poder de Dios que produce cambio a través de la cruz,
que lleva a la unión con Dios en su reino.

 


Arriba | Quienes Somos | Inicio